La rochela televisiva

El evento clandestino se va a iniciar. Apostados a lo ancho de la
avenida, haciendo rugir los motores, se encuentran los participantes en el
pique, jóvenes viva-la-pepa con automóviles de lujo y motores envenenados.
Arrancan a toda máquina y, de repente, en la primera esquina, se topan con
un grupo de peatones que, inadvertidamente, atraviesa la vía.

El desguace es inevitable, varios inocentes son atropellados por
los conductores desaforados. Una patrulla de Tránsito presencia el accidente
y sus integrantes toman nota de los participantes.

La autoridad opta por una peculiar sanción. Lejos de apresar a los
culpables los dejan ir como si nada. Al cabo de varios meses se anuncia que
al dueño del vehículo que primero deba renovar la placa, ésta no le será
concedida.

Si el lector o la lectora no se ha dado cuenta, se trata de una
metáfora (por demás ingeniosa y fina) sobre el caso de RCTV y los otros
canales golpistas, frente a los cuales se ha actuado con parsimonia y falta
de guáramo para aplicar las leyes correspondientes. Aún así existen
revolucionarios que se disculpan ante quienes alegan que la medida es
excesiva.

Lástima que los funcionarios involucrados no estén obligados a leer
las 30 y pico de razones jurídicas, morales, socialistas e inobjetables que
da Luís Britto García en su artículo ³Por qué no renovar concesiones a los
medios².

Para colmo algunos voceros oficialistas se rasgan las vestiduras a
favor de los trabajadores de RCTV y agonizan en solidaridad con los que
quedarán desempleados, como si el gobierno tuviese alguna culpa.

No solo eso. Se habla del espacio que dejará vacío el canal 2 como
si fuera un hueco que hay que tapar a toda prisa. Los más audaces aseguran
que dicha frecuencia pertenece a los ex empleados de Marcel Granier, quienes
se agruparán en cooperativas para explotarla. Por su lado los productores
independientes jalan la braza para sus sardinas y se anotan como
concesionarios suplentes.

Creo que la caridad comienza por casa y si alguien ha de
beneficiarse debe ser VTV, que, supuestamente, es el canal de los
venezolanos, aunque sea de los más pobres y conformistas.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3768 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor