Justicia mediática


DESDE CARACAS.- Volví al Centro San Ignacio a encontrarme con Cynthia Machado Zuluoaga . Desde que llegó de París me ha llamado varias veces preocupada por la situación del país. Y uno, siempre solidario, sale a reencontrarse con aquella diosa tropical.

No se cómo hace, pero siempre llega primero. Allí estaba, desde lejos deslumbraba con su indiscutible belleza. La gente pasaba a su lado y dudaba de que aquella escultura de carne y hueso que estaba allì, fuera verdaderamente de carne y hueso.

Me acerqué a la mesa del cafetín donde me esperaba, y al verme se puso de pie y qué tal Malaverito – así en confianza-. Y me dio un beso que fue la envidia de todos los transeúntes del Centro San Ignacio.

Tiene una teoría Cinthya y la explica:

- El país está cambiando. Los medios, o mejor dicho, nuestros medios de comunicación, están haciendo todo lo posible por impartir justicia. Y ya se está demostrando que lo hacen muy bien.

Repica su celular y lo atiende. Dice que es su papi, y “aquí estoy con un amigo, diciéndole lo bien que lo están haciendo nuestros medios, ahora que no hay justicia, la justicia la imponemos a través de nuestros canales, y sin muchos trámites, y años de investigación, la gente, sabe quién es el culpable y a quien hay que desechar. Chao, papi, después te cuento”.

Una vez que termina la llamada vuelve y me cuenta:

- Descubrí que Rudolf estaba en una jugada con otra tipa... No la dejé terminar. Le dije que no lo creía. Que tenía que conocer a esa otra tipa, porque si Rudolf no se conformaba con ese cuerpo que tenía en casa, la otra tenía que ser una mujer fuera de serie.

- Así son ustedes.- dijo firmemente y volvió a echar el cuento.

- No sabía cómo entrarle al asunto hasta que le dije: Si no me dices con quién estás saliendo, voy a Globoravell y le cuento que estás implicado en corrupción en el contrato de la compañía Aarón McCormikJakson Five Company.

Se ríe y muestra su dentadura completa. En perfecta formación desnudó sus blancos y bien definidos dientes y volvió a decir:

- Cuando Rudolf escuchó aquello me dijo: No, mami, con Globoravell no, yo te cuento. No quiero que todo el país sepa que soy un corrupto, porque sí lo sentencia Globoravell es cierto.

Y para terminar me dijo: “Ahora sí siento que tengo la justicia en mi mano, o sea en mi control remoto, amigo”.

robertomalaver@cantv.ne



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4340 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a39910.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO