RCTV y Hong Kong

De entrada reitero mi desacuerdo con el procedimiento utilizado por
el gobierno en cuanto a la no renovación de la concesión de RCTV. En mi
opinión se han debido aplicar sanciones a todos los medios radioeléctricos
que participaron en el golpe de Estado de 2002, sacando del aire a los que
continuaron emperrados en conspirar hasta ahora.

El canal dirigido por Alberto Federico Ravell, por ejemplo, merece
el mismo trato que el de Marcel Granier. Ambos fomentan la desestabilización
inconstitucional.

Alguien asesoró mal al Presidente Chávez, convenciéndolo de optar
por la negativa de la concesión a su vencimiento, en mayo de este año,
dándole a RCTV seis meses para desatar una campaña de desprestigio que el
gobierno venezolano no tiene necesidad de soportar. Un cierre aplicado con
toda legitimidad por CONATEL nos habría ahorrado, al menos, medio año de
improperios.

En todo caso, alegar un derecho preferencial para seguir
disfrutando dicho privilegio resulta por completo absurdo. Recurrir a
organismos internacionales constituye, además, una demostración de
ignorancia que raya en la estupidez.

Hace poco, creo que un par de años antes del 2000, se produjo un
acontecimiento ligeramente más significativo que el vencimiento de una
concesión televisiva en Venezuela. Resulta que el emporio empresarial de
Hong Kong, un enclave de la antigua Gran Bretaña en territorio chino, fue
regresado por sus arrendatarios al gobierno de la potencia comunista
asiática.

Para ello no hubo necesidad de recurrir a la Corte Internacional de
la Haya o algún organismo de las Naciones Unidas. Sencillamente el
arrendamiento de Hong Kong llegó a su vencimiento y el arrendador volvió a
disponer del bien arrendado. Así de fácil, sin patalear ni ponerse cómicos.

De paso los nativos de Hong Kong se llevaron un chasco cuando,
pretendiendo hacer uso de la nacionalidad británica, fueron rechazados como
ciudadanos del Reino Unido, negándoles permisos de residencia, excepto,
claro está, a los más ricos. No en balde la llaman la pérfida Albión.

Granier podría adoptar una pose al estilo británico, intentando
lucir menos llorón y más flemático.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3516 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor