La Tecla Fértil

Comunicación, vía para la ideología

Hoy, las personas tratan de ser más intensas comunicando sus cosas a las amistades cercanas y con aplicaciones adecuadas buscando darle sentido a sus inquietudes frente a las circunstancias que les tocan en el diario vivir. La idea es que el hombre debe despojarse del egoismo circulante del momento y avanzar a una relación de respeto para lograr mediante un lenguaje sincero a experimentar unas relaciones humanas de gran importancia social. Es necesario el diálogo abierto para lograr entenderse sobre temas comunes, como la vertiginosa inseguridad ciudadana, una estabilidad social progresiva, la rebelión de los inmigrantes y la fragilización del consumo.

Lo primordial es ponerse de acuerdo para rectificar y reconocer que estamos ante una suma de personas que buscan ser voluntariosas y menos tozudas al momento de decidir una situación que exige el lenguaje como soporte de una buena cara al mal tiempo. Lo fundamental es rectificar y reconocer que nacimos para compartir ideas y expresarnos muy bien de las cosas de nuestras vidas.

El propósito del ser humano es dialogar para lograr adoctrinar a la infancia en favor de una democracia de cierta envergadura porque debemos adoctrinar a los niños sobre temas de gran significado social. El Estado debe imponer un sistema educativo abierto, donde los padres deben asumir su responsabilidad junto a los hijos para la nueva escuela se enmarque en el conjunto de transformaciones sociales que propicia la nación para la innovación tecnológica y, sobretodo, por el desarrollo de una vida universitaria prospera hacia la información y comunicación común.

Cada época o ciclo político viene adaptando los procesos ideológicos que se reflejan en nuestra patria y en la actualidad las mismas suponen giros en los modelos educativos y que va a depender de los usuarios ese nuevo escenario. Hay que estimular el acceso a las universidades del Estado y romper el mito de los estudiantes que reciben un aprendizaje proveniente de las escuelas e instituciones privadas. Estamos obligados a eliminar las barreras tradicionales existentes en Latinoamérica entre el mundo civil, militar y religiosos. Todos deben buscar una existencia común donde cada sector tiene que comprender sus responsabilidades para tener la oportunidad de actuar en la vida pública nacional.

Tenemos que ir de una república liberal a una democrática y socialista, el problema es de liderazgo porque no hay una ideología unitaria que se refleje en el campo comunicacional e informativo. Hay que tener en cuenta que nos encontramos en la sociedad venezolana contemporánea y tenemos que tener un solo fundamento democrático, es el Socialismo. Tal como sucedió en la vieja europa. Cuando sus ciudadanos gestaron por cuenta propia ser gestores e impulsores de la mayor inclusión política, social y religiosa de la nueva sociedad de ese continente.

emvesua@cantv.net
emvesua@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1695 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a60092.htmlCd0NV CAC = Y co = US