María Corina se destapa como candidata

Ayer fui gratamente sorprendido por una fotografía de prensa de la diputada María Corina Machado, quien, desde la población de Sabaneta, aparece vestida con bluyín y sosteniendo un cartelón que indica: “En 546 días nacerá la fuerza para la transformación de Venezuela”.

Como es sabido, soy admirador de la señorita Machado. El calificativo de señorita lo empleo al estilo Hollywood, donde, sin importar cuántos matrimonios o divorcios haya tenido una estrella, la denominan señorita para mantener intacto su atractivo ante miles o millones de fans que la ven como un ícono.

A quien pretenda cuestionar mi celo revolucionario le advierto que la admiración por la Machado no es ideológica y sigo apoyando a Chávez al grito de ¡Patria socialista o muerte!

Se trata mas bien de una cuestión vocacional. Con los años he descubierto que tengo preferencia por el periodismo de farándula, el cual nunca logré ejercer debido a mis nexos con la política. En el caso de La Machado se combinan perfectamente ambos factores, lo que me permite dedicarme a reseñar sus andanzas como presunta (e ideal) candidata presidencial de la MUD, el jet-set y otros sectores integrantes del Polo Contario.

Dicho esto debo añadir que estoy tan intrigado como el resto de los lectores de prensa con el anuncio de los 546 (que hoy serán 545) días faltantes para que nazca la mentada fuerza transformadora. Solo espero que la posible candidata presidencial no se empate en una de anunciar cuántos días quedan para que el mundo se transforme en cenizas debido al juicio final o algo parecido.

Lo que sí sé es que María Corina (así la llamo pues me tuiteo con ella), se hundió hasta los hombros en la propia Sabaneta, seguramente dotada de una colchoneta para pasar la noche en descampado, experimentando sensaciones de la Venezuela ardiente y del tambor, aunque desvarío, pues eso lo dicen de Barlovento.

A decir verdad no tengo la mínima idea de lo que fue a hacer por aquellos lados, como no haya sido roncarle en la cueva a la familia del que les conté. En ese caso es mejor que no cometa barbaridades, pues ella no es Doña Bárbara, ni le conviene serlo.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2444 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor