Poder político de la radio

Desde 1928, cuando la dictadura de Juan Vicente Gómez optó por cerrar Ayre, la primera emisora venezolana, por temor a que se dijeran cosas inconvenientes, comenzó a quedar claro que la radio era un instrumento con poder político. En un país de tantos analfabetos, era un medio ideal para llegarles a todos, no importa dónde vivieran. La usó el presidente Eleazar López Contreras (1936-41) como ninguno, y en 1941 la reglamentó. Fue silenciada por la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, limitada a leer la prensa que ya había pasado por la censura oficial. No corría riesgos. En los largos años de adecos y copeyanos, decenas de ellos y de sus amigos recibieron licencias para operar emisoras. Las han conservado o vendido.

Sorpresivamente, un veterano hombre de radio como José Seijas Núñez dice que las emisoras han perdido poder político. Es decir, que ya no influyen tanto en la opinión de las gentes como antes. Honestamente, no sé de dónde sacó eso.

Veamos estos hechos de la política y de los medios, incluida la radio, naturalmente. Desde las elecciones de 1998, cuando Hugo Chávez obtuvo 57% de los votos, hasta las presidenciales del 2006, cuando llegó a 63%, pasando por la relegitimación (60%) y el referendo revocatorio (60%), el promedio de su votación en estos 9 años es 60%. Por su lado, la oposición se ha mantenido en 40%, éste ha sido su techo. Me refiero siempre a las confrontaciones presidenciales.

¿Cómo se explica que haya sido tan lento el crecimiento de quienes apoyan la acción de gobierno? Pero la pregunta debemos hacerla en otro sentido: ¿cómo se explica que la oposición haya podido conservar ese 40%? Naturalmente, no es por la fuerza de los partidos. Ustedes saben que AD y Copei prácticamente estaban desaparecidos y hoy se habla de "recuperación", pero apenas se acercan a 4%. El desarrollo de Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo se siente, pero todos sabemos la lentitud de esa marcha. Su contribución para conservar ese 40% es insignificante. Tampoco son las organizaciones sindicales o campesinas.

No es la Iglesia, que no se mete en política, aunque también ha ayudado.

Pienso que el factor fundamental en la preservación de ese porcentaje, de esos cuatro de cada diez, son los medios. Y si hoy existe cierto equilibrio en la TV, no ocurre lo mismo con la radio y los impresos. La mayoría están alineados con la oposición. De las emisoras, según riguroso estudio del sector privado, 217 tienen posiciones recalcitrantes contra el Gobierno; la mayoría agrupada en 11 circuitos con un mínimo de 10 emisoras cada uno. Son 217 radios que diariamente emiten mensajes negativos de las políticas oficiales, de la acción presidencial, de los gobiernos regionales, de la actividad partidista chavista; mensajes que se escuchan en toda Venezuela, que no tienen oportuna y eficiente respuesta, y que influyen en la formación de la opinión pública y de la conducta electoral de millones de venezolanos.

¿Cómo decir que la radio ha perdido poder político?


Retrocede la derecha

Contra quienes clamaban por una acción mediadora, Unasur fue firme y categórica en el apoyo al gobierno de Evo Morales, ni siquiera aceptó oír a los prefectos. La declaración aprobada y la movilización popular en Bolivia obligaron a los sectores más reaccionarios de la oposición a abandonar las instalaciones tomadas, cesar otros hechos de violencia, aceptar la detención del prefecto de Pando y sentarse a la mesa de negociaciones.

Estaba yo la noche del 10 de agosto frente al Palacio Quemado, sede del Gobierno en La Paz, cuando el presidente Morales, quien había ganado el referendo ampliamente (67%), desde el balcón habló a sus partidarios sobre la profundización de la democracia: "Vamos a seguir avanzando, ese mandato de ustedes lo seguiremos aplicando... Pero también quiero decirles que ese voto del pueblo ha sido para unir a los bolivianos... y esa unidad se logrará juntando la nueva Constitución con los estatutos autonómicos".

Saludó a los prefectos ratificados, y los invitó públicamente al diálogo. Lo rechazaron; como en los referendos regionales habían ganado, se sintieron poderosos y uno de ellos anunció que no aceptaría ¡que el Presidente entrara a su departamento! Después comenzó la violencia. Incluida la matanza de campesinos, que las agencias presentaron como producto de enfrentamiento, lo que era falso.

Ahora negocian. Por supuesto, ambas partes deben ceder. El Gobierno aplazó el referendo constitucional por un mes. Esa derecha está ahora en posiciones desventajosas, aislada en el exterior y con menos apoyo entre los bolivianos. Seguramente llegarán a un acuerdo.

Cuando el 24 de mayo anunciamos aquí su creación con el título "La Unasur da primer pasito", nunca pensamos que en menos de cuatro meses caminaría con botas de siete leguas.


Inseguridad

En julio de 2005, una encuesta de Datanálisis revelaba que la inseguridad era considerado el principal problema del país, con sólo 22,8%. Ese porcentaje ha subido en tres años a 80%. Los esfuerzos y planes del Gobierno han sido incapaces de garantizar más seguridad a los venezolanos. En Últimas Noticias decidimos echar una mano, y en tal sentido abrimos la campaña "Inseguridad agobiante". Estamos ofreciendo opiniones de gente que aporta soluciones. Queremos que nuestros lectores también lo hagan, y que el Gobierno las escuche. Se trata de un problema que nos afecta a todos, y todos debemos tratar de poner un granito de arena para la solución.


Nació la Juventud

Socialista del Psuv. Aparece en momentos de inexistencia de juventudes políticas organizadas.

Desaparecieron la de AD, que reemplazó a la Asociación Juvenil Venezolana (1947), y la Juventud Revolucionaria Copeyana (1958); apenas subsiste la Juventud Comunista (1947). Esta JS tiene un enorme compromiso, un campo muy grande para crecer, una ideología en proceso de discusión, una realidad que deben saber comprender; en fin, nace en condiciones inéditas en la historia de las organizaciones políticas.

José Albornoz
, dirigente nacional del PPT, me llamó para aclarar que ellos lanzaron candidatos propios en Apure y Monagas porque los candidatos del Psuv respectivos no aceptaron su apoyo. Si fue así, no les quedaba otro camino.

¿Recuerdan aquella campaña
contra el MVR por usar el método de las "morochas"? Llevaron el caso hasta el Tribunal Supremo de Justicia. Escribí aquí en contra de ese procedimiento, pero se utilizó. ¿Y qué ocurre ahora? Que Gobierno y oposición lo emplearán en las elecciones legislativas del 23 de noviembre. No hay partidos ni medios que se opongan. Todo es legal.

edrangel@cadena-capriles.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6887 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a64158.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO