El CNP tiene que ser más gremialista e independiente

Que vaina es esa que los únicos que se asoman hoy para como prospectos a dirigir el CNP son los colegas que ejercen en Caracas. Hasta cuàndo esa creencia que Caracas es Caracas y lo demás, rancho, monte y culebra. O es qué acaso los periodistas regionales no tienen talento y suficiente tabaco en la vejiga para desempeñar tan importantes cargos. Además. Desde que el mundo es mundo los periodistas estrellas siempre han sido provincianos.

Qué cosa no. Cada vez que hay perfume de elección en nuestro gremio enseguida afloran apetencias de mando de vieja data. Cómo qué sí las nuevas generaciones no tuviesen el mismo derecho.

Hay antichavistas que están locos por echarle el guante al Colegio para alargar la articulación del gremio con la oposición. Ante eso es bueno señalar que la Revolución Bolivariana no es mocha ni se chupa el dedo y que el Colegio es de los periodistas. No de la Oposición ni tampoco del gobierno.

El dirigente gremial puede tener su "corazoncito político". Pero nunca debe utilizar el Colegio como caja de resonancia pública de sus efluvios político-personales. Hay que evitar lo que suele hacer Monseñor Urosa Sabino cuando enfila su artillería en contra de Chávez sin despojarse de la sotana, en una descarada acción subliminal de proyectar a la Iglesia Católica de Venezuela como antichavista siendo que hay un bojote de sacerdotes que son rojo rojito hasta la coronilla.

Hoy por hoy los periodistas siguen ganando sueldos miserables y no disfrutan de las bondades de una justa y digna seguridad social. Aparte de ser explotados miserablemente por los dueños de los medios y utilizados por los dirigentes políticos

Lo fundamental para el CNP es trabajar por las reivindicaciones esenciales de los periodistas (crecimiento profesional, defensa ante despidos injustificados, salarios, jubilaciones, asistencia médica y hospitalaria, pensiones, discusiones de Contratos Colectivos, programas de recreación para la familia, etc).

Otra cosa. Jamás el Colegio debió inmiscuirse en actividades contra un Gobierno legítimo y soberano como el de Chávez. Qué es eso de Con mis medios no te metas. Y de prestar la sede del Colegio (por lo menos en Barcelona) a cuanto acto organizaba la Coordinadora Democrática.

Creo en un Colegio al servicio del periodista y su familia. Independiente, sin compromisos políticos, partidistas ni de gobierno. En un colegio que establezca un tabulador de salarios en función de la experiencia y el talento.

Creo en un Colegio y en colegas que no se casan con el Gobierno ni con la Oposición. Creo en un Colegio que de verdad luche por el amparo de los periodistas en el otoño de su vida.

Creo en un Colegio que, en función de jurado, premie a los mejores y no a los amigos ni a los compañeritos de partido. Creo en un Colegio que a la hora de elaborar y enviar al Gobierno las listas para las condecoraciones lo haga en función del mérito y la trayectoria.

Creo en un Colegio que elimine los recaudos como requisito para optar a premios; hay colegas que, por eficiencia profesional y moral ciudadana, no necesitan enviar un currículo de noticias para optar a tan merecidas distinciones. Además todo jurado, por lo menos, debe ser un buen receptor de noticias y conocer del ejercicio periodístico en la zona. Por fortuna la labor de nosotros es pública, muy fácil de evaluar.

Creo en un Colegio sincero, capaz de reconocer la libertad de prensa y de expresión que se vive en nuestro país bajo la gestión del presidente Chávez; que aplique el Código de Ética y sea capaz de autocriticarse.

Jamás he comprendido porque el CNP tiene que ser mayoría en los jurados que premian el ejercicio profesional; cuando lo democrático es la pluralidad y la representativad del ente otorgante y demás sectores sociales. Nuestro gremio, por su importancia y trascendencia, debe ser probo y ético.

Cuántas veces el tubo "cenepista" ha sido injusto en la abjudicación de los premios. Se han dado casos en el que el ganador ha sido favorecido por los tres votos del CNP en contra de los otros dos jurados ajenos al gremio, incluyendo el representante del ente otorgante. Cuántas veces el mejor periodista cubriendo esa fuente pierde con uno que la ha cubierto de manera espamosdica porque sus propios colegos votaron en su contra por no ser del combo.

TINTERO
Un CNP serio e independiente. Apolítico y antijalabola del gobierno es un poderoso activo de la reserva moral y democrática de un país. Un buen directivo del gremio periodístico se caracteriza por respetar a sus colegas y no prestarse a intereses mediáticos.
http://aporrea.org/publicalo/metearticulo.php
Apo Publicador de Articulos 5.0 beta
Se puede ser politico activista sin comprometer el gremio ni el desempeño profesional. Criticar los desaciertos del Gobierno es saludable como factor de control. Pero tambien lo es informar sobre sus aciertos. Por ejemplo. Cómo no reconocer ampliamente, sin mezquidad, el esfuerzo y el éxito de Chávez con el Viaducto de La Guaira. Cómo no criticar la falta de equilibrio informativo de determinados medios.

Cómo "baipasear" y no dar una cobertura estrella a la perfomance del selecionado nacional de volibol por el sólo hecho de relacionarlo como un "activo político" de Chávez.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: