Claves para una política y estrategia comunicacional

Televisión Hojilla y Video (II)

Terrorismo: "Una forma de usar el miedo con fines políticos".

Casi a diario hablamos de la política y/o estrategia comunicacional del Gobierno Revolucionario, a veces es motivado a la indignación que sentimos al ver un titular de un periódico o al sentarnos a ver televisión, revisar Internet, oír la radio, o cuando vamos en familia al cine.

Reaccionamos ante estímulos audio-visuales, explícitos, dirigidos, intencionados, reconocemos el medio, el contenido, los códigos utilizados y gritamos "¡coño!, ¿Dónde está el Gobierno?

Obviamente, si usted reacciona con el "¡coño!, ¿donde está el Gobierno?, el ataque de las abestias no surte efecto, porque ese mensaje, o misil mediático no va dirigido a usted, va dirigido a vastos sectores de la población indefensos, vulnerables, sin herramientas de análisis y comprensión del complejo mundo de las imágenes, mensajes audio-visuales de la lecto-escritura, etc. La bestia televisiva ataca a la emoción, a la intuición.

El mismo mensaje o misil mediático va dirigido a reforzar el pensamiento fosilizado, individualista, egoísta, consumista  de la clase media disociada, enferma y aterrorizada.

Pero no podemos quedarnos en lo superficial, en el efecto inmediato, todo lo que se haga al respecto, abordará necesariamente el elemento táctico: el contraataque y la ofensiva inmediata y ello no aborda el problema de fondo, que es la debilidad de la política comunicacional, de la estrategia comunicacional del Gobierno Revolucionario.

La política comunicacional se piensa, se construye para el largo plazo y/o mediano plazo, responde a objetivos estratégicos, el contraataque y la ofensiva inmediata se imbrican en el día a día, en lo táctico, al corto plazo.

La política comunicacional es multidimensional, global y escapa a un solo Ministerio, responde necesariamente a la totalidad de la acción del Estado y del Gobierno, está relacionada a la visión, a la transformación social y la "creación" de una nueva sociedad, de un nuevo hombre y una nueva mujer.

La estrategia comunicacional es transversal, se nutre y se diluye en múltiples actividades, está enmarcada en los cambios estructurales de la sociedad, en los cambios y saltos cualitativos de la conciencia e ideología, se trata en definitiva de una estrategia comunicacional de una y para una nueva cultura.

Pudiera entenderse o inferirse que estas claves o consideraciones han estado ausentes en el análisis y diseño de propuestas, en la definición de políticas y estrategias comunicacionales.

Los operadores políticos y funcionarios han dirigido esfuerzos y energía a lo táctico, a dar respuesta a lo inmediato, las bestias atacan y el Gobierno con sus medios responde, la superioridad en recursos y medios distraen al Gobierno de lo sustancial, de lo importante.

La batalla del día a día, desgasta y las bestias lo saben (el Imperialismo, la oligarquía y los empresarios millonarios dueños de los medios).

Las bestias tienen a su favor 500 años de "coloniaje mental", de dominación, en Venezuela además se suman 50 años de violencia publicitaria y propagandística, de "plusvalía ideológica".

"Nuestra tesis es que la base de sustentación ideológica del capitalismo imperialista se encuentra en forma preconsciente en el hombre medio de esta sociedad, y que todos los restos mnémicos que componen ese preconsciente se han formado al contacto diario y permanente con percepciones acústicas y visuales suministradas por los medios de comunicación; y decimos que ellos constituyen la base de sustentación ideológica del capitalismo, no sólo en el sentido descriptivo de que "la ideología se forma a través de los medios de comunicación" -noción que por sí misma sería insuficiente-, sino en el sentido más preciso y dinámico de que el capitalismo no suministra a sus hombres cualquier ideología, sino concretamente aquella que tiende a preservarlo, justificarlo y presentarlo como el mejor de los sistemas posibles. Habría que añadir que la forma como el capitalismo suministra esa ideología es pocas veces la de mensajes explícitos doctrinales, en comparación con la abrumadora mayoría de mensajes ocultos, disfrazados de miles de apariencias y ante los cuales sólo puede reaccionar en contra, con plena conciencia, la mente lúcidamente entrenada para la revolución espiritual permanente. Y no sólo el hombre medio, sin conciencia revolucionaria, vive inconscientemente infiltrado de ideología, sino también todos aquellos revolucionarios que, como decía Lenin, se quedan en las consignas o en el activismo irracional, pues tienen falsa conciencia, están entregados ideológicamente al capitalismo sin saber que lo están; la razón por la cual todos estos revolucionarios se precipitan en el dogmatismo es precisamente su falta de entrenamiento teórico para la revolución interior permanente. Todo aquel que, en su taller interior de trabajo espiritual, obedezca a una conciencia falsa, ilusoria, ideológica, y no a una conciencia real y verdadera, será eso que llamamos un productor típico de plusvalía ideológica para el sistema capitalista. Y tanta más plusvalía ideológica producirá cuanto más revolucionario sea, si lo es sólo en apariencia."

Ludovico Silva

La Plusvalía Ideológica

Págs. 213 – 214.

El largo texto citado del libro de Ludovico Silva: "La Plusvalía Ideológica", nos permite arriesgarnos a afirmar que los resultados del 2 de diciembre de 2007, cuando se sometió a escrutinio público la propuesta de Reforma Constitucional, una propuesta profunda, estratégica, con visión de largo plazo, un paso necesario y fundamental para el proceso revolucionario, que sometía al mismo tiempo, simultáneamente a una "evaluación" del grado, nivel, de "conciencia política" del pueblo chavista, mostrando éste una gran debilidad.

La comprensión y aceptación objetiva de esta debilidad permite hacer el trabajo político e ideológico más pertinente y darle contenido a la estrategia comunicacional.

Más de 3 millones de afectos al Proceso Revolucionario se abstuvieron, el terrorismo mediático, la televisión oligárquica, los empresarios dueños de los medios, fueron eficaces, neutralizaron a corto y mediano plazo a la Revolución, inmovilizaron la "conciencia" de buena parte de la población electoral del país, y en el terreno operativo, en la realidad, impidieron vía electoral la Reforma (Por ahora).

El Gobierno hace esfuerzos para mejorar su política y estrategia comunicacional, pero no es menos cierto que la fuerza mediática contraria, enemiga, es superior en recurso (cantidad de medios, apoyo tecnológico, científico, financiero, decenas de agencias publicitarias, etc.) además de contar con el Imperialismo y sus aliados.

Si la revolución logra entender esta valoración en la contradicción, de las fuerzas revolucionarias y la de las bestias, la contra-revolución y el Imperialismo, obviamente serán más profundas las 3 erres en este aspecto comunicacional tan necesarias para la Revolución Bolivariana.

Continuará

En la próxima entrega (III)

Claves para una política y estrategia comunicacional

DESDE EL SAMBIL SE DERROTO LA REFORMA.
 
Televisión, Hojilla y Videos (I)
http://www.aporrea.org/medios/a54576.html
--
oliva2021@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2773 veces.



Alfredo Oliva

Conductor del programa ?Construyendo la utopía? en YVKE Mundial 550 am y 94.5 FM.

 oliva2021@gmail.com      @oliva2021

Visite el perfil de Alfredo Oliva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Oliva

Alfredo Oliva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a55564.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO