Qué pasa en MOVILNET?????

Recargar una línea Movilnet es una tragedia, las tarjeticas aquellas ya no existen, los pocos sitios donde recargaban dejaron de prestar el servicio hace ya rato, tratar de recargar a través de un banco es una misión imposible, si acaso te lo permiten, algo así como por casualidad, solo puedes recargar de 7 en 7 bolívares soberanos, imagínate pagar una mensualidad de 90 Bs S.

Toca entonces pararse tempranito, ir a hacer cola con el resto de los maltratados clientes, que por diferentes circunstancias deben acudir a la oficina principal, los concesionarios ya solo venden equipos, bien caros por cierto, y aunque al parecer comenzaron a recargar otra vez, solo recargan en efectivo de 100 en 100, o sea que si uno tiene un plan mínimo que ahora es de 90 BsS., si leyó bien 90 churupos, eso sí solo en efectivo … por lo tanto los empleados muy posiblemente se queden con 10 bolos de cada cien… un jugoso sueldito aparte! Pa redondear pues.

Si se le ocurre ir un viernes en la tarde o un lunes en la mañana, lo más probable es que "no haya sistema", así que un empleado muy amablemente sale a advertir que no se puede hacer esto o aquello…

En un día normal, cuando la cola ya es grande, el viejito de "seguridad" nos dice que se necesita una fotocopia de la cedula para recuperar números, comprar chip, y alguna otra cosa, o sea que hay que salir corriendo a gastar en una fotocopia que cuesta una fortuna y que posiblemente termine en la basura. ! Y uno que pensaba que lo de las fotocopias era ya cosa del pasado con toda la tecnología y las redes, y que los arboles estaban un poquito más a salvo!

Advierto que esto es en la ciudad de Valencia, el Miami de Venezuela, donde los chicos bien todos hacen comentarios en ingles… What the fuck! , Oh shit… y demás expresiones escatológicas ¡eso sí intercaladas con un marico y un huevon, las palabras más usadas hoy en día por todo venezolano que este en algo!

Bueno les decía que esto es en Valencia pero mi experiencia tratando de recargar en Caracas no fue muy diferente, no sé cómo este la cosa en el reto del país pero sospecho que no mucho mejor.

A todas estas, una vez adentro de la oficina, se me ocurre preguntarle a la chica que me atiende, muy bonita en su uniforme pero como muchos, más pendiente de su teléfono inteligente que de los clientes, que pasa con lo de las recargas, porqué algo que antes era tan sencillo ahora se ha vuelto casi imposible, me contesta con su cara bien lavada: "que le puedo decir, no tengo idea" , o sea que una empleada con uniforme y demás, supuestamente una joven capacitada para realizar sus tareas, no puede ni siquiera tener una mínima idea de lo que sucede en "SU" compañía? Y digo suya porque ahora CANTV es de "Todos" los venezolanos… y tal…

Algunas malas lenguas hablan otra vez de la destrucción de la empresa para privatizarla, los escuálidos dicen que para otorgársela a una empresa china, los chavistas dicen que es para entregársela a los capitalistas de siempre…

Por cierto lo del Petro y la billetera móvil y demás avances tecnológicos, aunque nos parecen de lo mejor, también nos traen algunas preguntas, ¿se habrán percatado las autoridades correspondientes de lo difícil que es entrar en la página del Banco de Venezuela? ¿Cómo hace una persona que gana uno o incluso dos sueldos mínimos para comprarse un teléfono inteligente para poder usar el pago móvil o la billetera móvil para adquirir o pagar en cryptomonedas, o para pagar el clap? Difícil será llevar a un comerciante a un infocentro, que de paso hay que decir, no todos funcionan siempre al 100%?

A mí me duele y me asusta pensar que todo esto es parte de una guerra muy bien planeada desde hace más de 20 años, y que ha ido mutando y realineándose de acuerdo a las defensas montadas por los revolucionarios de verdad (los que aún no han sido cooptados por el poder del dólar), para contrarestarla.

Un plan muy adelantado para destruir el tejido social de la patria venezolana, dividir a los patriotas y partir el país en pedazos para facilitarle a las transnacionales de la muerte la apropiación de nuestras inmensas y variadas riquezas.

Lo vemos por todos lados, en las cajas de clap que vienen "sin un producto", y que el producto aparece a las dos semanas en la bodega del marido de la jefe de calle, o en las mesitas de los bachaqueros de la zona. Lo vemos en el inspector del INTT que te remite a la guardia para hacer una denuncia sobre el abuso de un transportista y en los guardias nacionales que anotan esa denuncia ¡en la palma de su mano!

Lo vemos en los taxis de la misión transporte, en los moto taxis, en el transporte público todavía en las manos de las mafias de siempre, en las panaderías, supermercados y el comercio en general, subiendo los precios a diario… y lo vemos en la vulgar tendencia de estar todo el tiempo pendiente del cada vez más inflado precio del dólar paralelo, una de las principales armas del enemigo, tasando todo en dólares, comprando y vendiendo, pagando servicios…

Con todo y eso, quiero pensar que el pueblo venezolano en su gran mayoría, es un pueblo revolucionario y patriota, afectado y confundido por la guerra y la propaganda (que también forma parte de la guerra) y quiero pensar que en el gobierno todavía tenemos compañeros fieles al legado del comandante Chávez que no se dejarán engañar por subalternos vendidos, por tanto arribista disfrazado que después del asesinato del comandante se han dedicado a sabotear y "a raspar la olla".

Y quiero pensar con todo mi corazón, que la mayoría de los venezolanos y venezolanas, saldremos juntos, tarde o temprano, con la frente muy en alto a defender la integridad, la soberanía y sobretodo la paz de la patria del gran Simón Bolívar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4198 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a272181.htmlCd0NV CAC = Y co = US