¿Qué dirá ahora la Iglesia Católica, del uso miserable que hizo Leopoldo Castillo y Globovisión de jóvenes con síndrome de Dawn?

Sería interesante preguntarle a estos jerarcas de la Iglesia Católica, su opinión acerca de como un ser tan vil y miserable como Leopoldo Castillo y por supuesto unmedio como Globovisión se hayan aprovechado de unos niños que padecen síndrome de Dawn, para involucrarlos en disputas políticas que ellos no están en capacidad de entender, no porque de repente no puedan hacerlo, sino porque generalmente son personas que están alejadas de este tipo de escenarios. Fue tan triste y lamentable oir decir a estos niños que estaban bravos porque les "cerraron RCTV".

Fue aún tan terrible que el matacuras le preguntó a una de las niñas cual era su programa favorito de RCTV y esta le respondió: "Sábado Sensacional". Pero lo más reprochable de este hecho es que los padres de ellos (los niños) se hayan prestado para tal demostración de miseria humana. Lo que han hecho tanto Globovisión como Leopoldo Castillo no tiene nombre, no hay forma de calificar ese hecho. Ahora bien, se hace necesario que el pueblo venezolano le exija a la jerarquía de la Iglesia Católica un pronunciamiento al respecto, porque algo deben tener que decir, por otro lado, a través de este medio le hago un exhorto al Cardenal Urosa Sabino, él, que siempre está hablando con ese fino modo, solicitando respeto a las instituciones del estado y al mismo gobierno.

Diga algo Monseñor, ¿Qué le parece esa conducta?, de estos que alardean de informar y de decir lo que realmente sucede, cuando en realidad lo que son, es un vehículo del imperio norteamericano para sembrar el caos, desestabilizar y tratar de derrocar un gobierno legítimo que se ha empeñado en los últimos años, en lograr igualdad y justicia para todos los sectores de nuestra patria y exhaltar los valores de nuestros próceres, es por ello que el gobierno de los Estados Unidos se ha empeñado en tratar de desacreditar ante el mundo nuestra revolución, por el solo hecho de no aceptar sus imposiciones y sus criterios al servicio de sus propios intereses y que además cuentan con la participación de esta clase de individuos que solo los mueve lo que podrán conseguir si sus oscuros fines son alcanzados.

Quisiera verle la cara a todos estos curas que se llenan la boca hablando de las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo.

arno@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2911 veces.



Arnó Martinez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: