La quejantina y cantaleta inducida

Aunque con menos frecuencia, pero todavia demasiado, aún oimos en los diferentes ambitos de la vida ciudadana, la quejantina de la gente (no solo de opositores, convictos y confesos), que si falta harina precocida, la verdad es que la mayoría le llama "pan", que si falta carne a precios regulados, o pollo, o tales galletas, o cafe, o azucar o papel toillet -higienico- y no pocos medicamentos regulados. Los comentarios que siguen a, .."falta esto", son de pelicula, pero de terror. Creo que los Chavistas no comentan nada.

        Con frecuencia vemos aparecer una tipa o tipo, vistiendo y calzando ropas y calzados carisimos, pero con caras desencajadas, como huyendo de un parque jurassico, asustados, viendo su botin: 40 paquetes de papel toillet, 8 paquetes de harina "pan", 6 litros de aceite, 5 pollos, y pare de contar, viendo hacia los lados como si los estan cazando, como un compadre mio cuando hace el amor fugaz, furtivo en las sabanas del llano. Que no lo vea el dueño de la burrita. Cuando llegan a la cola que precede a la cajera, desprotican contra el gobierno con ira, rabia desenfrenada, casi locura, pero en el fondo es para ocultar que esta llevándose abusadoramente, buena parte de lo que le correspondería comprar a otros ciudadanos. A esa o ese disociado, no le importa, si al papel higienico se lo comen las cucarachas de su casa o lo termina utilizando para cualquier otra vaina, diferente a su destino natural, limpiarse los residuos de sus excretas. Tampoco le importa si le salen coquitos a la harina, si se le pone piche el aceite, si se le apelmaza la azucar o se la comen los ratones. No importa, lo necesario es su tranquilidad, cuando ve sus escaparates rebosando de los tales productos "descasos". Ahí esta el orgasmo final.
 
         Mientras tanto los voceros del apocalipsis venezolano se desgañitan dentro y fuera de nuestro Pais, quejándose con dolor histriónico y falso por la crisis que quieren fabricar, o la imagen de una crisis, en la Venezuela Bolivariana. La comparsa de los medios de comunicación a su servicio -y del imperio- lo repiten hasta aterrorizar a buena parte de la población. La respuesta de nuestro gobierno y de las organizaciones politicas que nos apoya, ha sido siempre política, democrática, propio de un País absolutamente libre.
 
         Buena parte de la respuesta nuestra es que se trata de la guerra economica de la derecha facista contra nuestro gobierno y nuestro pueblo, la lucha contra los acaparadores, a los cuales solo se les decomisa la mercancia. Creo que no hay nadie detenido por acaparar. Quizás no es delito punible. Tambien se han importado algunos rubros, para contrarrestar los efectos negativos de este tipo de "guerra". Sin embargo, en las "playas" de los mercados y otros sitios vemos como la economía informal vende esos productos desaparecidos, a precios especulativos y aun yo no he visto a la militancia revolucionaria, los funcionarios de INDEPABIS, los milicianos, los consejos comunales, enfrentando en la calle estos hechos. Será que en vez de enfrentarlos, decomisar la mercancia, investigar el origen de la conducta delictiva, mas bien, compran calladitos? No me atrevo a afirmar nada, solo tengo la duda.
 
          Esta guerra sin duda existe. La oposición está desplegada. Unos más que otros. Pero por supuesto que afecta a toda la población, la perturba, urga perversamente en su pensamiento. Logra convencer por ejemplo que por existir dificultades para conseguir media o una docena de rubros, hay desabastecimiento total. La gente entra a los supermercados y/o abastos donde los anaqueles estan llenos de otros centenares de productos, pero si no está aquel que desapareció la conspiración, es suficiente para desatar la más ácida cantaleta contra el gobierno. Pocos compañeros se dan a la tarea de explicar pedagogica y politicamente lo que realmente ocurre. Y además recordarle que por cosas similares, en ese modo de gobernar que sueña la MUD, y que ya vivimos, los autores de esas felonias eran detenidos, privados de libertad. En este proceso, los invitamos a conversar y a colaborar con el desarrollo del Pais.
 
        Ahora la quejantina y la cantaleta que está de moda son los precios elevados de los productos de cualquier tipo. Tenemos que oir las maldiciones y las infortunadas comparaciones con los precios de otros países. Ayer, un adulto mayor, contemporaneo, claro, me abordó para intentar convencerme que aqui estaban los precios más altos que en muchos paises. Afortunadamente escucho mi respuesta sin interrumpirme. le expliqué que quizás algunos productos estaban mas caros que en otros paises. Otros al mismo precio y algunos, más baratos. Le pregunté, si tenia carro, me respondió que si, una camioneta. Le dije, probablemente Usted llena el tanque de su camioneta con escasos siete bolivares. En esos paises a los que Usted se refiere, llenar el tanque de combustible oscila alrrededor de lo dos mil quinientos bolivares. Al mes según su recorrido, puede gastar de veinte a treinta mil bolivares, cuando aqui, no llega ni a cien.  No cree Usted que la compensación es mayor? Me sorprendió que el señor asintió con la cabeza. Y agregue, no cree Usted, tambien que si hubiese desabastrecimiento real, ocurriría sobre todos los rubros y no sobre aquellos que la gente suele demandar con frecuencia? No cree Usted que ese tipo de desabastecimiento ha sido creado para dañar la imagen de este gobierno? Me respondió: puede ser,...puede ser...pero si es asi, porque el gobierno no se pone los pantalones y ataja a esos malandros, porque la verdad es que si es verdad lo que dice, nos perjudica a todos. El señor pagó y se despidió con amabilidad.
 
         Hay quejantinas y cantaletas. Son producto de la conspiración facista. Pero tambien, en este momento que hay varias escuelas de cuadros, vale pensar que cada Patriota debe ser un cuadro, y que su formación pasa, en primer lugar, por estudiar, aprender e imitar contextualizadamente al creador de esta esperanza Bolivariana: nuestro maestro y lider, Hugo Chavez frias. Tornemos realidad la consigna TODOS SOMOS CHAVEZ!
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2410 veces.



Roger Capella Mateo

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social