¡Alerta mediática!

Los medios inveraces como órganos de la derecha

Mal puede esperarse colaboración ciudadana de los sectores donde operan las guarimbas, si esos habitantes locales no leen otros medios que los de la derecha golpista y antichavista que desde hace muchos años viene actuando descaradamente en contra de esta revolución. La llamada prensa capitalina tradicional y la mayoría de los diarios de provincia, los de Maracay y Valencia, por citar algunos de notoria complicidad golpistas, sólo sirven a la derecha.

Poco sirven las declaraciones ya majaderas de muchos voceros del gobierno repitiendo que los medios tergiversan y están más al servicio de la derecha y de sus asesinos, sicarios y delincuentes contratados por esa derecha para desestabilizar nuestra sociedad, y mire que lo han venido logrando.

Cada día que pasa suman más muertos de parte del chavismo, del ejército y de la policía nacional. Se nos informa de privados de libertad que el pueblo no logra verlos encarcelados ni el gobierno transmite los sitios de reclusión en vivo donde se hallen y por cadena nacional.Los asesinatos del 15/4-año pasado-siguen sin solución eficiente ni popularmente convincente. Creemos que el burocratismo sigue enquistado en nuestro Poder Judicial y en el Ministerio Público

Pero, fundamentalmente, mientras buena parte de la población no chavista desconozca qué pasa realmente en nuestro país, qué hace esa derecha a la que ellos defienden influenciados por los informes mediáticos de esos órganos de la derecha, es poco lo que se avanza. Cada día los protagonistas de los actos criminales, que siguen viéndose a diario, improvisan nuevas estrategias que apenas el Gobierno ataja posféstum.

Estos órganos mediáticos deben ser censurados casi de inmediato. Existen disposiciones legales para actuar contra medios cuyas publicaciones no sean veraces. El gobierno debe tomar medidas urgentes frente a unos medios que dejaron de ser medios informativos para convertirse en órganos políticos de divulgación de los ideales, acciones y estrategias propias de la contrarrevolución.

Como tales órganos, no debe recibir ningún beneficio cuando esos medios sean descarada y abiertamente subversivos y cómplices descarados de los criminales actos llamados guarimbas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: