Los medios, el mundo y los peligros que le acechan

 1

 Nos ha pasado algo realmente extraordinario, y cuando decimos extraordinario eso es. Rompió todas nuestras rutinas. Era ya avanzada la madrugada de un día todavía reciente cuando, revisando de una de las páginas que frecuentamos en la web los títulos del nuevo día antes de irnos a dormir, encontramos un trabajo dedicado a una persona que goza de nuestra mayor admiración. Por supuesto que lo leímos inmediatamente. Resultó un trabajo espléndido que complació la expectativa que su título anunciaba.

 No es usual que hagamos lo que hicimos. Le escribimos apenas concluimos su lectura, felicitando a quien lo escribió por la calidad de su trabajo, por su hermosa prosa, agregándole que también nosotros apreciábamos el objeto del loor de su artículo. A partir de ahí se generó un intercambio epistolar que nos ha enriquecido. Hablamos de una persona bellísima con un talento que se le percibe incluso en una coma. Tal vez nunca imagine cuánto nos ayudó con sus reflexiones. La ubiqué en el lugar muy reservado para nuestros mejores amigos. De ahí que escribamos lo que sigue.

 Una peculiaridad de las páginas web de izquierda, es que abren sus ventanas para que ingrese todo el que quiera aportar o rebatir lo que estime pertinente de algo que ahí ha leído. Algunas de estas entradas contienen insultos al columnista. Generalmente, la pobreza de esa prosa que carga con el denuesto, armoniza con su escasa o nula argumentación, índice de una deficiente educación. Con el insulto se pretende refutar lo que con razones no se puede o no se sabe hacer. Lo triste, lo lastimoso de esto es que, quien insulta no se percate de sus carencias, lo que le permitiría intentar superarlas.

 Pensamos en un artículo que hace poco tiempo escribimos, donde para fundamentar el trabajo mencionamos unas cifras extraídas de organismos internacionales. No faltó el lector que pasando por alto las fuentes mencionadas, dijera que las cifras eran amañadas y que no sabía de donde las habíamos sacado. Al no poder contraponer lo que las cifras enseñaban, en lugar de investigar en esos organismos y verificar para comprobar si las mismas eran válidas, optó por la descalificación.

 Por supuesto que eso nos molestó mucho, pero contestarle de mala gana no habría sido una buena enseñanza que es en definitiva lo que lectores de ese tipo precisan. Cuando alguien escribe, seguramente que lo hace procurando agregar algún aporte al tema en el que incursiona. Participaron también con su opinión en ese trabajo que comentamos, muchos otros lectores, lo que gratifica generosamente a quien ha escrito lo que aquellos critican

 Ese primer trabajo pretendió iniciar una serie sobre el tema concernido. Fue en el segundo donde contestamos al lector que nos atribuyó el uso de cifras amañadas. Le explicamos en él cómo verificar los datos que cuestionó, accediendo directamente al sitio donde los  obtendría con el mínimo esfuerzo. Tal vez haya leído también el segundo trabajo, pero hizo mutis por el foro. Le eliminamos, creemos, su error sin lastimarlo. Hay afirmaciones que son axiomas, no admiten réplica.

 Pero no siempre es así la experiencia. A veces es un lector culto el que nos obliga con una observación crítica, a reflexionar en profundidad. En un artículo que escribimos hicimos una afirmación que mereció de uno de ellos, concluir su comentario con una aguda pregunta: “¿rebate usted a Fidel?”. Nada menos. Supimos que el culto e inteligente lector, con la interrogante nos remitía al discurso pronunciado por aquel conmemorando los 50 años de su ingreso a la Universidad. Nosotros no leemos lo que escribe Fidel, lo devoramos estudiándolo exhaustivamente. Volvimos a ese discurso y, gracias al lector fue otra lectura, muy distinta a la primera. Agradecemos a ese anónimo crítico su sagacidad que resultó para nosotros muy provechosa.

 Pasa muchas veces que surgen otros lectores que en defensa del escritor, rebaten al malévolo crítico, generándose entre ellos una polémica extraña por lo despareja. Se distingue de inmediato por el manejo y calidad de los argumentos. No adelantamos opinión a este respecto para que sea quien lee el que la extraiga, si le interesara hacerlo revisando el espacio de los lectores.

 En el correo interno de los columnistas en las páginas web que los tienen, se manifiestan distintas posiciones en el análisis de esas entradas. Hay quienes dicen que aquellos correos que contienen insultos e injurias, hay que eliminarlos inmediatamente. No les falta razón. Pero hay que retirarlos luego de haber sido exhibidos y hayan sido vistos por una cantidad suficiente de lectores. ¿Por qué pensamos esto? Porque hay que permitir que se conozca que existen, en este mundo de la información, una inmensa cantidad de personas que no tienen juicio formado sobre problemas que le atañen. Pasemos por alto la pobre condición de ese lector y busquemos la causa que los origina.

                                                                      2

 El problema del sujeto desinformado, es provocado deliberadamente por la omisión o la manipulación mediática de la información que se le suministra. ¿Quién ha leído en un periódico, oído en una radioemisora, o visto en una pantalla de televisión, el daño que provoca la explotación minera? Pero, revísense los aportes que ha realizado la minería al estado chileno o al peruano para confirmar que no existen. El expolio es brutal. Pero, dude de lo que le afirmamos, piense que le estamos mintiendo pues ¿cómo podría ser posible el despojo en Chile, con un gobierno ¡socialista!? ¿En Perú?, es posible, pero no puede ser lo mismo en la patria de los Frei, los Lagos, las Bachelet. Descúbranos, pídale a su buscador “explotacion minera en pascua lama”, minúsculas y ó acento.

 ¿Cuál medio escrito, radial o televisado, le ha ofrecido a su audiencia una reseña sobre la brutal represión de los Carabineros chilenos sobre una masa que manifiesta sin violencia, en donde se usan incluso armas de fuego contra ella? ¿Sabe el ciudadano medio, que esa policía dispara sus armas de fuego; que con ellas mata indígenas mapuches sin responder ante la justicia por ello? ¿Y la represión peruana? A lo que más llega la televisión es a exhibir rápidamente el hecho sin el comentario que condena, como en otros casos sí hace.

 Uno de los grandes problemas que tiene el mundo, por la extensión que alcanza su difusión, son los medios de comunicación, que asumen disfrazados de honorabilidad, decencia y sensatez, posiciones egoístas que encubren la mayoría de lo malo y deforman lo bueno. Un ejemplo: una noticia como el descubrimiento de una vacuna que cura el cáncer de pulmón ¿no tendría que tener una amplia y larga reseña y plácemes tal como merece? ¿No es una razón suficiente para saltar de alegría, tremendo acontecimiento? No, pues hacerlo sería trascender la vacuna y llegar hasta lo qué es la investigación cubana, mostrando el valor de sus científicos y la generosidad de su cuna que las pone al servicio de la humanidad. Jamás harán eso porque es Cuba la nación que la produjo.

 El año anterior o el antepasado en España, los medios ensalzaban a una Fundación integrada por 900 ópticas que habían trasladado al país, a una niña de Uganda para ser operada de la vista, cubriendo esa fundación todos los gastos requeridos en la intervención. ¿No saben los medios europeos, que con el impulso de Cuba, ya hay varios países de América que recogen pacientes para ser intervenidos quirúrgicamente de la vista, de cualquier lugar del Continente asumiendo todos los gastos? ¿No se han enterado que ya han sido operados más de un millón de personas que habían estado imposibilitadas de ser intervenidas en sus países por no disponer del dinero necesario para ello?

 En Venezuela está en funcionamiento desde el año anterior cuando fue inaugurado, el Hospital Cardiológico Infantil más grande de América Latina, dotado de todo aquello necesario para desarrollar su actividad. Dispone de un personal que, según hemos oído, por su mística, es extraordinario. La Directora del mismo siempre está presente ahí, viéndosele en todo momento con una sonrisa alegre y contagiosa.

  Al lado de esa edificación se levantó un hotel estrictamente al servicio de los familiares de los niños hospitalizados, que disponen de todo aquello que requieren para su comodidad totalmente gratis. Ya han sido realizadas muchas intervenciones, no solo con niños venezolanos, sino también con otros latinoamericanos que no disponían de los recursos para operarse en su país. En Venezuela, los medios no difunden noticias de este calibre.

 Sobre la violencia del mundo, se hace su cobertura cambiando el accionar de los personajes para mostrarnos a los malos como los buenos y a estos como aquellos. En estos momentos, se acrecientan las noticias preludiando un conflicto en una zona donde falta muy poco para que todo arda. Hablamos sobre la posibilidad de que Irán, sin razón que lo justifique sea agredido, hecho que  traería graves y trágicas consecuencias, impredecibles para la humanidad.

 Hace pocos días se informó que Israel realizó unos ejercicios tales como los que se requerirían para atacar el país referido. Nadie discrepó con el señalamiento que con la práctica, indicaba la inminencia del ataque a Irán. Pero tampoco, nadie la criticó, como si fuera normal el ejercicio de un país para agredir a una nación que no le ha atacado. Pero, bastó que Irán hiciera un ensayo con misiles de distinto alcance para que ya fuera calificado de agresor.

 Los medios no hayan que mentiras atribuir en su discurso contra Irán. Según ellos, esta nación desea el exterminio de todos los judíos. De esto ser así como lo plantean, podría suponerse que no habría ninguno de ellos viviendo con sus familias en Irán ¿verdad? Pues no es así, los hay y en buena cantidad, con sus sinagogas y sus cultos que desarrollan sin interferencias de ningún tipo por las autoridades.

 El estado de Israel les ha ofrecido a los judíos iraníes para que se muden al país, compensaciones con cifras y otras prebendas, que superan la ya dada a otros de los que llegaron desde distintas partes del mundo para allí establecerse, y no las han aceptado, prefiriendo seguir viviendo en Irán. ¿Algo nos debiera de decir esto, verdad? Hay sin duda una contradicción entre lo que manifestamos y lo que dicen los medios. ¿Quién será el que se acerque a la verdad? Pídale ahora a su buscador que le ubique “judios y sinagogas en Irán”. Comprobará quienes son los que manipulan.   

 Si lo que hemos escrito hasta aquí es verdad, puede afirmarse entonces que el oscurantismo ha regresado al mundo, y lo ha hecho con más fuerza, vehiculizado en los medios y en la educación. Ambos peligrosísimos pues proporcionan la peor de las cegueras, esa para la cual la MISIÓN MILAGRO tendría que sobredimensionarse para vencerla. Son fábricas al por mayor de ignorancia.

 De los medios, ninguno como la televisión. En ella, el bruto pasa a ser algo así como un Lope de Vega. Un personaje al que presentan en un canal de noticias como “nuestro internacionalista”, es capaz de afirmar que China invadió Tíbet a mediados del siglo anterior. Lo dice con una sonrisa, sin un deje de pudor. Afirma también que Irán está fabricando armamento nuclear.

 No es un ignorante, sino un sinvergüenza ese “internacionalista”, de los tantos que abundan en esos medios. Son realmente malvados, pues confunden a esa masa crédula que a ellos recurren, que les otorga una credibilidad que no merecen. Atribuirán precisamente -por culpa de lo que ellos les comentan a través de esa caja para fabricar idiotas que abreviamos como TV-, cualquier barbaridad que la locura desate, a una falsa razón que la justifica.

 Es lamentable pero en América los medios muestran este tipo de opinadores imposibles de ser redimidos pues tienen la carimba en el alma. Todo lo que reciben de EEUU o de Europa para ellos es mágico. Llegan, en el colmo del cretinismo, a poner como ejemplo a Europa, que describen como de muy buena educación, de alto desarrollo, de justicia y otra cantidad de sandeces que cuesta trabajo digerir.

 La trampa que le aplican a la población europea con la sustitución de una constitución que no sería aprobada en referéndum, por un mamotreto que denominan Tratado de Lisboa, ¿qué demuestra sino una desconsideración al ciudadano? ¿Puede ser pro demócrata el periódico o medio que escamotee y disfrace este tipo de información de importancia capital, pervirtiendo el análisis del receptor? ¿Es a la vez quien recibe un informe de esta naturaleza manipulado, al aceptarlo, un hombre instruido? 

                                 3

 En el transcurso de este año leímos por algún lugar que un oso polar que recaló en Islandia fue muerto por las autoridades. Se generó un gran escándalo cuando la opinión pública condenó con severidad lo que consideró un crimen. Pero, ¡caramba!, volvió a suceder lo mismo. Llegó otro oso polar también a Islandia y las autoridades, como con el anterior, terminaron matándole.

 Todas las noticias de este triste evento fueron obtenidas en Internet. Luego de sucedido el deleznable segundo caso, nos pusimos a averiguar con algunos amigos, si en los medios habían hecho alguna mención de esto encontrándonos con la sorpresa de que nadie de los consultados había visto, oído o leído nada a ese respecto. Más, mucha gente, generalmente bien informada, se sorprendió cuando le mencionamos ese hecho.

 Lo anteriormente narrado puede ser para algún lector una nimiedad. No lo es. Peor aún. Encierra una gravedad que los medios de comunicación no solo no deberían de obviar sino que tendrían que asignarle a un periodista la investigación profunda del tema para ilustrar a sus receptores.

 Pero también obligaría a una profunda discusión por quienes están dominando o ¿destruyendo?, el mundo. El hábitat del oso polar -que es una especie en extinción acelerada-, es en los hielos. Cuando llega a Islandia ese pobre animal, sólo busca sobrevivir. Le han destruido su forma de vida con el deshielo que la acción humana produce. Quedan como dijimos en el planeta alrededor de 25 mil osos ya en peligro de desaparición.

 Es en este punto que creemos pertinente formularnos la siguiente pregunta: ¿qué es el ser humano, cuál es su sensibilidad, existe esta realmente en él; o es más bien un canalla mal educado? Nos preguntamos esto pues, con la lectura de la tragedia de esos pobres osos -¡bellísimos animales!-, nos enteramos ¡que su caza está regulada!, sí, leyó bien, permiten que los maten porqué sí, para que unos enfermos se diviertan.

 Hay aberrados que solicitan permisos para cazar a unos infelices animales que nada les han hecho. ¿Qué es lo que pretenden demostrar matando porque se les ocurre, a estos imbéciles? Este tipo de personaje, merece un estudio especial, saber qué hacían sus padres, cómo los criaron, cómo se ¿educaron?, y todo aquello que pueda dar alguna pista de este contumaz comportamiento de tarado compulsivo.    

 El cambio climático que produce el deshielo está llegando a un punto en el cual el retorno será un imposible. El daño que se está produciendo es de tal cuantía, que dejará las consecuencias de las armas de destrucción masiva, como recuerdos para juegos de niños, si la especie sobreviviera las consecuencias.

 Se estima que entre el año 2010 y 2012 las migraciones por inundaciones y por sequías serán de un orden superior a los 50 millones de individuos, buscando nuevos lugares donde asentarse Los principales medios de comunicación, ante hechos de tanta gravedad, ni siquiera los rozan, cuando esa información merecería una gran alarma y una muy amplia cobertura.  

 Mientras el planeta apenas soporta ya todo el daño que se le hace, la gente -en realidad los que pueden-, como en el Titanic, sin avizorar la tragedia, comen y beben, oyen música, cantan y bailan. ¡Maldita sea esa, nuestra ignominiosa racionalidad!

roosbar@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2431 veces.



Roosevelt Barboza


Visite el perfil de Roosevelt Barboza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a61002.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO