¿Guerra pacifica o exceso de ingenuidad?

“El gobierno debe declarar la emergencia laboral en la administración pública, para poderse deslastrar de las escorias parasitarias de la cuarta (IV) república que hay en las instituciones del estado”

Algo parecido a eso, nos decía hace apenas unos dos años atrás, el camarada ALBERTO NOLIA y yo no sé ¿porque aun no se ha tomado en cuenta esta propuesta? Si esta buenísima. ¡Ah! Bueno resulta que con el grandísimo cuento del artículo # 87 de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela que textualmente reza lo siguiente:

(…) “Artículo 87. Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de que toda persona puede obtener ocupación productiva, que le proporcione una existencia digna y decorosa y le garantice el pleno ejercicio de este derecho. Es fin del Estado fomentar el empleo. La ley adoptará medidas tendentes a garantizar el ejercicio de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras no dependientes. La libertad de trabajo no será sometida a otras restricciones que las que la ley establezca.

Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores y trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. El Estado adoptará medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de estas condiciones” (…)

Y con el bendito cuento de “La Declaración Universal de los Derechos Humanos” unas normas que solo acatamos los países cuasi estúpidos y cuasi guebones, a nuestro proceso político lo encajonaron y lo maniataron DE PIE Y MANOS para que nuestro presidente no tuviera mucho radio de acción, es decir, que aparte de pacifico nuestro PROCESO POLITICO DE CAMBIOS PROFUNDOS, también nos tuviésemos que calar la corrosiva y peligrosa tesis de la implosión debido a la permanencia dentro de los organismos del estados a las personas que no comparten nuestra ideología, pero que por motivo de PENDEJERISMO revolucionarios debemos dejarlos en sus cargos haciendo el daño que hasta el días miércoles les han echado al gobierno revolucionario de HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, cuando nuestro comandante se vio en la necesidad de destituir a uno de sus ministros, por razones de ética; me pregunto yo

¿Sería culpa del ministro la situación planteada con el problema del racionamiento de la energía eléctrica?

Coño yo se que las comparación que voy a hacer va a sonar, pedante, ignominiosa, contrarrevolucionaria y bien cochina, pero no me jodan, yo creo y estoy convencido de esa vaina que; los ministros, directores de institutos, gerentes y presidentes de esas instituciones; al ser nombrados en sus cargos y al llegar a ejercerlo deberían hacer lo que hizo Antonio el “Vámpiro” Ledezma, en la ALCALDIA MAYOR cuando llego a administrarla, porque nadie, absolutamente nadie en esta vida pude sobre vivir, conviviendo con el enemigo y mucho menos si ese enemigo, esta mucho mas armado que nosotros.

Yo se que por este escrito, al igual que por otros muchos que he hecho en estos tiempos, me voy a ganar unos cuantos sermones, pero, como siempre lo he manifestado y lo seguiré manifestando prefiero un millón de veces que me condenen por decir lo que pienso a que me crucifique sin decir mis verdades. En estos día lo he venido diciendo y lo sostengo, la OPOSICION no estás jugando a la democracia, desde hace rato vienen jugando a la GUERRA CIVIL, y nuestro comandante en jefe lo dijo hace apenas unos dos días atrás, Roy Chaderton, lo advirtió la semana pasada en un extraordinario artículo titulado “Y si perdemos la elecciones” y, como todos los caminos conducen a la ROMA que no fue quemada por HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, si no por mí, por la arrechera que me dio que todo se lo achacaran a HUGO CHAVEZ; hoy lo vuelvo a repetir, señores ministros y ministras, gobernadores y gobernadoras, alcaldes y alcaldesas, diputados, diputadas, concejales, concejalas, directores, directoras, gerentes y todo espécimen extraño de la política ideológicas de nuestra revolución; dejémonos de tanta ingenuidad, porque, el día en que llegue la hora del juicio final, decretado por el PUEBLO, por no haber satisfechos sus enormes necesidades, ese no va a estar viendo, si son o no son de la revolución, si son o no son CHAVISTAS, solamente desataran sus contenidas arrecheras a y así como una vez se desataron las pasiones entre los días 27 y 28 de febrero del año 1989 por un descontento popular, tengan la absoluta certeza que, así como acabamos con los comercios y establecimiento que represaban nuestros alimentos y los que no también, de esa misma formas saldrá a buscar a los que frustraron nuevamente sus esperanzas y han venido matando sus ilusiones, que por más de quinientos (500) años nos han sido esquiva y que en pleno siglo XXI, se nos pretenda engañar nuevamente esa si es verdad que ¡NO VA! Se salvara ¿Pero el resto? Um um que va.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ es la razón

Sin CHAVEZ no habrá ¡Patria! Ni Revolución

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2326 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad