Carta a Cristina Gonzalez, presidenta del Circuito Nacional Mundial

Nota de Aporrea: Julio Carrillo, ex-director de la Radio Mundial Los ANDES 1040 AM (Mérida). Quien además es profesor, director-fundador del Instituto de Investigaciones del Folklore de la Universidad de Los Andes, miembro de la Fuerza Bolivariana Universitaria. Utiliza nuestro medio para responderle a la presidenta del Circuito Nacional Mundial, Cristina Gónzalez, quien envió una carta de destitución al profesor Carrillo, a través de nuestro -sitio web-. Como recordaran el pasado miércoles 17 de agosto de manera sorpresiva, la señora Gonzalez ordenó -via telefónica- a los técnicos de estudio y planta transmisora de la referida emisora, colocar la señal en "OFF", es decir tumbó la emisión radial que se desarrollaba en ese momento, situación esta que se mantuvo por mas de 24 hrs.
Mérida, 29 de agosto de 2005.

Ciudadana
CRISTINA GONZALEZ
Presidenta del Circuito Mundial
Caracas

Ante todo un saludo cordial. Por la misma vía, “Aporrea”, te envío esta comunicación en tu condición de funcionaria pública, como Presidenta de un Circuito de estaciones radiofónicas perteneciente al Estado, para aclarar algunos aspectos relacionados con mi desempeño como Director de la estación, Mundial Los Andes 1040, en Mérida

Cuando acepté tomar la dirección de la Estación, lo hice, ¿te acuerdas?, bajo las siguientes condiciones: a-) Respaldo irrestricto a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como Proyecto de país. b-) Absoluta promoción del Proceso Revolucionario liderado por el Comandante Hugo Chávez Frías. c-) Aplicación de una concepción radiofónica abierta al pueblo venezolano en general y al merideño en especial. d- La concepción de la Estación debía ser fundamentalmente cultural e ideológica en sus fines, para contribuir con la formación del pueblo en sus deberes, derechos y bases para defenderse, como plataforma para profundizar el Proceso Revolucionario. Ni siquiera mencioné el aspecto comercial, pues jamás en mis 25 años con certificado de locutor y una experiencia de 30 años en la radio y un poco menos en TV, hice algún comercial o cuña. También recibiste mi curriculum vitae, en que hacía constar que yo no era periodista, ni licenciado en Comunicación Social, pero que tenía una Maestría en Tecnología Educativa, con énfasis en Radio y TV, de la cual me enorgullezco, pues en ella y en la práctica diaria aprendí el uso de los medios radioeléctricos e impresos.

Cristina: No se si tú conoces los principios de la Administración Contemporánea: Planeación, organización, Ejecución, Supervisión y Evaluación. Estos principios y fases de una sana actividad pública o privada no forman parte de un capricho, expresan la síntesis de toda teoría y práctica administrativa, elaborada a lo largo de siglos y sistematizada por la disciplina administrativa. Ello conlleva el establecimiento de Políticas. En un medio informativo y/o comunicacional, estaríamos hablando de políticas comunicacionales, ¿sabes algo de éso? Bueno, presumo que sí. No obstante, en la práctica correspondiente a la relación Presidencia del Circuito-Dirección de Mundial Los Andes 1040, nunca lo demostraste, o al menos jamás recibí alguna política o línea en tal sentido.

Desde un principio, como Director de estación, siempre te solicité la necesidad de que me enviaras algo tan importante como el Manual de Procedimientos Administrativos del Circuito Mundial. Instrumento necesario para establecer los roles, las funciones de cada componente del sistema Mundial, llámese YVKE Mundial, Mundial Los Andes 1040, Mundial Zulia o Mundial Margarita, así como los principios de la relación entre la Presidencia y cualquier Estación; o mejor aún, las funciones de cada trabajador en el Circuito. Las respuestas (como siempre, vía telefónica) ante tal solicitud fueron: “Eso se está elaborando”. Debe ser algo muy complejo de hacer, pues en 15 meses que duré en la Dirección nunca tuve el privilegio de tener dicho instrumento en mis manos. De todas maneras, tú eras el Manual, pues había que consultártelo todo, y como todopoderosa, debías emitir tu juicio, impartir la orden. Nunca un diálogo, un intercambio de información, una comunicación directa en que analizáramos conjuntamente problemas puntuales como el estado de los equipos de la Estación, su obsolescencia, su deterioro continuo, las condiciones de la casona sede; y menos, las políticas de la Estación. Nunca una verdadera comunicación, pues tú lo sabías todo, lo decidías todo, aún cuando no lo aplicaras, sin tomar en cuenta nuestros conocimientos de la zona o de esta Región, por la simple razón de vivir aquí. Y hacías caso omiso de nuestros continuos informes generales y técnicos de la Estación, pues eras una dama muy ocupada.

De todas formas, me arriesgué. Tomé decisiones, reestructuré la programación. Con apenas un locutor, un periodista, mi hija, Lucía Carrillo, y mi nuera, Claudia Domínguez, como secretarias y asistentes, aún cuando ellas tenían la posición de secretarias recepcionistas a medio tiempo cada una (una en la mañana y la otra por la tarde, no obstante, permanecían mañana, tarde y noche en la Estación, fue una familia casi ad honores en el empeño de colaborar con el Proceso, más que en ver la Estación como una fuente de dinero), decidí lanzarme a la reestructuración de la programación. Me apoyé en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a los principios del Proceso Revolucionario y a los instructivos emanados de nuestro líder Hugo Chávez. No permitías siquiera la reestructuración de la programación musical de Mundial Los Andes 1040, porque había alguien elaborando esa programación, y cuyos resultados jamás llegaron. . Aún desde antes de la Ley Resorte, fue la música venezolana y la local, las reinas de esa programación musical en 1040.

Se realizó un estudio de las diversas áreas necesarias para integrar una programación que combinara lo universal con lo local. Así nacieron 25 programas en distintos campos del conocimiento: Educativo, ambiental, histórico, ideológico, de análisis internacional, cultural y musicales, entre otros. Haz de creer; Cristina, que más de 40 personas trabajaban, producían programas, sin cobrar un céntimo, ad honores, daban lo mejor de sí, con el corazón. Eran antorchas de la cultura, de lo ideológico, de la dignidad. Pero, lo resaltante fue que estimulamos con creces la participación, la democracia, la Constitución y la Ley Resorte. El campesino de la aldea merideña más remota participaba con su voz, con su acento, en esa gran escuela radiofónica que tú acabas de destruir, que acabas de cerrar.

Ello no era obstáculo para que se retransmitieran importantes emisiones de la Capital. Así, de lunes a viernes, a partir de las 5 p/m hasta las 10 p/m, se retransmitían los de YVKE MUNDIAL. A las 10 p/m, iba Dossier. No sé si tú estarás en conocimiento (creo que sí, pues te lo acentuaba en cada informe), que la señal cubre el 65% del estado Mérida, que de 20 Kw, descendimos a 5 y en los últimos meses a 3 ½. Y que ello era muy grave por la importancia geo-estratégica de la Estación. Jamás obtuve una respuesta de tu parte. Todo ello, Cristina, formaba parte de una programación, de Planeamiento, la primera fase de una administración. La organización estaba integrada por personal de la Estación, mi familia y los productores idependientes. Su Ejecución fue evidente, a través de decenas de personas y programas. La Supervisión se efectuaba a través de diferentes vías: Yo era el primer escucha de la Estación, desde las 5.50 a/m hasta las 12 de la noche. También mi familia. Ah, y hasta tu hermana en Mérida, “y que te informaba” de nuestra programación. El pueblo entero de Mérida supervisaba y evaluaba lo que hacíamos. Todo con un solo locutor, sin periodista.

Pero, esa labor culminó el 17 de agosto. Todo un aparataje complejo se puso en marcha, se combinó para “aplastar” a un simple Director de una Estación, y de provincia. No suena tal acción como muy exagerada. Pasó lo que nunca en 15 meses. Me gustaría saber ¿cuánto dinero se ha gastado en tus 8 o más días de permanencia en Mérida? ¿Cuánto cobró la asesora jurídica del Circuito?, ¿por qué tanto derroche con el que se hubiesen resuelto algunos de los problemas graves de la Estación? ¿Por qué ahora sí se anuncia un nuevo director traído de otro Estado, ¿No los hay capaces en Mérida? También, después de mi destitución, anunciastes recursos para arreglar la Estación. ¿Cuál es la verdadera causa o causas de mi destitución?, acaso ¿Contribuir con las misiones, con “Vuelvan Caras”? ¿Por qué tanta desidia y abandono desde la Presidencia del Circuito hacia Mundial Los Andes 1040, en todo ese lapso? ¡Qué intereses ocultos había para que se fracasara en mi gestión?

Haciendo gala de tus posibilidades de pronunciarte en “Pico Bolívar”, aprovechándote de la situación de pasante en periodismo o Comunicación Social de uno de los empleados de Mundial Los Andes 1040, Pedro Peña, y de tu condición de Presidenta del Circuito declaras lo que es y lo que no es a través del diario “Pico Bolívar”.

En la edición del diario de fecha 27-08-05, Pág. 4, reiteras la disposición “…que se tiene en la emisora de seguir sirviendo al pueblo merideño, como hasta ahora lo ha venido haciendo, y que en ningún momento se tomo (sic) la decisión de cerrarla, simplemente lo que existió fue un mal entendido por ciertas manipulaciones que quisieron hacer ver respecto a un programa que estaba incitando a situaciones no cónsonas con la realidad.”

Analizando tus declaraciones, se nota todo un conjunto de contradicciones. Si la estación estaba sirviendo al pueblo merideño como afirmas, ¿de qué se me acusa? ¿Por qué se me agredió, calumnió y vilipendió? ¿Hubo acaso una evaluación de mi trabajo para que se me calumniase?.

Con respecto a la salida del aire de Mundial Los Andes 1040. Te informo. Pasarás a la Historia de la Comunicación en este país, Cristina, como la persona que ordenó, en un Proceso Revolucionario, el cierre de una estación radiofónica, por 24 horas, lo que no hizo nuestro Presidente, después del golpe de Estado del 11 de abril de 2002, pese a que era público y notorio el carácter subversivo de la mayoría de los medios radioeléctricos e impresos, nacionales y regionales, para entonces. Siguiendo tus instrucciones telefónicas desde Caracas, la Estación fue cerrada el miércoles 17 de agosto de 2005, a las 6.50 p/m. Por otra orden tuya, ejecutada a través de la Consultora Jurídica del Circuito Mundial, tanto al Jefe de Planta, Sr. Jesús Dávila, como al operador de guardia, Sr. Eulogio Rodríguez, la Estación reabrió sus transmisiones, el jueves 18 de agosto de 2005, a las 7.35 p/m., más de 24 horas. Que se me desmienta. Ello consta en el acta de la Defensoría del Pueblo elaborada en esa fecha, firmada por numerosas personas. Sí hubo el cierre de la Estación. Acto grave que revela de tu parte un desconocimiento y/o una violación descarada de nuestro Estado de Derecho, acción de la cual tú eres la máxima responsable. Ello debe ser objeto de una investigación muy seria, con la participación de personas no comprometidas y no a ser realizada por tus secuaces. Como un acto de justicia, Cristina.

En torno a mi destitución, tal y como me lo participaste vía telefónica, el 17 de agosto a las 3.30 de la tarde: no entiendo cómo actos que ocurrieron el miércoles, figuran en una carta que colocaste con tu nombre en “Aporrea”, el día martes 16. Debe ser que tienes algún poder de videncia oculto, desconocido para todos. Adivinas el futuro y envías las correspondencias respectivas antes de que se produzcan los hechos, los acontecimientos. Eso se llama manipulación, montaje, no te diferencias mucho de la concepción y práctica policial que colocó armas a los estudiantes de la Urb. Kennedy, después de asesinados, o de Ibéyise Pacheco o de Roberto Giusti, paradigmas y roedores del anti-periodismo, de la calumnia y de la desinformación. De todas maneras en la mencionada comunicación se me agrede de manera injusta: a.- No era mi familia, sino mi hija y mi nuera las que, como personal de confianza trabajaban medio turno cada una. Entre las dos cobraban un salario mínimo. Y permanecían mañana, tarde y noche, en una Estación que carecía de periodista, contaba con un solo locutor, como personal, y productores independientes, quienes gratuitamente producían 25 programas para llevar adelante una concepción radiofónica amplia, participativa, popular y democrática, ajustada a la Constitución Bolivariana, a la Ley Resorte y al objetivo estratégico No. 2 del “Nuevo Mapa Estratégico”. Y con respecto a lanceros de la misión “Vuelvan Caras”, Cristina, cumplimos con un mandato presidencial de Chávez: facilitar el funcionamiento de las misiones en los organismos nacionales, regionales, estadales y municipales, para su éxito esperado. ¡Cómo puedes calificar a las misiones como peligro para la “alta seguridad” si sobre las mismas marcha la responsabilidad y el éxito del Proceso Bolivariano! Estas, tus contradicciones son muy extrañas, Cristina, pues carecen de lógica, de pertinencia con la realidad socio-política que vive el país en los actuales momentos, de ajuste Estado-Pueblo.

Si hay algo que deseo dejar claro Cristina, es que no tengo el menor deseo de regresar a la Dirección de la Estación. Menos si en la Presidencia del Circuito hay una persona como tú, manipuladora, incompetente, déspota con el trabajador, inconsciente (o tal vez muy consciente) del papel que deberías cumplir desde tu alta posición para con el Proceso Revolucionario.

En relación con los trabajadores y productores, Cristina, te reto a que los trabajadores se pronuncien e informen si me he comunicado con ellos para que tomen algún tipo de decisión. Igual con los Productores Independientes: A ninguno de ellos he solicitado que se solidarice conmigo en este atropello, retirando su programa. Por el contrario, fui yo quien planteó dos puntos vitales, registrados en acta por la Defensoría del Pueblo: Solicité que Cristina González diese la orden para restituir la señal y que los programas de los Productores independientes continuasen en el aire, para superar la protesta de distintos sectores que respaldaban mi gestión. ¿Que ello no es así? Entonces, ¿por qué tienes más de 7 días en Mérida acompañada de la Consultora Jurídica del Circuito, y la celeridad de asignar nuevo Director?

Finalmente, ignoro qué factores de poder te respaldan para que permanezcas en una posición para la cual no eres competente, has demostrado negligencia, abulia y desconocimiento de los elementos fenomenológicos y teóricos de la comunicación, sus modelos y aplicaciones, del respeto a las leyes, al Estado de Derecho. Por lo pronto, ya cerraste un medio por 24 horas. Es más, no hay en tus intervenciones, declaraciones y entrevistas ante la prensa de cualquier tipo, regional, un asomo mínimo de estar con el Proceso, ni siquiera nombras a nuestro líder máximo, el Presidente Chávez, o a nuestra Revolución. ¿Verdad que ello de por sí es revelador? ¿Verdad que es hasta sospechosa tu postura? De todas maneras, hay mucho camaleón en este Proceso y la Historia se encargará de ubicarlos estén en la posición o en la jerarquía en que se hallen. La salvación de la Especie Humana, los grandes caminos de la esperanza para el “Tercer Mundo”, tienen una alternativa en nuestro Proceso Bolivariano. El pensamiento y la acción oportunista, que en nada contribuyen a crear el hombre nuevo, los menguan.


Firma, un hombre que sí está con el Proceso Bolivariano, que aplicó políticas comunicacionales y que intentó democratizar la comunicación, dándole poder al pueblo en su participación, y, al que le sobra dignidad y honestidad,


¡Viva Chávez! ¡Hasta la Victoria, siempre!

Julio Carrillo
Ex-director de Mundial Los Andes 1040 AM
C.I. 2.620.152


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7089 veces.



Julio Carrillo (Profesor universitario ULA)


Visite el perfil de Julio César Carrillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Carrillo

Julio César Carrillo

Más artículos de este autor