El parto humanizado como garantía de protección social de los niñ@s y adolescentes y de igualdad de genero para la mujer (II)

Retomando el tema planteado en el artículo anterior, en esta oportunidad profundizaremos el contenido del mismo partiendo del análisis del Plan Nacional de los Derechos Humanos (2016-2019), a los fines de ubicar en contexto la relación existente entre los objetivos del Milenio establecidos por la Organización para las Naciones Unidas (ONU) y el referido plan, para lo cual, a continuación pasamos a mencionarlos sin entrar en detalle, por cuanto eso implicaría desvirtuar el propósito del presente artículo, y no es la intención que se busca. Sin embargo, en otra oportunidad trataremos el referido plan en detalle con miras a propiciar en un sentido amplio su comprensión por parte de los lectores. En este sentido, podemos indicar que nuestro Plan de Derechos Humanos, se enmarca dentro de cinco (05) ejes, entre los cuales destacan: 1) Construcción de una cultura emancipadora de los derechos humanos, 2) Fortalecimiento de la institucionalidad para la garantía de los derechos humanos, 3) Participación protagónica del pueblo para el disfrute pleno de los derechos humanos, 4) Relación con los sistemas y organismos internacionales de derechos humanos, desde una visión transformadora y 5) Profundización del enfoque de derechos humanos en la legislación, la política y la acción del Estado Venezolano.

Ahora bien, cuando pretendemos efectuar un análisis del PARTO HUMANIZADO COMO GARANTÍA DE PROTECCIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES (NNA) Y DE IGUALDAD DE GENERO PARA LA MUJER VENEZOLANA, debemos considerar de manera holística la mayor cantidad de variables que ejercen influencia en el entorno sobre el objeto de estudio, y de manera muy particular sobre este tema pasar a considerar con especial atención el tema económico por cuanto en la actualidad, a raíz de las sanciones impuestas por parte del imperialismo norteamericano en un escenario de guerra económica que cada día más se agrava, a la par de los grandes errores estratégicos cometidos por la alta dirigencia nacional, que no supo aprovechar las oportunidades de negocios durante el ingreso a MERCOSUR, ni supieron en su momento impulsar la moneda SUCRE como mecanismo de intercambio regional; asimismo prestaron poca atención a la producción nacional para satisfacer el consumo interno de nuestra población en áreas tan vitales para el desarrollo como la Agricultura y Ganadería, sin contar con los altos niveles de corrupción y falta de control de los procesos productivos.

No podemos dejar de la lado este aspecto por cuanto el mismo incide de manera directa sobre el poder adquisitivo de los (as) Venezolanoas(as) y al considerar el PARTO HUMANIZADO COMO GARANTÍA, notamos con preocupación que esta acción gubernamental corra el riesgo que en el corto y mediano plazo no cumpla con el objetivo planteado en términos cualitativos en esta bellísima acción gubernamental (la cual, compartimos abiertamente y de manera comprometida por considerarla reinvindicatoria de la igualdad de género a la par de fomentar la maternidad en un sentido socioafectivo, por cuanto alimenta de manera significativa la relación entre la Madre y su cria y busca controlar la eliminación de cualquier forma de agresión o maltrato que atente contra el bienestar de la mujer embarazada y por ende del feto en formación); pero que al no poder garantizarle el acceso a una alimentación balanceada a las mujeres embarazadas, podría estarse comprometiendo la salud y el bienestar del feto, generando a su vez en el período posterior a su nacimiento, la presencia de un problema mucho mayor, como lo es el caso, de contar con una generación de relevo dentro de algunas décadas, que a falta de nutrientes durante el embarazo de su madre, podrían estar presentando cuadros generalizados de patologías asociadas a estas deficiencias alimentarias durante esa fase. Razón por la cual, hemos querido traerlo a colación por considerarlo una arista importante para comprender aspectos vinculados a este tema., que tendrán un impacto importante en el tiempo próximo presente.

Ante esta situación nos planteamos una serie de interrogantes, con miras a fomentar y orientar el centro del debate público, a la par de brindar una serie de recomendaciones previamente socializadas con profesionales de diferentes áreas, que desinteresadamente aportan elementos necesarios para que desde la AUTOCRÍTICA REVOLUCIONARIA, sirvan como un pequeño pero significativo aporte para mejorar cada día más el sentido humanística del plan PARTO HUMANIZADO COMO GARANTÍA DE PROTECCIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES (NNA) Y DE IGUALDAD DE GENERO PARA LA MUJER VENEZOLANA, según se especifican a continuación:

  • ¿El plan de Parto Humanizado como política pública, tiene un periodo de culminación que se limita al nacimiento del bebe o busca proyectarse en el tiempo como una estrategia permanente para el BUEN VIVIR de nuestra población?.

  • ¿De ser afirmativa la respuesta a la pregunta anterior, como se vincula el PARTO HUMANIZADO a otras políticas públicas relacionadas con el BUEN VIVIR y a cual de ellas de manera específica?.

  • ¿Se han planteado estrategias para garantizar la alimentación balanceada de las madres embarazadas que participan en el plan PARTO HUMANIZADO durante el embarazo y después del mismo?

  • ¿Cual es la prioridad que representa el plan PARTO HUMANIZADO, ante los escenarios de extrema contracción económica?.

  • ¿Se pueden alcanzar los objetivos planteados en el plan de PARTO HUMANIZADO, aún en los actuales escenarios de contracción económicas que vive la República Bolivariana de Venezuela?.

Considerando la diversidad de opiniones por parte de expertos en materia económica, traeremos a colación para efectos de nuestro análisis extracto de una entrevista un profesor del IESA durante su participación este domingo 04-08-2019, en programa DIALOGO CON...conducido por Carlos Croes, donde enfatiza "La necesidad de la aplicación de un plan macro de asistencia económica por parte de organismos multilaterales internacionales que incentiven una recuperación económica en los próximos años del un nuevo gobierno, donde nuevos actores políticos y FMI proyecta -35% lo cual, es un escenario nunca jamás visto y la CEPAL proyecta una contracción de -23%. En este sentido, recalca el referido economista que jamás en la historia contemporánea de nuestra región, ningún país había experimentado un índice porcentual de un nivel tan negativo para su economía"

Considerando los escenarios macroeconómicos desde la perspectiva neoliberal indican que la contracción económica del mercado nacional, oscilará entre un -23% (CEPAL) a un -45%(FMI), lo cual, representa un futuro nada alentador para nuestra economía en el venidero 2020. Adicionalmente con la última devaluación de la moneda nacional, evidenciada con el aumento de la divisa norteamericana a un valor de los 13.000,BS, notamos que el salario mínimo bajo de 6 a 3 dolares mensuales, mientras que en los países vecinos, un trabajador promedio gana un mínimo promedio de 400 a 500 dolares americanos. Esta situación pone contra la pared a la economía nacional, cada vez más dependiente del valor del precio internacional del petróleo, un petróleo que lamentablemente es más difícil producir.

Ante esta situación por otra parte, vemos como cada día el gobierno nacional, amplia una serie de decisiones que a nivel estratégico buscan apalear la pérdida del poder adquisitivo de la clase trabajadora y de las familias más humildes, resaltando en el caso particular la llegada al hito de construcción de mas de 2.500.000 soluciones habitaciones en todo el territorio nacional, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, sobrepasando el histórico del sector construcción de todo el período de los gobiernos Adeco-Copeyanos, representantes de la IV República. Esto sin duda, influye significativamente en la condición humana de muchas mujeres embarazadas que acceden a una vivienda digna gracias a la Revolución Bolivariana. De allí la relación entre el plan de PARTO HUMANIZADO COMO GARANTIA, y otras políticas públicas que de manera indirecta inciden significativamente en el nivel y la calidad de vida de nuestra población femenina y por ende de sus hijos. Sin duda vamos en el rumbo acertado, pero es preciso reconocer que la planificación pública, debe dar un salto cualitativo para obtener mayores beneficios, mayores niveles de eficacia en la administración pública y mayores garantías satisfechas ante las demandas de la población venezolana.

Asimismo, desde el punto de vista de las relaciones internacionales surgen eventos que ponen nuevamente a nuestra República, en el ojo del huracán por cuanto con la reciente advertencia imperial del presidente gringo TRUMP, de una posible CUARENTENA,con la cual se estaría bloqueando nuestros puertos principales para evitar la salida o entrada de productos, alimentos y medicinas, que pone en riesgo la integridad física y psicológica de la población venezolana, y que fue oportunamente denunciada por ante el Consejo de los Derechos Humanos de las Organización de las Naciones Unidas (ONU), por considerarse desde el punto de vista del derecho internacional público un delito de LESA HUMANIDAD, que pondría en riesgo el plan de EL PARTO HUMANIZADO COMO GARANTÍA DE PROTECCIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES (NNA) Y DE IGUALDAD DE GENERO PARA LA MUJER VENEZOLANA. Por ello, la importancia de definir estrategias de emergencia, para dotar de la fortaleza necesaria para continuar desarrollando efectivamente esta política pública, de manera integral y de allí la necesidad de integrar a la Milicia Nacional Bolivariana y al Poder Popular en la ejecución de dichos planes; dada la significación de garantizar dentro del enfoque de doctrina de protección integral y de igualdad de género, las condiciones materiales y espirituales para tener una generación futura con la salud mental necesaria para aportar fuerza de trabajo y felicidad en pro del desarrollo nacional del pueblo venezolano. Apostamos en todo momento a una salida democrática, pero estamos plenamente conscientes en cuanto a garantizar la defensa integral de la nación y de toda su población, por cualquier medio que sea necesario y al cual estamos dispuestos a recurrir si las condiciones o circunstancias nos obligan.

Para concluir, queremos significar que el propósito de esta serie de artículos en los cuales hemos abordado EL PARTO HUMANIZADO COMO GARANTÍA DE PROTECCIÓN SOCIAL DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES (NNA) Y DE IGUALDAD DE GENERO PARA LA MUJER VENEZOLANA, con la finalidad de fomentar el debate público sobre estos temas que a nuestro entender, precisan someterse a contraloría social por cuanto se relacionan con la vida cotidiana de la población, en este caso mujeres embarazadas y sus futuros hijos, próximos sujetos de derecho dentro del contexto de la doctrina y por ello, la necesidad de aportar elementos para tal fin. En este sentido, respetuosamente considero la necesidad de iniciar una campaña de discusión y debate en el ámbito del sector salud y del Partido Revolucionario, para que desde la perspectiva de los profesionales de esta área se mejoren los procedimientos y protocoles de atención y/o intervención, por cuanto presuntamente en la actualidad se desarrollan en muchos espacios de los centros de salud el plan de desarrollo de PARTO HUMANIZADO, pero sin la debida información o directrices necesarias para darle el valor agregado que permita en tiempo de austeridad elevar la eficacia del mismo. Situación que dispersa el esfuerzo institucional para el desarrollo del mismo; no por poca disposición sino por falta de conocimiento de la información asociada al referido plan.¡CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE!.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 455 veces.



Germán Jesús Subero Marín

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /misiones/a281433.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO