Pildoritas 67 (año VII)

Por casualidad sintonicé un programa en Globovisión, canal que por cierto se está ganando el honor de que ya no le llamen “globoterror” epíteto muy bien ganado por los antecedentes golpistas y fascistas que tuvo durante mucho tiempo y que al parecer ha moderado, aunque aún quedan rezagos como el programa a que me refiero y que moderan la copeyana Makly Arenas y Manuel Felipe Sierra. El tema: “ Si en Venezuela se puede afirmar que existan liderazgos emergentes o no”.

Tanto ella como el entrevistado, así como los que opinaron desde la calle, coincidieron en su mayoría que este país en ese sentido no tiene futuro, claro como siempre sólo salieron al aire las que les convenían de manera descaradamente sesgada.

Si a mi o cualquier revolucionario nos hubiesen entrevistado, seguramente la respuesta hubiese sido otra, como debieron ser muchas que por supuesto acallaron .

Pareciera que estos dos señores, una copeyana y otro adeco, piensan de esa manera, porque circunscriben su opinión a lo que ven en los cascarones vacíos de los partidos a los cuales pertenecen, partidos sin juventud y si acaso hay alguna, invisibilizada totalmente.

Pero resulta que su ceguera o su odio no les deja ver lo suficiente, como para que se den por enterados que del lado de la revolución, existe una generación de oro, que por cierto no es sólo en el deporte continental y mundial sino en todas la áreas de la vida nacional.

Pareciera que no saben ni han visto a una Andreina Tarazón, la ministra más joven que cualquier gobierno haya tenido, demostrando una capacidad inusual en su discurso y en su gestión, o un Héctor Rodríguez, quien aquel recordado día, por cierto junto a Andreina, cuando la derecha desperdició la oportunidad de hablarle al país en cadena y prefirieron huir como ratas de la Asamblea Nacional, aún estudiante, demostró la madera de la que está hecho y ahora lo vemos ejerciendo un liderazgo, que es muy difícil conseguir en la acera de enfrente, con la claridad en el discurso, el trabajo y la gestión que ahora mismo está realizando como flamante Ministro de Educación, o un Andrés Izarra en turismo, el Ministro de la Juventud Víctor Clark, el diputado más joven de la Asamblea Nacional, Robert Serra, para sólo mencionar unos pocos sin ir más allá de la capital, pues el país entero está lleno de jóvenes talentosos que han cerrado filas con la Revolución.

Pareciera que no vieron el acto de el poliedro con la juventud de los liceos del país en el cual unos muchachos todavía niños, nos convencieron con la claridad de sus conceptos y la seguridad de su discurso que la Revolución tiene liderazgos de relevo para muchísimas generaciones por venir.

Claro que de ello ni siquiera van a hacer mención personajes como la Arenas y su entrevistado, porque sería reconocer lo que en estos momento ya nadie duda que es que la Revolución llegó para quedarse porque tiene un material humano de todas las edades que lo garantiza.-

Por otro lado esa ventaja incuestionable de la revolución al compararse con los supuestos liderazgos de la derecha, dejan ésta muy mal parada pues si los lideres emergentes que allí pudiese haber son como el guarimbero mayor Leopoldo López, quien en sus ansias de lograr el poder comenzó a pisar atajos desde hace mucho y remató con lo que conocemos, que le ha costado al país muerte, destrucción y costos enormes en su economía y junto a él los que le siguen, en su mamotreto de partido, creado para recibir financiamiento y montar acciones de terror, en la pretensión de llevarnos a una guerra civil, el futuro de la derecha, ya no la ultra sóla, sino también la llamada tradicional, hay que afirmar, que no tienen ni tendrán, la posibilidad de mostrar una generación de relevo, simplemente porque la que hubiese podido existir, se dejó secuestrar por unos dementes como el López, La Maricori, el paramilitar de San Cristóbal y casi que todos los pocos alcaldes quienes por desgracia para el pueblo, lograron engañar a los votantes que les eligieron de las filas del partido fascista Voluntad Popular y el más emblemático, a quien le dieron el tratamiento de un producto de marca en los medios, para imponerlo, y el rotundo fracaso que lograron le está llevando, poco a poco al basurero de la historia que no les perdonará el estar utilizando jóvenes envenenados y engañados en su pretensión violenta`por lograr el poder por esa vía y de paso anulándolos como posible generación de relevo, que sólo podría servir para actuar como los han formado, para la muerte y destrucción como ha quedado demostrado sin prueba en contrario.-

Liderazgo, claro que hay, pero para asegurarle muy larga vida a esta Revolución que como siempre decía el Gigante, “no tiene marcha atrás”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: