La nueva esperanza

Hasta el jueves pasado le dimos el beneficio de la duda a ese singular grupo de jóvenes que había venido protestando desde el cierre de Rctv, bajo el endeble argumento de estar defendiendo sus derechos civiles. Pero luego de la cómica que pusieron en el Parlamento frente a un país que seguía expectante lo que habría de ser un gran debate estudiantil, ya no nos queda duda de que la oposición venezolana tiene vocación de perdedora.

El arrebato terminó convirtiendo en un circo lo que era una estupenda oportunidad de discutir con sus pares cuál es su visión de libertad y de país; qué es la autonomía universitaria; cuál el modelo educativo que mejor se adapta a la realidad nacional; cómo acabar con la exclusión de las mayorías pobres a la educación superior.

Queríamos escuchar cuáles son sus propuestas para incorporar a los estudiantes de Medicina y de Odontología a Barrio Adentro; sus ideas para los habitantes de los cerros cuyas vidas se ponen en riesgo cada vez que cae una gota de agua. Queríamos oírlos hablar de libertad de expresión en el extenso sentido de esa frase y de los derechos a la educación, la salud, la seguridad, la inclusión, de la mayoría de los venezolanos. Pero no. Lastimosamente, todo se redujo a un show en el que se quitaron unas franelas rojas para quedarse con unas blancas, harto elocuentes por lo demás.

Pero el desplante, lejos de disgustar, terminó siendo muy positivo, porque permitió que los otros, los estudiantes bolivarianos que habían ido allí a debatir con ellos, pudieran hacer uso pleno del derecho a la palabra. Y lo hicieron sin guiones, fervorosos, llenos de verdades, cargados de sabiduría. A pesar del retiro de las franelas blancas, pudimos escuchar las valientes y espontáneas proclamas de Alexandra Luzardo (UCV), Robert Serra (Ucab), Yahir Muñoz (USM), César Trómpiz y Mayerling Arias (UBV), Manuel Dum (Unexpo), Edgar Dugarte (liceo bolivariano Eduardo Crespo), Héctor Rodríguez (UCV), y muy especialmente las brillantes intervenciones de dos hermosas muchachas: Libertad Velasco y Osly Hernández, ambas provenientes de la UCV, de ese espacio que creíamos sumido en las sombras pero que hoy, gracias a ellas, vemos renacer con esperanza.


mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3215 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor