La venta de Globovisión huele a patraña

Pildoritas 45 (año VI)

La anunciada venta de globovisión, huele a chanchullo, al menos yo no me lo creo hasta que me demuestren lo contrario, allí debe haber gato encerrado, o para evadir sanciones pecuniarias, o para poner en marcha alguna estrategia oscura de los dueños actuales, ambos prófugos de la justicia quien sabe con qué fines.

Y no es fácil creerlo porque todos sabemos que ese canal es, a falta de bases militares, en este país, una base comunicacional al servicio de los intereses imperiales, que por los servicios que ha prestado a los enemigos de la Patria de aquí y foráneos, el Departamento de Estado gringo, no va permitir que se le vaya de las manos una fuente de desestabilización y de subversión como ha sido ese medio, por eso el argumento de que la venta se hace porque es inviable económicamente, nadie se lo cree porque es bien sabido que los servicios que le prestan al imperio no son gratuitos, son muchos los dólares que reciben por ello, pero además porque si el problema fuese exclusivamente económico, o los compradores tienen tanto dinero que pueden invertir en un negocio quebrado o simplemente se prestan para la jugada, ese no sería el problema, el imperio tiene presupuesto para no dejar perder esa especie de punta de lanza comunicacional que aquí tienen.

Más bien lo que si podría estar en la jugada es de alguna manera obviar lo que ya es un hecho y que es la posibilidad cierta de que no entren a formar parte de los canales en el nuevo sistema de televisión digital, a ver si los supuestos nuevos dueños logran engañar al gobierno para después que estén dentro volver a sus andanzas.

Se anuncia que la transacción se ha dejado para después de la elecciones, lo que implica que de aquí al 14 de abril, veremos quién sabe cuántas patrañas de las que ya conocemos, para intentar destruir la imagen del digno heredero de Chávez, a sabiendas de que igual que con él, nada van a lograr, porque ya el daño que han venido haciendo junto a los demás medios de la derecha, ha tocado techo, lo que pudieron hacer, ya lo hicieron con un sector de la población que lograron capturar para que no vieran más allá, y creyeran a pies juntillas sus mentiras, hasta el punto de hacerles creer que están viviendo una dictadura y disociarlos de tal manera, que han llegado a extremos como el que vivimos con las guarimbas, el paro petrolero y el golpe de estado del 2002.
Así que por lo menos este escribidor, no se traga lo que a todas luces es una patraña más de la ultraderecha, representada fielmente por esa, con mucha razón, llamada cloaca mediática.

saulmolina2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1541 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: