Descarada injerencia de EEUU y las mentiras del Washington Post

El diario estadounidense The Washington Post publicó el viernes una noticia sobre la detención del estadounidense Timothy Hallet Tracy acusado de estar vinculado con la conspiración de la extrema derecha contra la democracia venezolana. Este diario como siempre, manipula la información y tergiversa la verdad de los hechos.

The Washington Post dice que "la escalada de la tensión política en Venezuela se presenta mientras funcionarios señalaron que podrían estar preparando el arresto del perdedor Capriles Radonsky". ¿Arresto? Ojalá, pues es autor intelectual de la locura que incitó en Venezuela.

Si bien movimientos y organizaciones sociales han exigido que se enjuicie a Capriles por incitar a la violencia
luego de no reconocer los resultados electorales, por mandato de Washington, llamado a sus seguidores a "drenar la arrechera" lo que produjo 9 muertos, decenas de heridos, asedios a sedes del CNE, incendios y ataques a CDI, sedes de partidos y otras instalaciones gubernamentales, no hay hasta el momento ningún funcionario venezolano preparando el arresto de Capriles.

Según el diario estadounidense, el vocero del Departamento de Estado, William Ostick, negó que Timothy Hallet Tracy trabaje para el gobierno de EE. UU., que funcionarios de la embajada ha intentado acceder a Tracy y que las acusaciones no han sido en modo alguno probadas, pero el ministro de Interior y Justicia Miguel Rodríguez Torres afirmó tener documentos probatorios, que Tracy recibió financiamiento extranjero, que luego fue bajado a los jóvenes de los partidos de la extrema derecha venezolana para generar acciones violentas en el país y conducirnos a una guerra civil.

¿Cuándo alguien ha visto al Departamento de Estado de EE. UU. reconocer que tienen a un agente de inteligencia operando en algún país? ¿Creen que somos pendejos?

Algo muy curioso es que según me informaron, el pasaporte de Tim Tracy fue emitido en enero del 2013 y expira en 2014. ¿Un pasaporte de un año de duración? ¿No estaba Tracy desde el año pasado en Venezuela? ¿Le robaron su pasaporte y la embajada emitió uno aquí? Pero los pasaportes que sepamos duran 5 años así sean emitidos en embajadas. Lo sé porque he tenido que ir a alguna embajada para la emisión de un nuevo pasaporte.

Volviendo a Ostick, éste dijo que EE. UU. "categóricamente rechaza las acusaciones de un esfuerzo del gobierno estadounidense para desestabilizar a Venezuela o perjudicar a alguien en Venezuela". ¿Seguro?

Cabe recordar que el 5 de marzo 2013, el gobierno nacional expulsó del país a los agregados militares estadounidenses David Delmonaco y Devlin A. Kostal luego de que estos funcionarios habían contactado a militares venezolanos para incorporarlos a un plan de desestabilización contra Venezuela, planificado desde el Departamento de Estado de EE. UU..

El pasado 6 de abril, en plena campaña electoral, el presidente Nicolás Maduro denunció reuniones de la funcionaria de la embajada de Estados Unidos, Elizabeth Hoffman, con el representante del partido Primero Justicia Wilson Castro, con la intención de ejecutar planes desestabilizadores de cara a los comicios del 14 de abril y planificar un apagón en el estado Bolívar. La denuncia estaba soportada en videos y fotografías.

El gobierno de EE. UU., que abiertamente desconoce los resultados electorales del 14 de abril, ha pedido una "revisión cuidadosa de los votos emitidos". ¿Y quién es EE. UU. para exigirle a otro país una revisión?

Por otro lado, The Washington Post miente cuando señala que minutos después que se anunció la victoria del presidente Maduro, él dijo que permitiría un reconteo de votos, pero que el gobierno dio marcha atrás al día siguiente, cuando la verdad es que Maduro, si bien aceptó una auditoría, expresó que era decisión del CNE aceptar o no la misma si era solicitada por el comando de la oposición. Es público y notorio en Venezuela que ningún candidato puede exigir dar marcha atrás a una auditoría solicitada por otro candidato y que es el CNE quien toma la decisión de realizar una auditoría, aparte de la auditoría del 54% de la mesas de votación que se realiza en los centros electorales la misma noche de la elección.

Según informa The Washington Post, Ostick dijo que "las tensiones en Venezuela son el resultado de una elección estrecha y es por ello que seguimos creyendo que un recuento o una revisión de irregularidades proporcionaría transparencia". ¿Y luego dicen que no están detrás de la desestabilización? ¿No es éste el libreto de Capriles?

Luego de la expulsión de dos agregados militares estadounidenses en marzo, la denuncia en abril sobre una funcionaria de la embajada estadounidense reuniéndose con representantes de PJ , la captura de Timothy Hallet Tracy con elementos probatorios, la detención de paramilitares colombianos días antes de la elección con armas y explosivos C4, y la incautación en Barquisimeto de material de guerra procedente de EE. UU. en abril, etc., etc., cabe preguntarnos si a Washington le compete exigir reconteo de votos en Venezuela y si en verdad no quiere desestabilizar el país o perjudicar a alguien en Venezuela, como expresó el vocero del Departamento de Estado, William Ostick.

¿A quién trata de engañar Ostick y el Washington Post?

ivanka27@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5026 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor