La Paz colombiana y la guerra mediática

Aunque todavía quedan muchos asuntos de letra pequeña que concretar y está pendiente los suspendidos diálogos exploratorios del gobierno con el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional, COCE ELN,  y no se conoce la disposición negociadora con los grupos insurgentes Ejército Popular de Liberación EPL y el indigenista Quintín Lame, el acuerdo suscrito en la Habana, Cuba, entre el Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos y el Comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, FARC-EP, Timoleón Jimenez, “Timochenko”, en presencia del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moom, los presidentes  de  Cuba, Raúl Castro Ruz, de Chile, Michelle Bachelet, de México, Enrique Peña Nieto, el Salvador, Salvador Sánchez Cerén, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros y, el de la República Dominicana y Presidente Pro Tempore de la CELAC, …. Mejía; no puede existir duda alguna que se trata de un hecho histórico y mundial que inicia el proceso irreversible y sostenido hacia la superación definitiva del conflicto armado interno que ha ensangrentado a Colombia y afectado la Paz y la Seguridad de toda la América del Sur.
 
Sin embargo, pese a todos los esfuerzos de las Partes presentes en la Mesa de Negociaciones de la Habana, para que en la misma, además de las víctimas civiles de la confrontación, las organizaciones de Derechos Humanos, las organizaciones sociales, empresariales, campesinas, indígenas, académicas y de intelectuales y artistas, se incorporaran las poderosas cadenas de radio, televisión, prensa que con sus visiones e intereses constituyen un factor importante en la confrontación bélica, tales empresas asociadas a grandes grupos empresariales colombianos e incluso internacionales, se resistieron a comprometer directamente con el proceso de Paz bajo el infeliz argumento de que de esa manera preservaban su línea informativa sobre las negociaciones y el posconflicto colombiano, lo que constituye una seria amenaza al desarrollo de un clima in formativo favorable a los acuerdos de Paz y de apoyo a la aplicación de Buena Fe de todos y cada uno de los acuerdos que sobre el pos-conflicto. Están culminando las Partes Beligerantes en la Comisión Técnica de la Habana que sigue trabajando con los acuerdos marcos ya suscritos por el Presidente Santos y el Comandante Timochenko.
 
En Colombia y en el mundo mediático  internacional es más que conocido que cadenas informativas como Caracol y RCN, televisoras como Noticias 24 Horas y diarios como El Espectador  y el Tiempo, han jugado un papel relevante en el conflicto armado interno, representando lo intereses de los grupos económicos y oligárquicos colombianos contrarios a los procesos de negociaciones que el Estado ha pretendido promover, hoy y en el pasado,  con las organizaciones insurgentes, criminalizando los objetivos y acciones políticas y militares de tales organizaciones, sobredimensionando los supuestos éxitos de las Fuerzas Militares, de la Policía y del reconvertido Departamento Administrativo de Seguridad, DAS y, especialmente, envenenando la conciencia del pueblo colombiano,  con el fin de darle una visión triunfalista del Estado que, tal como hoy se evidencia en la Mesa de Negociaciones, no se corresponde con la realidad de la guerra, por cuanto los acuerdos pactados reflejan que hubo una paridad estratégica de fuerzas en el conflicto armado interno que, tomando en cuenta el desequilibrio cuantitativo de fuerzas y medios de guerra y los apoyos financieros y de medios bélicos y de inteligencia de los Estados Unidos y otras potencias imperialistas, coloca al Estado Colombiano en una posición de No Vencedor y a las FARC-EP  en una condición de No Vencido.
 
No sorprende entonces que, apenas se hubía firmado el acuerdo y antes que se secara la tinta del papel, RCN y Caracol desplegaron en diversas lugares en las que se produjeron importantes hechos de la confrontación armada para entrevistar victimas legítimamente dolidas por sus efectos para acumular opiniones contrarias a ese acuerdo, en línea directa con la posición del narcoparaco y hoy senador Alvaro Uribe Vélez y su nuevo delfín político Alejandro Ordoñez, Procurador General de la Nación y enemigo acérrimo del proceso de negociaciones que las FARC-EP y el gobierno del Presidente Santos desarrollaron en la Habana y cuyo acuerdo general se acaba de firmar con el más amplio apoyo de la comunidad internacional, continuando de esa manera su papel de vocero e instrumento de propaganda de guerra de las estructuras militares y de inteligencia que den tro de las Fuerzas Militares y la Policía, se resisten a aceptar los Acuerdos de Paz.
 
Aunque no se trata de un actor armado del conflicto, la beligerancia de la canalla mediática colombiana constituye un serio factor de perturbación de la implementación de los Acuerdos de Paz al promover la sospecha y el recelo entre la población sobre el firme e incuestionable compromiso de los mandos superiores de las FARC-EP y sus unidades guerrilleras, de milicianos y los militantes de sus organizaciones políticas: Partido Comunista de Colombia y Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, de cumplir  integralmente los Acuerdos  de Paz de la Habana y avanzar en su conversión en un movimiento políticos democrático, pacífico y constitucional al servicio de las luchas del pueblo colombiano por la Soberanía, la Independencia y la Justicia Social.
 
Ha de esperarse que sectores progresistas, democráticos y pacifistas dentro del gobierno, el Congreso y la sociedad colombiana, con el apoyo amplio de las organizaciones sociales y políticas, puedan presentar iniciativas de ley contra la promoción del odio, la violencia y en defensa de la Paz, las cuales le impongan a la canalla mediática colombiana la obligación de cumplir los principios de objetividad y veracidad de la información contenido en el texto Constitucional colombiano vigente. 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1247 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a229943.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO