David de Lima, Presidente Editor del Bloque Capriles

Esta, es una historia larga y un poco personal que trató de resumirla. Hoy después de casi 13 años supe de David de Lima. Antes nos veíamos en el MAS-Anzoátegui, pero confieso que estando ahí cerquita éramos contrarios más por lo que pensaba su grupo y el mío, que por lo que ambos habíamos conversados. Nunca conversamos más allá de las trifulcas de la reunión estadal del MAS.

En una oportunidad y producto de una decisión de los grupos, David de Lima y Yo competimos por la Secretaría General del MAS en Anzoátegui y aunque yo le gane en los centros electorales más importantes (puerto la cruz y otros), David de Lima ganó. Luego de eso y productos de unas declaraciones que ofrecí su grupo y el “mío” decidieron expulsarme y prohibirme entrada a la convención estadal. La carta manuscrita me la hicieron llegar a través de una amigo en común; el Dr. Juan José Nuñez  y la guardo con un buen trofeo. Me ha servido para verle de cerca la cara a la  lealtad de unos “amigos”, haber observado la democracia y mezquindad en el MAS. Guardo ese manuscrito porque lo siento como un trofeo que  ganaba por haber sido consecuente con lo que pensaba y creía que era el MAS de ese entonces. Ya destiñéndose.

El grupo (tendencia) en el cual militaba en el MAS o los que he visto alguna vez por ahí, piensan hoy un poquito peor que un adeco a finales de las décadas del siglo XX. Ya el más estaba destiñéndose completamente y por eso no me ha sorprendido ver a estos amigos pensando y hablando como el adeco o copeyano más recalcitrante. No es que le pido que sean Chavistas, simplemente cuesta verlo más adeco que un adeco de los 80 como si nada hubiese pasado.

David De Lima no aguantó y fue uno de los primeros gobernadores que se fue al otro lado. Este domingo 05/04/2014,  después de muchos años vi a David De Lima y aunque por lo que leí sigue donde los deje, luce, muy a pesar del cargo que ostenta hoy, más reflexivo, tolerante y con capacidad de mirar la situación venezolana con la visión que debe mirarla una persona que tuvo la oportunidad de estar en lucha política y no ser ahora del proceso, pero  puede ver las cosas buenas y los errores.

Este David de Lima no puede decir que lo conocí en el MAS porque ahí nos “conocíamos” porque se “conocía” al otro, por la visión que imponía el grupo  y entiendo desde hace tiempo que el grupo imponía una visión de cómo ver a las personas que estaban en otra tendencias. Este David De Lima que conocí este domingo (05/04/2014) parece otro. Felicito su crecimiento político. Aplaudo el cargo que tiene y es bueno que esté ahí en el centro, capaz de exigir y promover la tolerancia. Es valiente sentir que estando donde está, es capaz de juzgar la violencia de grupos pequeños y apostar por un dialogo constructivo que valore el esfuerzo realizado por este proceso. Los violentos ignoran, desconocen y no les importa, que el país de la IV Republica dejo una mortalidad infantil sobre 54% y una desnutrición igual de impactante. Ellos apuestan a volver a eso y el dialogo que proponemos  debe apostar por conservar todo estos logros que el proceso ha consolidado. Por supuesto promovemos un dialogo, cuyo coordinador de  confianza y no esté apostando al golpe. Este David que conocí a través de la entrevista publicada en Últimas Noticias, cuestiona la intolerancia, la violencia y apuesta porque la constitución sea el instrumento para tratar las diferencias. No lo dijo así, pero no es parte de ese capricho de “Madura vete ya”.

Lamento que otros en el MAS o lo que queda del MAS hayan reencarnado o sean un clon de Octavio Lepage, Canache Mata y un poquito peor que Antonio Ledezma. La metamorfosis es una opción y parece que ese virus de producir metamorfosis se quedó en el MAS y de vez en cuando, nos tropezamos con mucho Antonio Ledezma y Lepoldo López en el MAS.

Sin lugar a dudas se equivoco García Marqués y peor aún, se equivocó Mikis Theodorakis  con ese hermoso himno que le escribió y regaló al MAS, que terminó siendo un partido muy disminuido. Me duele decirlo, pero ese MAS con tanta creatividad que nació, tuvo en algún momento de su vida  una sobredosis y acabo como un indigente. Es una gran lastima.

Celebro esta posición que ahora ocupa David De Lima y me reconforta su manera de percibir estos actos de violencia que promueve la derecha. Es valiente estando donde está.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2148 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a185890.htmlCd0NV CAC = Y co = US