La bolsita de Plagatox

El objetivo de todo plan de medios es posicionar un producto, un candidato, un evento. O lo que es lo mismo “sembrarlo en la sique del consumidor”. Para ello se vale de las distintas técnicas que conforman el Marketing, o Mercadotecnia traducido al español, que son: Publicidad, Promoción y Relaciones Públicas. Publicidad para masificar la marca; Promoción, para moverlo en grandes centros de concentración masiva de personas, y Relaciones Públicas para mantener la imagen de la Marca o defenderla de los ataques en todos los públicos que la afectan.

Un buen ejemplo de posicionamiento es la marca Plagatox, que se evidencia cuando el consumidor pide un Plagatox convencido totalmente que un Plagatox es un insecticida en forma de espiral. Desconociendo que existe un producto similar llamado, Diana. O lo que es lo mismo un bodeguero le mete un Diana en una bolsita de Plagatox a un cliente y éste nunca se va a dar cuenta de esa guayaqueta.

Son muchos los ejemplos de posicionamiento. Un Toddy para el común de la gente es una bebida achocolatada. Sin embargo hay otra marca, Ovomaltina. Pero usted pide un Toddy y le dan una Oovomaltina y usted jura y perjura que se está tomando un Toddy. Lo mismo pasa cuando el conductor expresa: “Listo. Ya se me echó a perder el crochet de la camioneta. Y resulta que no es el crochet que es el embrague porque Croch es una marca de embrague. Fíjese usted. Macundales se conoce como herramientas. Pero resulta que Macundales es el plural de Mc. Kundal, una marca de aperos.

Posicionar a Radonski como una Marca valiéndose de los elementos que sembraron a Chàvez en la sique y en el corazón del pueblo venezolano es lo que están intentando sus asesores en Marketing Político. Para ello se están valiendo de parte del discurso chavista, de su simbología y de su estilo político. Es decir. Están metiendo un Diana en una bolsita de Plagatox. O lo que es lo mismo están tratando de vender a Radonski con el empaque de Chávez.

De pasodoble los asesores le recomendaron a Radonski que no confrontara a Chávez, que no atacara al chavismo y que dijera que las Misiones son buenas; pero que había que mejorarlas. Asimismo le ordenaron que dijera que no era capitalista sino progresista, de centro izquierda, que su ideología era el “progresismo”. Vaya paquete chileno caballero”.

TINTERO

A decir verdad. A Radonski no le queda otra “internativa” que intentar parecerse a Chávez buscando aceptación en los sectores c,d y e, (territorio libre de escuálidos); porque de lo contrario perdería con mayor margen.

Esto apenas comienza. La Revolución Bolivariana de Venezuela está gateando. Cada día me alegro mucho de ser parte de este proceso de cambios que está experimentando mi país


americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4314 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: