Decreto de Guerra a Muerte a la Derecha Venezolana

¿Qué tal si de repente se decidiera ilegalizar a los partidos políticos de la Derecha Venezolana? ¿Qué tal si se ilegalizara a todos los partidos a excepción del PCV, PSUV, y algún otro partido de Izquierda?

Incluso, podría decidirse que a objeto de comprometerse a respetar los resultados que obtengan cada uno de los partidos a lo largo de las futuras elecciones, firmara un acuerdo escrito para respaldar tal acuerdo. Esa firma, ¿Por qué no? Podrían hacerla en la casa de alguno de los directivos de esos partidos.

La finalidad de este compromiso, podría expresarse los siguientes puntos:

(1)Defensa de la constitucionalidad y del derecho a gobernar conforme al resultado electoral.

(2)Gobierno de Unidad Nacional. Esto es, considerar equitativamente a todos los partidos firmantes y otros elementos de la sociedad en la formación del gabinete ejecutivo del partido ganador.

(3)Programa de gobierno mínimo común.

Dada la ilegalización de los partidos de Derecha y de la prohibición de militar en alguno de esos entes, se daría inicio a una escalada de persecución, encarcelamiento y asesinatos de varios de los dirigentes de los mismos, esto seguiría así durante más o menos unos once años más tarde.

Transcurrido esos años se podrían legalizar de nuevo; sin embargo, durante ese tiempo se aseguraría que ninguno de los miembros de esos partidos llegaran al poder bajo ninguna faceta. Incluso se seguirían persiguiendo de manera camuflada. Tal acción podría hacerse porque los medios de comunicación pasarían a estar bajo el control absoluto de la Izquierda.

¿Qué podría pasar durante ese tiempo? Bueno, probablemente los partidos de la Derecha realizarían un Congreso donde decidirían aprobar la lucha armada como medio para acceder al poder. Ocurriría, tal vez, un Maracaibazo primero, unos meses o años después tendríamos un Tachirazo: Rebelión cívico-militar hacia el Gobierno de Izquierda. No obstante, se utilizaría la fuerza pública para contener y aniquilar a los revoltosos. Eso sí, hecho esto, se irían en calidad de exiliados todo dirigente que haya sido apresado o perseguido.

¿Y que tal si, de repente, se logra mantener la hegemonía durante unas cuantas décadas después de la Declaración de Guerra a Muerte a la Derecha?

Bueno, los medios de comunicación serían de la Izquierda, el poder político, el poder económico, el control de las Universidades.. casi todo.

Podría ocurrir que, después de 41 años de hegemonía entre el PSUV y el PCV, de repente llegue al poder un candidato de la Derecha. ¿Qué pasaría? Sencillo, utilizaríamos todo el aparato que hemos controlado durante décadas para acabarlo.

Suena extraño esto, ¿No?. Parece una historia tan absurda y fuera de la realidad. Pero, ¿sabe qué apreciado lector? Esto fue lo que ocurrió en Venezuela desde el año 1958 hasta el año 1999, fecha en que al fin, se acabó con esa “democracia” instaurada por los firmantes del mencionado pacto de puntofijo, donde, a pesar de que el PCV participó muy activamente en el derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez fue excluido de la participación política del País, excluyendo así durante años a la izquierda venezolana. Sin mencionar el hecho de que a muchos dirigentes de izquierda se les persiguió y asesinó.

El pacto de puntofijo, significó en la realidad un Decreto de Guerra a Muerte a la Izquierda Venezolana. Que concluyó, al fin, con la llegada al poder de nuestro Presidente.

En la actualidad, la Derecha utiliza todo el aparato que controlaron durante décadas para debilitar y atacar tan significativo logro histórico. Lo hicieron antes, lo hacen ahora, y lo seguirán haciendo. Así que atentos camaradas, que esta “guerra” es en realidad histórica.

*Ingeniero Civil – 27años.

Gabrielh2@cantv.net

Gabo.hb@gmail.com

hernandezgaj@pdvsa.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2183 veces.



Gabriel Hernández*


Visite el perfil de Gabriel Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: