¿Y ahora quien podrá ayudarnos? Sin Chávez, Sin Mario y Sin alguien que nos escuche!

Desde que el comandante asumió la conducción de la Patria muchos obstáculos se encontró en el camino. Supo manejar hasta el último momento los entuertos, que se hicieron en contra de esa nueva manera de gobernar llamada Revolución Bolivariana.


Trató de inculcarnos ideales y buscó por todos los medios formarnos, pero esa formación no se dio en su totalidad. Nos preguntamos ¿Por qué? Es muy fácil responder esto, resulta que todavía existía y existen los vicios enquistado de la cuarta república y quienes lograron el poder gracias al portaviones de Chávez, no les interesaba formar a las bases, a la militancia y al pueblo. Debían manejarlo a su conveniencia, por eso no se dieron los programas de formación, ni se discutían dentro de los Consejos Comunales todo aquello que se mandaba a través del partido, fueron muy pocos los interesados. “Nos han dominado más por la ignorancia que por la Fuerza” Simón Bolívar.
Tenían “EL PODER” y no se lo darían al PUEBLO. Lamentablemente Chávez sabía lo que estaba pasando, y en cada reflexión nos dejaba un mensaje entre líneas. Esperó siempre, que quienes lo acompañaban rectificaran sin que él tuviera que actuar. Pero eso nunca se dio.


El escenario político en los actuales momentos se ha convertido en una situación contraria entre los mismos revolucionarios. Estamos pasando momentos desagradables, que nos preocupan enormemente y no quisiera ni imaginarme cuales serían las consecuencias.


De todo esto me queda una Reflexión: No nos quieren escuchar, nos están tratando como en épocas pasadas, solo servimos para ir a votar. ¿De nada valió el esfuerzo de nuestro Comandante?.


Recuerdo que cuando Mario inicio La Hojilla, estaba dedicado a tratar de resolver cosas que planteaba el pueblo. Se presentaban infinidades de denuncias, al pasar el tiempo, Mario siguió con un nuevo formato en defensa total del Comandante y la Revolución. De vez en cuando hacia un llamado de atención a quienes estaban representando a la revolución con cargos importantes, decía: Sé que hay camaradas que no están haciendo las cosas bien, no se equivoquen.


Recuerdo un programa en VTV que manejaba Diógenes Carrillo “La lámpara de Diógenes” Sacada de la programación en el 2005 sin saber aún el por qué, salió fuera del aire. Allí los micrófonos eran para el pueblo y había denuncias sobre situaciones incumplidas.


El Profesor Vladimir Acosta también tenía un espacio de media hora por VTV y también salió del aire.


Lo anteriormente escrito es solo para recordar y ver como en plena Revolución Bolivariana fueron sacados del aire programas que iban en favor del pueblo. Entonces me pregunto ¿Cuál es nuestra participación en la Revolución? No hemos sido escuchados cuando manifestamos hechos irregulares cometidos por personajes que solo predican los ideales de la revolución. Somos atacados y maltratados, intimidados, nos quitan el pan de la boca, prefieren vejarnos que darnos el beneficio de ser escuchados y averiguar las denuncias, no se respeta ni siquiera el derecho al trabajo.


Me mantendré firme con lo que aprendí de Chávez, siento que ya nada es igual. Sé que muchos han percibido lo que yo siento. No sé hasta dónde más el pueblo deba sacrificarse por mantener unos personajes que han desviado el sentido del Gran Sueño de Chávez. Nuestro enemigo está dentro de nuestras filas.


Lo que lamento, es que el partido a pesar que Diosdado Cabello está tratando de rescatarlo, seguirán las mismas figuras, serán los mismo que nos han venido atacando, burlándose del pueblo. Personas que no les interesa la revolución y que saben llevársela bien con la oposición.


¿Qué paso con la Revolución? ¿Qué paso con el Golpe de Timón? ¿Qué paso con las Comunas? ¿Cómo reorientar a los Consejos Comunales? ¿Qué paso con el Poder Popular?


Siento mucha tristeza de ver como en Bolívar que es el estado donde me encuentro ubicada, sigue todo igual, solo cambiaron nombres, sin beneficios en favor de la Clase Obrera y sin beneficios para quienes hemos mantenido las críticas a todas las desviaciones que vienen pasando en nombre de la revolución. Decepción es poco lo que siento. Indignación y de manos atada.


Nadie nos dijo que sería fácil, pero nos dejó una herencia de cómo debían seguir las cosas. Ojala que Dios le permitiera que desde donde estés nos puedas iluminar para recuperar su Gran Sueño.


No quiero ser pájaro de mal agüero, así como van las cosas, las Municipales las veo en desventaja para el Oficialismo.


¡Yo solo sé que ustedes lo saben, y ellos saben lo que nosotros sabemos!


¿Ahora quién podrá ayudarnos? ¿Quién nos escuchara? ¿Valdrá la pena seguir en la lucha?


Solo les puedo decir que Elizabeth Valdiviezo será Irreverente en la Discusión y leal en la Acción.


\



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2091 veces.



Elizabeth Valdiviezo


Visite el perfil de Elizabeth Valdiviezo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elizabeth Valdiviezo

Elizabeth Valdiviezo

Más artículos de este autor