Lo mismo de siempre

Cada vez que ha comenzado un año, desde los últimos 10 que hemos vivido, nos asomamos a la prensa con la secreta esperanza de encontrar algún cambio, un resquicio por donde se cuele la posibilidad de que las cosas que nos afecten se enfoquen desde un ángulo un poco más equilibrado, más objetivo y más apegado a la realidad. Vano esfuerzo.

Desde México a la Patagonia, el continente entero está sufriendo uno de los más feroces períodos de sequía que se conozca, fenómeno que ha conducido al racionamiento eléctrico en muchas partes. El año pasado no hubo huracanes, si es que alguien lo notó, y aunque debemos estar agradecidos a la Providencia porque tal cosa no arremetió contra las islas del Caribe con su frecuencia usual, su ausencia no es sino mera demostración de que la naturaleza está cambiando impredeciblemente.

En México, por citar un país de incuestionable inclinación política hacia la derecha, hay racionamiento eléctrico. Buscamos afanosamente alguna noticia que denunciara que los programados apagones cuates son obra de algún chavista infiltrado en el Gobierno y no encontramos nada. Sí leímos, por el contrario, sensatos llamados al uso racional de la energía, editorializados por la prensa incluso, que buscan que la población mexicana comprenda que estamos ante un fenómeno que requiere que todos colaboremos, para que el asunto no termine por oscurecer el panorama. No hablemos de los cortes de luz en Nicaragua o Ecuador, para no atizar la candela.

El futuro nos está alcanzando, y sin ánimos de que el tema llegue a Hollywood convertido en basura, mientras el hemisferio norte se cubre de hielo, buena parte del sur se está secando. Aunque nosotros nos creamos, más que por una verdad geográfica, por un afán de emparejamiento contra natura, en sentirnos norteños, lo cierto es que nos estamos quedando sin agua. Como suele suceder, el obcecamiento mediático de derecha está empeñado en un suicidio colectivo.

Pretende que la gente haga lo contrario de lo que recomiendan las autoridades. Que se prendan las luces y se abran los chorros, convencidísimos de que apagones y sequía van a tumbar a Chávez. Nos veremos juntos en el barranco.

mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2873 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor