El Plátano verde de Uribe no se madura. ¡Que se abracen!... Y escribe que algo queda..

Lo confieso, me importó para nada o dicho en criollo, me importó un carajo la visita del Presidente de Colombia a Venezuela. No quise ver imagen alguna relacionada con esta visita. No vi la rueda de prensa, ni las imágenes televisadas, ni la llegada ni la marcha en su debido momento. Uribe vino, vio, habló y se largó. Fue mi manera de protestar tan indeseable visita para el pueblo venezolano.

Esperé  para revisar luego todo lo relacionado con esta visita. Lo primero que he notado en los videos fue la falta de calor entre ambos mandatarios observada en reuniones anteriores. Lucieron alejados en la rueda de prensa que dieron a pesar del intento por hacerla cálida. Sentí que la retórica no permitió el calor de otros encuentros anteriores. Lo que si no entiendo fueron las críticas despiadadas contra Chávez de sectores revolucionarios. Me perecieron exageradas, desproporcionadas e injustas. Chávez es el presidente y tiene que actuar políticamente como estadista. Sabe lo que hace y así lo creo y lo apoyo. Entiende el peligro que significa el gobierno de Colombia y la relación fronteriza que debe existir entre dos países vecinos. Bush pronto se va. Lo hemos reiterado hasta el cansancio.

Al Presidente estadounidense se le acorta su mandato, lo cual lo hace más peligroso que “mono con hojilla”. Todos los revolucionarios saben que en Colombia no manda ya la oligarquía. Las órdenes las da Washington. La injerencia de los EEUU se profundiza cada día más. Ese es el verdadero peligro. Uribe simplemente es un peón de la política del Departamento de Estado, la CIA (USAID) y el Pentágono norteamericano. ¿Hasta cuando Uribe pide y habla de hacer la paz con la FARC con las armas en las manos? La propia Ingrid lo ha dicho: “a Uribe sólo le interesa la guerra”. No queremos su oferta de darles felicidad a los pueblos de Latinoamérica. Ya conocemos la felicidad colombiana. Primero proporciónesela a su pueblo y luego piense en los demás.

SEGUNDO.- Uno es dueño de lo que dice y escribe. No es lo mismo la crítica insensata y destructiva que la crítica sana y objetiva. Tampoco es bueno la censura que lleva a coartar la libertad de expresarse, y por supuesto cada quien piensa que tiene la verdad agarrada por el cuello. Aporrea es la página Web que retrata los hechos a través de una información veraz y una verdadera libertad de expresión. Esta página Web registra los acontecimientos y sucesos históricos de hoy para ser investigados, estudiados, comprobados, comparados y revisados por las generaciones del mañana. Es historia pura.

Conozco el hermosísimo cuento de miles de venezolanos que descubrieron que pueden escribir y ser publicados. Se realizan y se han realizado escribiendo para Aporrea -- entre ellos mi persona--. No creo que la contrarevolución se haya apropiado de las radios comunitarias, las televisoras del estado, prensa escrita libre y muchos menos esta página de Internet. Leo con gusto a “los consagrados” o más conocidos como lo son José Vicente, Eleazar Rangel, Luís Britto, Andrés de Chene, Sant Roz, Roberto Montoya, Roberto Malaver, Augusto Hernández etc., pero también disfruto leyendo a miles de compatriotas que día a día dejan testimonio del acontecer nacional e internacional con sus escritos. Leo a los que opinan para criticar objetivamente los hechos positivos, las contradicciones y las actuaciones negativas de la revolución bolivariana y socialista. Sin ánimo de polemizar señor Luís Díaz, pero creo que se le pasó la mano.

Ni tan calvo ni con dos pelucas. Tener más lectura no es indicativo ni sinónimo de calidad y profundidad. Sobran los gustos y deje que los lectores escojan lo que quieren leer.

Antojofel@hotmail



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2603 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a60375.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO