El éxito de Aporrea.org y el fracaso de los medios privados

Muchas veces quedamos atrapados en el constante bombardeo noticioso venezolano, y no somos capaces de analizar la cantidad y la calidad de las informaciones que se publican a diario en los cibermedios del país. Asumimos una actitud pasiva y no diferenciamos la matriz, el criterio y la transcendencia que poseen los contenidos difundidos, para que evolucione la infraestructura periodística venezolana, más allá de los lineamientos políticos, económicos y sociales que repercuten en el entorno comunicacional establecido.

En tal sentido, vamos a demostrar que el portal venezolano Aporrea.org viene reinventando con éxito la escena noticiosa criolla, superando el pan y circo mediático impuesto por los desechables medios privados, como Lapatilla, Noticias24, Dolartoday, Globovisión, Noticierodigital y demás engendros corporativos financiados por el Imperio yanqui, que viven desinformando y confundiendo a una gran cantidad de venezolanos, para que NO puedan emplear el pensamiento crítico y juzgar en blanco y negro el acontecer público vislumbrado.

Por eso, explicaremos los cinco aspectos básicos que catapultan a Aporrea.org como el referente informativo venezolano, utilizando el análisis comparativo, la inferencia y la argumentación holística.

1) Enfoque Comunicacional: Sabemos que los medios privados venezolanos demuestran una clara tendencia a publicar contenido basura, proyectando el sensacionalismo, el amarillismo y la chabacanería en sus esquemas informativos, gracias a una serie de morbosos titulares que abarcan: "¡Insólito! Esta mujer tiene los senos más grandes del Mundo", "¡Impactante! El día que unos ovnis paralizaron un partido de fútbol", "Puso a su novia en alquiler para comprarse el Iphone 6", "Sampablera en cola con niños incluye detonaciones", "Marcados como bestias bajo un sol implacable" y "Hombre acuchilló y degolló a sus padres".

En los medios privados siempre se prioriza el material informativo relacionado con el sexismo, con las pseudo-ciencias, con la frivolidad, con la vulgaridad, con la apología de guerra y con los antivalores adquiridos en manos del Tío Sam, para generar más tráfico y más visitantes en sus rebuscados sitios Web, pese a que están embruteciendo a la población venezolana con ese tremendo bodrio noticioso.

No obstante, en Aporrea.org existe una mayor ética periodística en el tratamiento informativo de las noticias, respetando el intelecto de toda la comunidad lectora. También se valoran los temas del ámbito cultural, sociológico y ecológico, ayudando a que los cibernautas venezolanos lean informaciones que abren el panorama del conocimiento, y proyectando el interés por temáticas soslayadas en los medios privados. Entre "La Contra Cultura versus la Cultura capitalista", "La dialéctica de la Agro-ecología", "Mujeres indígenas, feminismo y políticas", "¿Nuevo orden mundial o dictadura universal?", "La moral del ciudadano bolivariano" "Generalidades en el delito del tráfico de drogas" y "Propuesta para el desarrollo tecnológico militar", se va regenerando poco a poco la razón de los lectores, evitando que sean presa fácil de los domadores de turno.

2) Longevidad de los Contenidos publicados: Para nadie es un secreto que los contenidos de Aporrea.org son frecuentemente empleados para documentar trabajos de investigación, tesis y proyectos educativos en las escuelas, politécnicos y universidades. El desarrollo intelectual, el choque de opiniones y el sustento teórico de los artículos subidos al portal de Aporrea, NO es posible encontrarlo en los textos periodísticos de los lacónicos medios privados, ni en el automatismo robótico de Wikipedia.

De hecho, el motor de búsqueda de Google prioriza las noticias y los artículos de opinión publicados en Aporrea.org, porque representan una fuente alternativa confiable de información, para la mayoría de los usuarios que navegan en la red telemática de Internet. Es sorprendente apreciar como padres de familia, profesores y estudiantes que se consideran acérrimos opositores al régimen socialista venezolano, pasan horas visitando la página de Aporrea en busca de material que les ayude con la elaboración de sus trabajos académicos. Lo digo por mi propia experiencia, ya que tiendo a recibir correos electrónicos de personas que desean asesoría para investigaciones vinculadas al tema del Medio Ambiente, y ellos me aseguran que en los portales de los medios privados sólo encuentran rumores, plagios e informaciones desactualizadas.

3) Participación de los Lectores: En los medios privados venezolanos, los lectores sólo pueden participar a través de la sección de comentarios que presentan sus páginas Web, que dicho sea de paso, suele estar llena de frases obscenas, de peleas entre los usuarios y de fotografías bizarras que reflejan la carencia de inteligencia ostentada por los seguidores de la ultraderecha venezolana. Quizás por esas razones, es que los lectores nunca intervienen en la creación de los contenidos que se publican a diario, pues NO gozan de los mínimos recursos gramaticales para escribir un párrafo sin caer en errores ortográficos, en palabras soeces y en vilipendios a granel.

Vemos que los medios privados permiten que los lectores se insulten a muerte, dentro de sus mercados de pulgas cibernéticos. No piensan en los niños y adolescentes que se conectan a la red y quedan expuestos al ultraje. Basta con visitar el foro del portal Noticierodigital.com, el cual se ha convertido en un antro de individuos frustrados que escriben basura sin que exista la debida supervisión, o el bloqueo a los esquizofrénicos usuarios que inventan las vagabunderías virtuales. Ellos no aportan nada al círculo informativo venezolano, ya que los mensajes que comparten en las redes sociales NO son publicados ni respondidos por sus idolatrados dioses capitalistas, evidenciando la clara pasividad comunicativa entre el emisor y los receptores.

Sin embargo, en Aporrea todos los días se publican contenidos de calidad generados por el inmenso número de compatriotas venezolanos, que sacan a relucir su casta revolucionaria, aportando artículos de opinión, noticias, denuncias y reportajes que ayudan a establecer ideas para el debate, en aras de seguir incentivando el feedback del pueblo trabajador, creativo y bien informado que habita en Venezuela. Vale la pena resaltarlo, porque la participación ciudadana define la línea informativa de Aporrea.org, rompiendo con la raíz unidireccional de los medios privados, y construyendo la comunicación alternativa al servicio de las comunidades.

4) Espacio Publicitario: Cuando visitamos los portales de los medios privados venezolanos, no sabemos si estamos leyendo una noticia o una publicidad disfrazada de noticia. Es tan invasiva la colocación de avisos publicitarios, que nos obligan a cerrar la página Web por la falta de respeto que demuestran hacia la salud mental de los usuarios. A los medios privados no les importa en absoluto el hecho informativo, pues para ellos la noticia es un negocio que se le cobra religiosamente a los anunciantes. Los infinitos banners, las hiperactivas animaciones y las ventanas emergentes que aparecen en los medios privados, dejan a la noticia relegada en un segundo plano, siendo la excusa perfecta para continuar lucrándose con el tiempo perdido de los analfabetos visitantes, que ya quieren depositar más dinero en el banco, tomarse una fría Pepsi, colocarse lentes de contacto, comprarse un atractivo carro último modelo, inscribirse en la academia de inglés, viajar tres días y dos noches a gringolandia y demás comidilla consumista.

Por el contrario, en Aporrea se le concede prioridad al suceso informativo, dejando bien despejada el área central de la lectura, y apartando los poquísimos banners publicitarios a zonas secundarias de la pantalla, que NO interfieren con la comprensión lectora de los usuarios. Cabe destacar, que Aporrea es un medio alternativo que no recibe financiamiento de la empresa privada ni de los entes gubernamentales, lo cual ensalza el esfuerzo y el compromiso de informar con valores éticos y deontológicos a todos los venezolanos.

5) Responsabilidad Social: Es consabido que los medios privados venezolanos jamás se preocupan en generar un cambio de mentalidad en sus lectores, para despertar la conciencia en los hombres y mujeres que acostumbran a visitar sus apáticos portales. No les conviene que la gente piense un poquito en todos los males que aquejan a la Sociedad Moderna del siglo XXI, porque para ellos es muy aburrido asumir el reto de erradicar la pobreza, el hambre y la sed que padecen los indigentes más desamparados del orbe. Si ni siquiera salen a las calles venezolanas para regalarle un vaso con agua al limpiabotas de la esquina, es trágicamente imposible que los medios privados se transformen en agentes de cambio, y se vuelvan empáticos y solidarios con tanta impunidad que se roba la sonrisa del planeta Tierra.

Por fortuna, en Aporrea si se abordan esos mal llamados "Tabúes" que están asfixiando los cimientos de toda la comunidad global, y que tienden a ser negados por los indiferentes medios privados venezolanos y extranjeros. El bullying o acoso escolar, las sangrientas Corridas de Toros, la transculturación, los casos de racismo, el conflicto ambiental global, el machismo, el individualismo, la obsolescencia programada, la pederastia en la Iglesia, la trata de personas, la resistencia indígena, la comida chatarra, el reciclaje y demás temas de relevancia social, forman parte del contenido publicado con recurrencia en Aporrea.org, para que la libertad de expresión trascienda en base a una ideología humanista, la cual siempre le ganará la batalla a los mediocres medios privados.

Recordemos que el problema de los cibermedios privados venezolanos sobrepasa el núcleo informativo de la colosal World Wide Web, ya que ellos trabajan en mancomunidad con los tradicionales medios impresos y audiovisuales del país, siendo los grandes culpables de mantener un estado de violencia ciudadana en la geografía del tricolor patrio, manipulando el discernir de la sociedad civil con la publicación de noticias que instan al odio, a la subversión y al nerviosismo de nuestros compatriotas.

Detrás de las colas en los supermercados, de los cacerolazos, del bachaqueo, de las guarimbas y del clima hostil de la colectividad, se hallan ocultas las tendenciosas líneas editoriales y las agendas informativas controladas por la empresa privada venezolana, que repite una y mil veces el verbo de "La crisis en Venezuela" mediante el lavado de cerebro que sufren los televidentes las 24 horas del día, por el sistemático plan desestabilizador orquestado con la ultraderecha internacional a través de la CNN y de sus borregos de ataque en el país, léase Venevisión, Globovisión, Televen, Canal I y el resto de sucursales regionales.

Dicen que la verdad vuela mucho más alto que la mentira, y queda claro que el portal venezolano Aporrea.org, está cumpliendo al pie de la letra con la praxis comunicacional revolucionaria, que tanto necesita nuestra querida Venezuela para seguir contrainformando y desenmascarando a los genocidas medios privados. Así estaremos gestando la creación del Hombre Nuevo, que transitará el camino de la solidaridad, de la unión y de la paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Carlos Ruperto Fermín

Licenciado en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso, LUZ. Ekologia.com.ve es su cibermedio ecológico en la Web.

 carlosfermin123@hotmail.com      @ecocidios

Visite el perfil de Carlos Ruperto Fermín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: