Diosdado, la respuesta no es demandar

Diosdado es objetivo de una fuerte campaña de la derecha internacional y nacional, los grandes medios mundiales se confabulan contra él. Se trata de una maniobra política que tiene como finalidad truncar la posibilidad socialista: buscan decapitar a las figuras que la personifican.

Diosdado demanda a los medios que lo han calumniado aquí en el país, y habla de llevar las acciones judiciales hasta Europa; es sólo una arista del problema, no la más importante, no la decisiva. El ataque forma parte de una ofensiva contra la posibilidad socialista y es allí que se debería dar la respuesta, que debe ser de masas, de Partido y, sobre todo, política. No es un asunto personal, es un problema político.

Ya lo hemos dicho, el ataque político busca fortalecer a las opciones no socialistas internas y debilitar la posibilidad socialista. Entonces, Diosdado puede ganar todas las demandas contra los medios nacionales e internacionales, y si perdemos la posibilidad socialista no habrá hecho nada, lo distrajeron y las derechas se salieron con la suya. Además, con esas demandas no educa, no alerta a la masa de la situación real que vivimos, confina el asunto a lo personal y le da una respuesta personal.

El único desagravio posible a Diosdado es construir el Socialismo, la única defensa efectiva es el Socialismo, esa será la derrota de el nacional, de teodoro, de los otros medios. Ahora bien, ¿por que atacan a Diosdado con tanta furia, mientras se adelanta el pacto con los gringos? No hay que ser ningún aventajado para darse cuenta de que están limpiando de incomodidades el camino a la entrega.

Le temen a Diosdado por su poder de crítica, de convocar a rectificación al gobierno. Lo atacan por lo que puede hacer, más que por lo que ha hecho. Diosdado puede dar otra visión de la almibarada que hoy impregna al gobierno, puede convocarlo a una reflexión sobre los malos frutos que ha traído el camino que emprendió el gobierno hace dos años. Si Diosdado, por ejemplo, consigue que se analice el problema de las colas, del desabastecimiento más allá de las acusaciones y amenazas superficiales; que se examinen las alianzas con la burguesía con ojo crítico; que se evalúe la pérdida de conciencia del deber social cediendo terreno al egoísmo capitalista; que se considere con seriedad la pérdida de apoyo y la calidad de ese apoyo popular; que se cuestione la venta de la Faja del Orinoco como si fuera una res en una carnicería; si Diosdado consigue que el altísimo gobierno reflexione, esa será la gran venganza, el desagravio mayor, después puede sentarse a tomar fresco donde le deleite y reír de último.

De Bolívar dijeron de todo, había periódicos sólo encargados de atacarlo, la Gaceta de Caracas era uno de ellos. Sin embargo, él nunca desvió su lucha, siempre llevaba en la frente la marca de la Independencia, con sus triunfos los calló.

¡DIOSDADO, CHÁVEZ, SOCIALISMO SOMOS TODOS!

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6438 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI