Arroz con pollo lleva pollo

El mundo del pensamiento es de la más alta complejidad. Ir a la conciencia parece ser más importante que ir al centro del átomo, no obstante, creo que no basta desarrollar y desplegar el más profundo pensamiento, la teoría carece de objetivo si no está relacionada con la práctica. En tal sentido, si el lenguaje es expresión de lo que experimenta el cerebro, obviamente muchos estamos preñados de malas intenciones o de ideas erróneas con respecto a la realidad, especialmente los periodistas de esa charca televisiva de la que Globovisión-RCTV constituye la más fiel expresión.

Tu cerebro o el mío, puede llegar a convertirse en un gran basurero si acumula indistintamente la información que- salvo honrosas excepciones- difunden televisoras, radios, periódicos, revistas y folletos de la canalla.

A diario, tú y yo somos invadidos por la “avalancha” de mensajes mal transmitidos, explicaciones maliciosamente formuladas, noticias mal escritas, opiniones tergiversadas, imágenes y palabras descontextualizadas y, tan graves errores de comunicación distan mucho de ser inocentes; por lo contrario, apuntalan expresamente la generación de conflictos personales y sociales, entre los venezolanos.

Esa es una estrategia equivocada estructurada en Washington y puesta en práctica por RCTV, Globovisión, demás sucursales y lamebotas, que tarde o temprano va a hacer crisis, puesto que es autodestructiva, pero va a dejar muchas lesiones en parte de la conciencia popular y ante lo cual hay que diseñar una estrategia de rescate, muy inteligente.

Primeramente, quitar la globoterror a esa gente, es como quitar abruptamente la droga a un adicto, por lo que hay que ofrecer alternativas televisivas de calidad que hagan más gradual el cambio de perspectiva.

Además, la estrategia revolucionaria nunca debe ser la de tratar de aplastar a quienes como señuelo, el gringo nos presenta como enemigos, más bien, hay que ganarse a esa gente del pueblo, confundida, ayudándolos a recuperarse, a tomar conciencia, que es lo mismo que ubicarse respecto al deber de defensa de la patria.

Papel, tinta, electricidad, tiempo, perfumes, ruidos, cosméticos, ¿neuronas?, gasolina, lujos, sobornos, café, chantajes, ron, prestigio, “mayamis”, viajes, regresos, “dollares”, crímenes, “polvazos”-muerte, hipocresía, “sesudos embusteros”. ¡Caramba¡- ¡¡¡ Cuanta energía desperdiciada ¡!!!- pero, lo más lamentable es la sangre derramada y la pérdida de vidas de hombres, mujeres y niños del pueblo venezolano, por culpa de esos criminales, quienes bien pudiesen disponer tanta energía a favor de construir la patria en lugar de destruirla.

El alto clero de la Conferencia Episcopal, secuaz de los dueños de Televisoras privadas y en consecuencia, peligroso enemigo del pueblo venezolano, no tiene misericordia con los pobres. Por lo contrario, hace como “la gatica de María Ramos”- es decir, tiran la piedra y esconden la mano. Predican una moralidad que mueve a risa. Cumplen al revés los Mandamientos 2-5-7-8 y 10. El 1 lo cumplen a media máquina. El 3 lo aprovechan par beber buen vino. Al 4 no le paran bola. Y en cuanto a 6 y al 9, es inescrutable saber lo que hacen.

Es triste estar ahí, en esa burbuja purpurada, y no saber el papel que se ha de jugar en defensa de la patria, si se está confundido; pero, francamente es criminal instigar a la maldad, andar cambiando de aspecto según la dirección del viento aunque por esencia, por dentro no pasas de ser un emperifollado y encamisonado pelele del gringo.

Dios- lo saben todos, menos la Conferencia Episcopal Venezolana, por lo que hay que decírselo-no es un pedazo de yeso sino un producto social. La verdad de los altares está contaminada por arriba pero por debajo está sana en sus intenciones y en sus convicciones, de ahí que, en tanto hombre sin religión y pese a lo cual, no tengo el menor empacho de hermanarme con los que si la tienen- acá me refiero al cura de parroquia-en defensa de la patria.

Podemos compartir una reflexión concreta. ¿?

Me refiero al lenguaje de la prensa “malacalaña” pero, te sugiero que lo asumas genéricamente, sólo como una inquietud, quizá como una manera de indagar acerca del más aproximado conocimiento de la realidad política venezolana y del pensamiento en relación a sus alcances y posibilidades, su modo, de qué manera ese pensamiento se adueña de la realidad referida.

Durante mucho tiempo, en el ejército venezolano-por extensión, en las Fuerzas Armadas-gravitó un generalizado criterio discriminatorio acerca de que, de Coronel para arriba, era un mundo y, de Coronel para abajo, era otro.

No se trata del hecho de que a partir de ese grado los ascensos militares correspondan al Presidente de la república. Tanto en la vieja como en la nueva Constitución sigue siendo aproximadamente así, de lo que se trata es de la caduca doctrina militar gringa, implantada no sólo en Venezuela sino en el resto de América Latina, durante muchos años e inspirada en una ideología destinada a parcelar a todos los militares entre sí, a los militares respecto a los civiles, a los civiles entre civiles, a las naciones entre las naciones, a los militares de un país respecto a los militares de otro país y, pare de contar, para esclavizarnos y así, ellos mantener su hegemonía continental.

Claro, un Teniente Coronel estaba ubicado en el bando de abajo, de acuerdo a aquella doctrina “militarista” y ese viejo parecer todavía gravita en el pensamiento, en el lenguaje y tal vez hasta en los sueños de la oligarquía. Es por lo que ellos, para referirse al Presidente Chávez, apelan con evidente sorna y peor malicia al término, tratando de enviar un subliminal “mensaje a garcía”, tratando de decir a los, “de Coronel para arriba”, que no se dejen gobernar por un subalterno.

Esa equivocada estrategia de RCTV- especialmente-puede convertirse en un boomerang. Veamos, nadie le dice Bachiller a Marcel “Grañiré”, puesto que es Doctor pero, si así fuere, ¿por qué va a enojarse?-¿Por qué nunca le dijeron Bachiller al Presidente Carlos Andrés Pérez, sino Presidente Pérez?-¿Hay acaso mayor mérito que ser Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional?

Es de una mezquindad asombrosamente increíble, la estrategia de la mediática para con nuestro Presidente.

Lo que no hace mella, puesto que es el soberano pueblo quien asume la nominación de la majestad del cargo de presidente y al mismo tiempo, quien establece la real valoración de tal entidad política.

El pueblo venezolano se percata de que las sutiles agresiones, en tal sentido, contra el presidente, no van contra Chávez sino contra la majestad del cargo, es decir, se trata de agresiones por mampuesto a las decisiones del pueblo.

Si RCTV no quiere decirle Presidente al Presidente, bueno, es muy fácil decirle Comandante en Jefe, que lo es realmente, como en lo nominal.

Se le ven las costuras.¿Quieres comprobarlo?-bueno, mira al tipo de RCTV en la mañana, y en la tarde, mira al de Globovisión durante cinco minutos,….peeeero… con el volumen en cero. Te aseguro que encuentras un perfecto dibujo visual de lo que significa odio. No te hará falta el sonido, ya puedes adivinar su lenguaje, sus mentiras.

Es que así como tú ves elefantes, caballos, monos y focas amaestradas en el circo, el imperialismo ha sido capaz de amaestrar “periodistas” que hacen maromas en el “Circo mediático”.

En lo personal, este humilde servidor que soy, otrora se desempeñó como un diestro pescador artesanal, ahora aunque quisiera andar por ahí con mis huesos a cuestas, mis rodillas cansadas no quieren acompañarme, es decir, que ahora soy ex-pescador. Y, aunque además ahora soy técnico-(“técnico” en pasar hambre)-no me molesta para nada que me sigan dando el “viejo título” o el nuevo “autosuicidio” pero, con hambre y sin empleo, con Chávez me resteo.

La nueva ideología militar venezolana empieza por asumir el carácter de unidad. Fíjate bien, ahora no se denominan las, como en la vieja Carta Magna sino, la Fuerza Armada Nacional.

Aunque sea grande o pequeña, la piedra es la piedra en su esencia. Un verdadero militar es tal en lo que respecta a su esencia. Hoy, a diferencia de antes, parece ser que el espíritu de cuerpo se incuba en la Fuerza Armada, el suboficial y el oficial tienen que asumirlo responsablemente. Los civiles tenemos que opinar al respecto, puesto que todos somos responsables de la defensa integral de la patria. No debemos permitir que la cizaña mediática socave el espíritu de cuerpo de los civiles y de los militares en lo que respecta a la defensa de la nación.

A manera de ejemplo, fíjate que se dan circunstancias en las que el valor nominal queda subordinado al valor real. A principios de la década de los años sesenta desapareció del escenario venezolano, el fuerte, el bolivar, el real, el mediecito y hasta la locha porque el níquel y la plata que había en cada moneda superó en mucho el valor del dólar. Se iniciaba el auge de los vuelos espaciales y los Estado Unidos necesitaban estos metales para alearlos con el titanio para endurecer el fuselaje de sus naves espaciales. Aparte de la fabricación de instrumentos de alta precisión. Bueno, al Banco central de Venezuela no le tembló el pulso para bajarse los pantalones, recoger todas las monedas, enviarlas a estados Unidos y de ñapa, bajarle los sueldos a todos los empleados públicos y privados del país, por órdenes venidas del norte y cumplidas por Rómulo Betancourt, a cambio de unas cuantas palmaditas en el hombro y quien sabe adonde más.

En contraste, el 11 de abril de 2002, el Comandante en Jefe hizo, no se si deliberadamente o no, una jugada maestra cuando ordenó al General Lucas Rincón decir que él renunciaría a la presidencia de la República bajo determinadas condiciones. Lo cierto es que unos cuantos oficiales de alto rango cayeron en la trampa, se quitaron la careta y ahí Chávez les ganó la guerra puesto que eso le permitió depurar la Fuerza armada, posteriormente. En ese momento, la astucia de un Teniente Coronel despellejó a unos cuantos generales. Si nominalmente se trataba de un Teniente Coronel acorralado y peleando como un boxeador inteligente contra una guarida de generales hambrientos como una manada de leones y manejados por el mayor poder de fuego militarista –que no militar- del mundo, no es menos cierto que ese Teniente Coronel era nada más y nada menos que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, por voluntad del pueblo, así que el carácter real de su liderazgo es la condición que destaca en Chávez y hay que hacerle justicia a ello.

De todos modos, es el pueblo quien tendrá la palabra en la depuración de la mediática.

Para qué puede querer Hugo Chávez el grado de General si ya es Presidente de la República? Para qué quiero yo el informal pero válido título de pescador si ya he comido tanto corocoro frito con orilla de casabe, aunque ahora sea lo que ya sabes, es decir un pendejo más?

Chávez es Presidente y lo es legalmente, legítimamente, eso, señores de RCTV y globovisión es lo que realmente vale, olvídense del tango que Gardel murió, no traten de negar la realidad erigiéndose como Tribunal, dejen la trácala absurda y los subterfugios del contrabando. Ustedes, al negarse a decirle Presidente a Chávez lo que están haciendo es negarse a reconocer la voluntad del pueblo y eso se les va convertir en un boomerang.

El lenguaje es uno de los problemas esenciales que la filosofía se ha planteado “casi” siempre. La denominada filosofía del lenguaje aborda las relaciones que existen entre la realidad, el conocimiento y el lenguaje propiamente dicho. Es decir, que la reflexión radical-valga recordar raíz-acerca del lenguaje es un problema básico de la filosofía actual.

Se afirma por ahí, que existen entre 3000 y 10000 lenguas vivas y no hay dudas que han existido muchas más, que han desaparecido sin dejar rastro alguno, huella alguna, lo que es de suponer que también han desaparecido sendas culturas.

¡Ojalá! Se cumpla para RCTV y Globoterror eso de que la lengua es castigo del cuerpo, pero que nunca desaparezcan para que sirvan, en todas las escuelas de periodismo del mundo entero, como el modelo de lo peor que puede hacerse en el periodismo.

El lenguaje es uno de los elementos más poderosos de la cultura humana. La mediática lo sabe y lo utiliza. Por ejemplo, ahora mismo trata de imponernos la matriz del temor, del dolor y de la pasividad para maniatarnos y así evitar que vayamos el 3 de Diciembre a votar. Se trata de una estrategia de desinformación para generar contradicciones que, a su vez ocasionen confrontaciones estériles y las cuales sean obstáculos para el avance de la transformación de la sociedad venezolana.

En cambio, nuestra estrategia debe ser la de aminorar las lesiones de esa confrontación inevitable pero, sin ceder un palmo de terreno con respecto a los objetivos revolucionarios-¿cómo?-actuando conforme a principios y valores éticos y morales.

Respecto a lo ético, puesto que hay una conducta social y política aceptada por todos o al menos, por la mayoría determinante.

Respecto a lo moral, está de por medio una dignidad que nace y deviene de adentro y que se traduce sólidamente en el deber de defender la patria.

Si la función de un militar se reduce a estar todo el tiempo manoseando un fusil, eso no se justifica puesto que su principal actividad debe ser la de evitar la guerra lo cual se logra en la medida en que el militar se involucre con el pueblo para conocerlo en profundidad y saber lo que defiende. La mayor fortaleza de un ejército no reside en la boca de sus cañones sino en el apoyo moral del pueblo al que dice defender, por eso es indispensable que los militares vayan al mercado del pueblo a ver y a palpar el movimiento de la comida, a saber de donde viene el tomate, el pescado y el maíz y hacia donde es llevado. Debe ir a mirar los ojos de la gente y a aprender a descifrar en ellos, el sentimiento y las necesidades de su pueblo porque el gringo tiene sus ojos puesto ahí, precisamente.

Bien decía Napoleón, que los ejércitos caminan con el estómago.

Hace falta un hilo para seguir un orden, el orden es lo contrario del caos. Si la realidad siempre es relativa ¿Dónde está, entonces la verdad?-

Tenemos que aplicar mucha lógica a las ideologías, a las nuevas doctrinas. Es que las cosas cambian todos los días, hoy se refutan muchas ideas del pasado, mañana se refutaran las del presente y así interminablemente, esa es la revolución, el cambio. La matemática y la lógica- bien denominadas ciencias formales-, exactas, tampoco escapan al rigor de la caducidad, la matemática ha tenido siempre dos funciones primordiales, una teórica, explicativa del mundo físico y otra, la de dominar ese mundo y controlarlo, es decir, una finalidad práctica, la que manejan los ingenieros y los técnicos. Por una parte, la matemática trata de explicar la armonía del universo mediante un modelo ideal, sin tomar muy en cuenta lo práctico; mientras que por otra parte se aboca a resolver problemas concretos y sin afianzarse mucho en la precisión de los modelos ideales y en los razonamientos de alto coturno, reemplazando la exactitud por la aproximación, así que la propia matemática es muy relativa desde estos puntos de vista.

La lógica aristotélica, obviamente se quedó atrás con respecto a los grandes avances que experimentó especialmente en los siglos XVIII y XIX con los aportes de Leibniz y de Boole, entre otros. Así que, cambian las disciplinas formales como la lógica y la matemática, ¿no va a cambiar la doctrina militar de América Latina?

La noción de Estado es muy abstracta también. El estado es de maneras y esencias variables, por lo que su carácter no es ni puede ser eterno sino que debe estar sujeto a transformaciones que no todos pueden ver con buenos ojos, entonces, arroz con pollo lleva pollo, o brincas o te encaramas, o defiendes la patria o te “aplicamos” el decreto de Trujillo del 15 de Junio de 1813.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5791 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a28849.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO