Cuba en la salud solidaria planetaria

Medicina pública y la transición

Hace unos años fui a visitar a un amigo, en el hospital Simón Bolívar, en la ciudad de Mariara en el Estado Carabobo.  Había sufrido un grave accidente en moto, pero antes estuvo en una importante clínica de Valencia, donde una vez agotado el seguro privado, gentilmente fue invitado a irse a otro lugar.

En el hospital público fue atendido, durante un tiempo  en una excelente sala, climatizada, hasta el logro de mayor recuperación. En estos últimos tiempos he ido nuevamente dos veces al citado hospital, en este caso como paciente, y he observado no solamente la diligencia y experticia médica, sino que además de los exámenes de laboratorio  a los pacientes le suministran los fármacos. Pero también  me impresionó la cantidad de especialidades  y la numerosa población atendida.

Lo que nadie le puede negar  a Hugo Chávez, es su sensibilidad social, y su capacidad para aprender e informarse. Cuando llega a la presidencia de la República, convencido de llevar a cabo la idea Bolivariana  expresada por El Libertador en el Congreso de Angostura, el 15 de febrero de 1819 : “ El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de felicidad social y mayor suma de estabilidad política”; se consigue ante la trágica realidad de un país saqueado, con el tesoro público en bancarrota y al nivel del piso el precio del barril petrolero.

Como Sodoma y Gomorra, en algún momento creo haberle oído a Chávez calificar la situación venezolana,y  no se quedó en el discurso y emprendió una verdadera obra de recuperación nacional, entre otras se ocupó de la salud pública, a tales efectos acudió a quien tenía que acudir , y fue a ese pequeño país caribeño,(cocodrilo verde) pero gigante en la solidaridad, y además con reconocimiento internacional en el campo de la medicina. De allí surgió la Misión Barrio Adentro, y empezamos a ver a las médicas y  médicos cubanos y especialistas en salud en general  en nuestras ciudades, pueblos y caserios.

Para la gloria de la salud y de la humanidad, en 1833. Nace en la Provincia de Camagüey,  Carlos Juan Finlay, tres años  habían pasado de la muerte de Simón Bolívar ; Cuba continuaba siendo colonia de España.  Varias décadas después José Martí andaba en sus afanes libertarios, y otros recorrian  los caminos de la ciencia, como Finlay. A este notable científico cubano se le debe el descubrimiento del mosquito Aedes Aegypti, como el causante de la Fiebre amarilla. Gracias a este aporte científico pudo una comisión   médica cubana actuar en Panamá y fue posible siguiendo las intruciones de Finlay, controlar al mosquito que diezmaba a los trabajadores constructores del canal interoceánico.

Según Cuba-Debate, en el 2014, más de 2800, nuevos profesionales de la salud,  egresaron de la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana, de ellas más de 1000, procedían de 27 naciones.

Cuba mantiene misiones médicas en numerosos países, y atiende con frecuencia  emergencias   epidémicas  en cualquier lugar del planeta. En Venezuela, ha contribuído  a la creación de Escuelas de Medicina en diversos lugares del territorio.

Actualmente hay una oferta opositora de un nuevo gobierno que llaman de “ Transición”. Estos sectores venezolanos en clara connivencia con  el gobierno de los EE:UU y sus aliados europeos, están acudiendo a variadas formas de conspiración, bien asesorados, y mejor  asistidos para derrocar la experiencia constitucional revolucionaria. Esto va a significar en el supuesto caso que el asedio a la República tenga éxito :el cese de las Misiones, y una tragedia social.

La sola amenaza de la pérdida de la Soberanía  Nacional convocaría  al combate, pero es que el asunto va más allá, se trata del riesgo de la degradación de la nación en términos integrales. Hay suficientes  experiencias históricas viejas y recientes. foráneas y nacionales que confirman nuestras angustias.

Posiblemente nos están poniendo en una situación de  “  jugarnos a Rosalinda” , pero en este caso es  la  Patria venezolana: Pero es necesario decir, pues parece que a veces se olvida, que así como hay amplias experiencias de dominación de pueblos, también hay  abundantes ejemplos de resistencias heroícas.En nuestra América Cuba tiene décadas, recibiendo todo tipo de agresiones, invasiones, terrorismo, bloqueo,  sobornos, espionaje , guerras bacteriológicas, intenso ataque mediárico, derrumbe de aliados, y ahí está: enhiesta, alta la bandera del honor y la solidaridad.

Muchos venezolanos no tenemos ningún interés en demostrar nuestro valor en la resistencia y en los combates,  pues preferimos y queremos la paz, trabajar,estudiar,leer, andar con nuestras familias, amar, crecer y caminar con nuestro pueblo; sin embargo, no rehuiremos de nuestras obligaciones; además estamos firmemente persuadidos  que los héroes y los líderes saldrán a torrentes en los tiempos de definiciones.  La historia venezolana es rica en ejemplos  al igual que la Universal.

“La clemencia con el malvado es un castigo del bueno; y si es una virtud la indulgencia, lo es, ciertamente, cuando es ejercida por un particular, pero no por un gobierno” (1)

“Yo quiero vivir libre y morir ciudadano” (2)

LA REVOLUCION ES CULTURAL

(1).-Bolívar, Simón/ Carta a Hipòlito Unanue. La Plata (Bolivia), 25 de noviembre de 1825.

(2).-Bolívar, Simón/Carta a Francisco de Paula Santander.Lima, 20 de diciembre de 1824

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1372 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /misiones/a203587.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO