Memorias de un escuálido en decadencia

López

¡Ahora sí se armó la de Dios es Cristo en la MUD! Éramos muchos y parió la Corte Interamericana de los Derechos Humanos un nuevo candidato. Allí está Leopoldo López. Es que los escuálidos  no ganamos una. Este pueblo tiene que ser bien pendejo para votar por esa Plaza López que se recuerda, que se recuerda. Se recuerda que su madre, la señora Mendoza, trabajaba en la Gerencia de Asuntos Públicos y zúas, le regaló un cheque a la Fundación Primero Justicia, y allí estaba López. Después todos vimos a Diosdado Cabello en la Asamblea Nacional presentando una fotocopia del cheque con la firma de Julio Borges, quien se puso tan arrecho que se le fue encima al Presidente de la Asamblea Nacional, o sea a Soto Rojas rojito, y lo apuntó con el dedo y le dijo que el kilo de tomate no se podía comprar ni con el cheque de Pdvsa.

Mejor hubiera sido no haber conocido ese fallo de la Corte, porque la vaina se venía peleando entre Pablo Pérez y Embajada Radonsky. Ya los demás no cuentan. Y ahora está López, que no tiene tamaño para la cantidad de vainas que ha hecho en el país. Fíjense que militó en aquella cosa que se llamó TFP, Tradición, Familia y Propiedad, después participó en el golpe del 11 de abril y le quitó las llaves a los camioneros para que no entraran a Caracas, y salió rumbo al edificio donde estaba Ramón Rodríguez Chacín para sacarlo de allí y decir que “antes los chavista eran bien machos”.  Ismael García es un niño de pecho al lado de López. Es que no ganamos una con estos tipos que tienen encima tanto pasado tramposo.

Y para sorpresa de alguna gente, viene Fracaso Petkoff y sale en defensa de López, y dice que “Venezuela tiene que aceptar el fallo de la Corte porque hay tratados firmados que deben cumplirse”. ¿Ustedes han visto esa vaina? Fracaso Petkoff que debe estar pidiendo disculpas a tantas familias venezolanas por las vainas en que metió a un gentío, ahora pretende dictar cátedra de moral y cívica. Coño, lo mejor que le puede pasar a López es que no lo defienda Fracaso Petkoff. Y lo digo en serio: Fracaso Petkoff vete a las duchas y déjanos salir de esta dictadura. Tus mejores tiempos ya pasaron, Fracaso. Ahora como empleado del Especulador Zuloaga y del Asaltante Mezerhane, pretendes lavar tus culpas.

Y con esta habilitación de López quien está gozando una bola es Ramos Allup, porque él tiene agarrada la mesa por el mango. Y se ríe cuando ve llorar a Ledezma que le dice: “No me dejes solo”. Y más allá Pablo Pérez no sabe qué hacer y mucho menos ahora en esta plaza López que se recuerda.

  • Ódiame por piedad, yo te lo pido.- Me canta Margot
  • robertomalaver@gmail.com
  • @robertomalaver


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3828 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: