¿Hasta cuando Televen utiliza la concesión que le da el Estado para joder?

Hemos expresado lo importante de la entrevista de Schemel, que no ha hecho más que poner nombre y meter “el dedo en la llaga” de lo que verdaderamente está ocurriendo en Venezuela. Sin duda, tiene razón cuando señala que nuestra Revolución Bolivariana necesita establecer políticas comunicacionales eficaces que contrarresten los ataques de esta guerra psicosocial, porque en estos momentos las armas no son lo fusiles, sino los mensajes y los rumores que se difunden en nuestro país.

Es en ese contexto, de la guerra psicosocial, y de que en estos momentos las armas no son los fusiles sino los mensajes, lo rumores, las manipulaciones mediáticas para tergiversar nuestras percepciones, que el canal de los Cameros, Televen, pensando que nosotros somos pendejos, y haciéndose ellos los pendejos, están casi que imperceptiblemente haciendo el trabajo que otrora hacían RCTV y Globovisión.

Dicha planta televisiva, a cuenta de la libertad de expresión, desde hace un rato largo, ha venido asumiendo y posicionando programas de la otrora RCTV. Pero como principal cañón en el marco de esta guerra psicosocial, donde pretende ir socavando las bases políticas y sociales de nuestra Revolución, es un programa dominical que transmiten de 10 a 11 pm llamado “100% Venezuela”.

En la sinopsis de dicho programa, podemos leer lo siguiente: “100% Venezuela refleja realidades de la mano de quien más necesita ser escuchado, sus impactantes historias son narradas por sus protagonistas, venezolanos admirables que construyen país día a día y cuyo accionar consolida el porvenir de la nación, ciudadanos que a través de la cámara y el micrófono de 100% Venezuela dan a conocer su situación con la firme esperanza de que tras hacerla pública puedan lograr una ayuda o una solución inmediata.

Los casos periodísticos que 100% Venezuela lleva a su pantalla, en su mayoría, reflejan crudas realidades que forman parte del día a día de un país que se debate entre infinidad de problemas para sortear su devenir. Son problemas sociales que afectan a todos pero que se ensañan con mayor fuerza contra el más desprotegido, contra el más indefenso, personas humildes que padecen el infortunio de no contar con suficientes recursos para blindar su felicidad.

El equipo periodístico de 100% Venezuela junto al apoyo de avezados especialistas, consultados para diversos temas, hurgan en las más intrincadas situaciones a modo de desentrañar panoramas complejos para adentrarse en la raíz del problema y así poder llevar al televidente la precisión informativa dada por el rigor periodístico sobre el que se sustentan los casos de investigación abordados en el programa.

Temas de carácter social se exponen en la voz de sus protagonistas, venezolanos anónimos, con historias que pudieran llegar a ser la del propio televidente, con el valioso aporte de ofrecer, a través de expertos y experiencias previas, posibles soluciones que contribuyan en la erradicación del problema ó en mitigar su duro impacto en la población.”

Ahora, analicemos concienzudamente esta sinapsis.

Es una gran conquista de esta Revolución la libertad de expresión y la cultura del debate. De la crítica y la denuncia ante las fallas, ante los errores, ante las ineficiencias, ante las ineficacias, pero, como ya llevo unas tres semanas observando el programa, he podido notar como le dan sus piquetes al mismo, exacerban problemáticas, pero sobre todo, no aportan propuestas para solucionarlas. Antes bien, ha sido un vehículo para posicionar matrices de opinión, de contribuir a la campaña de neurotización y caotización de la sociedad, para borrar los códigos e ideas que nos sembró Chávez, y reprogramarnos con su mensaje de odio, de angustia y de incertidumbre.

¿Será que este programa expresa el sentir de Consejos Comunales, de Comunas y de verdaderas y genuinas expresiones del Poder Popular? ¿Habrán hecho algún Programa sobre los “Barrio Adentro”? ¿El Cardiológico Infantil Gilberto Rodríguez Ochoa? ¿Por qué solo mostrar lo malo?

Sin duda en este momento en el país afrontamos por profundas y hondas dificultades, pero cuando observo sistemas de transporte masivo como el Metro Cable, Cable Tren Bolivariano, el Ferrocarril hasta Cúa, el Metro de los Teques, el Metro de Maracaibo, el incremento de la matrícula escolar y universitaria que nos sitúa entre los 5 países del mundo con mayor matrícula universitaria y 2do de Latinoamerica, solamente superados por Cuba, los logros en el deporte, la edición, publicación y hasta regalo de cualquier cantidad de libros para nuestro pueblo, el orgullo de ser patriotas y venezolanos, no lo veo reflejado en esas crónicas y es parte de la realidad que no muestra ese programa.

Todos los esfuerzos del Gobierno Bolivariano, primero con Chávez y ahora con Maduro, han ido enfocados precisamente a los que menos tienen,ahí esta Barrio Adentro, los Mercales, los Pdvales, la Misión José Gregorio Hernández, La Misión en Amor Mayor, Madres del Barrio, Hogares de la Patria, la Misión Sucre, Misión Ribas, Misión Robinson para precisamente atender la inmensa deuda social a nuestro pueblo. Reconocemos que esa inmensa deuda social no está saldada, y aún hay muchísimo por hacer, pero de ahí a negar logros y avances de nuestra sociedad, y sobre todo con los más pobres y excluidos, son una necedad del tamaño de un templo.

Pero claro, y eso lo reconocen, es que realmente el programa no es un programa informativo o de denuncias de realidades, es un programa para agitar, provocar, disociar, neurotizar a nuestro pueblo. Porque la producción del mismo, como lo señalan en su sinapsis cuenta con el apoyo de avezados espacialistas, en su mayoría son psicoólogos y psiquiatras, que contribuyen de manera importante a presentar los temas con mayor toque de dramatismo y terror. De ahí a la música tétrica que colocaban en Globovisión cuando querían que ciertas y determinadas informaciones tuvieran un impacto dramático no es mucha la diferencia. No olvidemos que en estos momentos la batalla está en la mente y en el corazón de nuestro pueblo.

Y para poder presentar sus informaciones, y que las matrices informativas y operaciones psicológicas que lanzan puedan calar en nuestro pueblo, además de la opinión de sus “avezados especialistas” que buscan legitimar la matriz que quieren imponer, además de plantear temas y problemáticas que en muchos casos son reales y no puedo negarlas, pero que muchas veces son exageradas y manipuladas a conveniencia, deben presentarla con gente que sea lo más parecido a uno, para crear un anclaje y que “el televidente” se identifique y enganche con la misma. Esto de verdad es sumanente peligroso y lo estamos subestimando.

Y lo subestimamos, porque la mayoría de nuestra sociedad ha estado formada por el sistema capitalista es de una mentalidad sumisa. Por eso recomiendo un buen libro de Vicente Romano, “La Formación de la Mentalidad Sumisa”. Debemos aprender a pensar con nuestra propia cabeza, a ver las cosas con profundo sentido crítico.

Creo que no podemos seguir con el eufemismo, a cuenta del tema de la libertad de expresión, permitir este tipo de programas. Como ya lo señalé en los párrafos iniciales, Televen hecho los pendejos, está haciendo el trabajo con este programa, de ir contribuyendo a la neurotización y caotización de nuestra sociedad. Son los principales actores y la vanguardia en esta oleada de guerra psicosocial, y están aportando su granito de arena para el asedio y la ferocidad de los ataques en contra de nuestra Revolución.

Y sin duda coincido en que nuestro Gobierno y nuestra Revolución debe diseñar una política comunicacional con un carácter estratégico para así poder enfrentar esta guerra psicosocial y contribuir a restablecer los niveles de esperanza contra la incertidumbre que pretenden instaurar en la población venezolana.

Creo que debemos estar muy atentos a la programación de este canal. No es la idea que le revoquen su concesión o saquen de su parrilla ciertos programas, pero sí contribuir a neutralizar las matrices que pretenden imponernos como sociedad y como pueblo.

Eran algunas opiniones y algunas alertas que me quería permitir formular ante este cañón de la derecha al que hay que combatir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4916 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a203281.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO