Con mi malestar no te metas

Como era perfectamente predecible, los tuiteros y feisbukeros venezolanos se apresuraron a rechazar las cifras publicadas por la empresa Gallup, que figura entre las encuestadoras más antiguas y afamadas del planeta, cuando ésta reveló los resultados de su último sondeo de opinión realizado simultáneamente en 124 países.

La incredulidad de los usuarios de las redes sociales vía Internet se debía al hecho de que Venezuela, o sea, la República Bolivariana que se encamina por el sendero del socialismo del siglo XXI , la de la Misión Negra Hipólita y las milicias revolucionarias, aparece de tú a tú, empatada en el quinto lugar con Finlandia, ligeramente por debajo de Australia y un pelín más arriba de Israel y de los Países Bajos.

Por simple lógica, eso no puede ser.

La mentada encuesta coloca a Venezuela en el sitial más alto con respecto a todas las naciones no industrializadas, subdesarrolladas, o tercermundistas, como se las suele llamar para distinguirlas de los países del primer mundo, los del G-12, la OTAN y de los anfitriones del Foro Económico Mundial de Davos, un simpático pueblo suizo adonde invitan al gobernante de algún país pobre para apreciar personalmente la magnitud de su incapacidad.

Para entender la encuesta, ésta no mide la riqueza aparente de una nación, su PIB, la balanza de pagos, la inflación o la deuda externa. Se trata de algo más diabólico, pues le consultan directamente a la gente (no a los economistas ni la las bolsas de valores) cómo se sienten.

Los encuestados deben indicar su nivel de vida respondiendo si se encuentran: prosperando, luchando o sufriendo. Las personas que se consideraron en posiciones de bienestar, se ubicaron en una tasa igual o superior a 7, en una escala del 0 al 10.

Solo en 19 países la mayoría de los ciudadanos se consideran en vías de prosperar. Los venezolanos, por cierto, le llevan 5 puntos a los estadounidenses, quienes figuran en el puesto 12 con un 59%.

Como es natural, los partidos de oposición y los medios de comunicación del sector privado advierten que no es que las cosas sean mejores en Venezuela, solo que una mayoría de ilusos cree que vamos bien.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1979 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor