¡Por Dios sáquenla de escena!

Definitivamente en este país hay que ser más severos y no permitir que desde los medios de comunicación social personas, que se dicen venezolanas, pero que muestran profundo desprecio hacia nuestras raíces culturales y étnicas, asuman la defensa de potencias extranjeras por encima de los intereses nacionales, promuevan el odio, clamen por la guerra y la desintegración latinoamericana con la más absoluta impunidad.

Y es que a las expropiaciones tienen que seguir las expatriaciones. No es posible y me refiero al caso de una señora que se presenta en un canal de tv privado como internacionalista, me refiero a Beatriz de Majo, cuyo rostro y verbo nauseabundo he debido sufrir a través de la pantalla televisiva en el interés de seguir el enfoque que los medios audiovisuales privados hacen de los diferentes temas en el ámbito de este proceso de cambios y transformaciones políticas, sociales, económicas que vive Venezuela, use ese espacio tan valioso para manipular el escenario internacional y ponerlo siempre a favor de los gobiernos mafiosos que amenazan a nuestros pueblos.

Sin lugar a dudas la “especialista en temas internacionales” es experta en tergiversar todo acontecimiento para hacer que los malos de la película sean siempre el presidente Chávez, el presidente Evo Morales, Fidel y Raúl Castro, Crisitina Kisnher, Rafael Correa, es decir los líderes que luchan por la integración latinoamericana y reclaman justicia y libertad. Los que ella muestra como buenos son los tiranos que invaden, masacran y tratan de someter a los pueblos soberanos por la fuerza, los que promueven las guerras y los golpes de Estados, los nazis, los pro apartheid porque hay que ver que esta señora no esconde su menosprecio hacia lo mestizo o adhesión a la segregación racial, sino pregúntenle a Coquito que fue la primera victima de su discriminación hacia las personas de color. Resulta atorrante su manera de mostrarle a todos que es un ser superior porque por sus venas corre sangre europea porque lo americano representa en su concepción la inferioridad.

Su más reciente desfachatez fue el análisis que se le ocurrió hacer del inconveniente surgido entre Argentina-Inglaterra, donde esta última intenta apropiarse de territorio gaucho. La “internacionalista” no vacila en defender la posición inglesa, crítica al presidente Chávez por salir en defensa y solidaridad del pueblo argentino; llega hasta decir que esto no es un asunto de Venezuela, y pregunta porque el presidente tiene que entrometerse, como si todos los venezolanos nos pensáramos europeos como ella. Si todos los criollos que apoyaron la guerra de independencia hubiesen pensado así todavía fuéramos una colonia de España; gracias a Dios hoy somos muchos los venezolanos que pensamos diferente. La Majo se comporta como la más ferviente súbdita de la reina de Inglaterra y sale en su defensa ante los “supuestos ataques que le hiciera el presidente Chávez”. Ahí es donde uno se pregunta porque no toma sus maletas y se va a vivir a suelo Británico.


mango254@cantv. net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3213 veces.



María A. González


Visite el perfil de María Angélica González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Angélica González

María Angélica González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a96648.htmlCd0NV CAC = Y co = US