La Verdad de Misión Cultura

Nota de la redacción de Aporrea:

Ver réplicas a este artículo
Vea también la Declaración de Aporrea en relación a “denuncias” irresponsables relacionada a la publicación de este artículo

El 16-2-07 aparece en el diario Ultimas Noticias (Pág. 99) un remitido público de los estudiantes de la Misión Cultura al presidente Hugo Chávez, donde enumeran una serie de irregularidades que los afectan en la citada Misión. Sin embargo el cuento es mucho más largo. Esa Misión nace porque el mismo presidente le solicita al Ministro Farruco Sesto una política agresiva de masificación de la cultura en Venezuela. El ministro no sabe como hacerlo y consulta sus amigos. El doctor Héctor Soto vice-rector de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez para ese momento le ofrece un modelo que combina la educación con la cultura popular lo cual permitiría formar 20.000 activadores culturales en tres años como licenciados en Educación mención Desarrollo Cultural, cuyo titulo sería avalado por dicha universidad. Se propone entonces un convenio marco entre el Ministerio de la cultura vía CONAC y la citada universidad. El Ministerio deposita un fideicomiso inicial de 14 millardos de bolívares para iniciar las actividades. Pero las intenciones del señor Soto no eran tan santas como se vio más adelante, lo primero que hace es colocar sus familiares, amigos y subalternos mas allegados para dirigir la Misión. En los puestos de mayor responsabilidad el doctor Soto coloca a su esposa Blanca y a su hermana Alida. Como coordinadora académica se trae a su mano derecha en Universidad Simón Rodríguez Antonieta Destefano vinculada a TV Caricuao, quien realiza la primera operación sospechosa otorgando un contrato sin licitación a la estación dirigida por su hermana María Destefano para cubrir las actividades audiovisuales de la Misión. Se comenta que una empresa vinculada a la familia Soto es contratada para llevar los registros informáticos de la Misión, trabajo que también habían hecho previamente en la Universidad Simón Rodríguez. Para no dejar cabo sueltos el Doctor Soto crea en el organigrama de la Misión una Unidad denominada “Contraloría Social”, que esta conformada por un representante en cada Estado del país pagados por la misma Misión Cultura es decir que el controlado le paga al contralor para que lo controle. Soto pone al frente de esta instancia a un incondicional suyo en la Universidad Rodríguez llamado Pedro Rodríguez y los dota de modernas camionetas encargándolos de viajar por el país con jugosos gastos y viáticos pagados, así cualquiera ejerce la contraloría social.

Para lograr alcanzar la data propuesta, la Misión se ve en la obligación de contactar e incorporar como profesores a educadores y activistas culturales de trayectoria, contratándolos directamente o solicitándolos en comisión de servicios en instituciones públicas, cuando algunos de estos se dan cuentas de las cosas poco claras por decirlo menos que ocurren en la Misión son despedidos, iniciándose inmediatamente una campaña de persecución y desprestigio de los mismos.

En la Misión siguen ocurriendo cosas extrañas como las pérdidas de costosos equipos de informática de los depósitos de la Misión en Caracas. Ocurre un atraco en la caja de la oficina central en Caracas donde se llevan una cantidad gruesa de dinero incluidos dólares que no se sabe a ciencia cierta porque estaban allí. Lo más curioso del caso es que una funcionaria en cumplimiento de su deber que notificó a la Policía científica el caso fue despedida de su cargo. La Misión ocultó el hecho para que no trascendiera a la opinión pública.

A todas estas mientras se mantenía el discurso populista de la misión, el doctor Soto y sus colaboradores cercanos la utilizaban para subir la escalera política el Doctor Soto fue nombrado vice-ministro de Desarrollo Cultural y su mano derecha Antonieta Destefano puso a los estudiantes de la misión a recoger firmas para ser integrada en el comité que escogió los rectores del Consejo Nacional Electoral objetivo que finalmente logró.

Para el año 2006 la Misión Cultura se convirtió en una fundación de Estado integrada por el entorno del Doctor Soto sin consultar al resto de los integrantes de la misma. Esto fue logrado gracias a que el citado personaje, para ese momento había escalado al vice-ministerio de la presidencia de la Republica (donde fungía como ministro la hermana del ahora vice-presidente Jorge Rodríguez), de donde fue despedido poco después en una situación que aún no está clara.

El doctor Soto regresó donde su amigo el Ministro Farruco Sesto en el Ministerio de la Cultura donde funge como el poder detrás del trono y allí se ha dedicado a perseguir a los trabajadores culturales y a botar a muchos de ellos sobre todo los que conocen sus desmanes. Se corren rumores que el omnímodo poder del doctor Soto le viene de sus relaciones de amistad con la familia del actual vice-presidente de la república.

Lo cierto es que después de dos años de actividad académica la Misión Cultura es el fraude más grande de este gobierno en el plano educativo, se han invertido en ella decenas de miles de millardos y aún no se sabe realmente quien está inscrito en la Universidad Simón Rodríguez, para tratar de esconder el fracaso los directivos de la Misión tratan de crear un grupo paralelo inscribiendo funcionarios públicos que están en altos cargos pero no son licenciados para graduarlos en tiempo record, al más puro estilo de la criticada Blanca Ibáñez. La idea es poder presentar una lista de graduados donde aparezcan personalidades y políticos conocidos para meterle la cabra al presidente Chávez. Esta situación es la que ha enfurecido a los estudiantes originalmente inscritos y por eso acudieron al presidente de la República en el citado documento público. Como se especula de las relaciones existentes entre el señor Héctor Soto y el vice-presidente de la república señor Jorge Rodríguez, consideramos que este debería ordenar la investigación respectiva y es posible que allí encuentre un guiso superior a las famosas lagunas camaroneras que descubrió en Tucupita.

cesarmarquezvallejo@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 17267 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter