Les pasa por no leer Aporrea

¿Cómo es que censamos a la gente de la Misión Vivienda y vamos a realizar el Censo nacional?

¡Qué tal, camarada! Agradeciendo que leas este artículo que trato sea lo más equilibrado posible, como otros tantos que hemos escrito todos no han sido considerados ya que a quienes pudiese servir, por ello en revolución nos pasan tantas vainas. Esta vez haciendo votos por la salud de nuestro Líder, comandante presidente, Chávez. 

Verdad que sobre su salud se oyen muchos comentarios. No creo, a mi humilde entender, que no sea informable que el presidente está enfermo. Pasa con muchos presidentes, o ¿será que Chávez no puede ni debe enfermarse? Claro, en su caso es más compleja la situación por lo que representa, que se equipara a un joven antílope con una jauría de perros salvajes, hienas y buitres a su alrededor ligando su muerte. 

Mientras tanto continúa la vida republicana con un buen equipo de gobierno, que Chávez formó después de llevarse algunos chascos. 

Pero, de pana, como dicen los chamos y no muy chamos, los actos masivos, entre los más recientes el encuentro de los Afrodescendientes de nuestra América y el acto militar para la conmemoración de la Batalla de Carabobo y Día del Ejército, -aunque fueron excelentes- no lucieron del todo por la ausencia del verbo agradecido y enérgico de nuestro comandante en jefe y afrodescendiente Chávez.  

Imaginen la fuerza de su comentario al final de la juvenil batalla de Carabobo donde los muchachos, sin armas y con el corazón, sintieron su historia patria en carne propia y así le llegó a los chamos (a) que lo vieron en TV. 

Se peló el lanzamiento de su iniciativa y empeño de mostrar la versión digital, Colombeia, del archivo del precursor de la independencia y de la unión americana, Don Francisco de Miranda, y quien luego del Libertador, ha sido quien ha continuado la tesonera y hermosa labor de alcanzar la compleja unión latinoamericana.  

Felicitaciones a la Historiadora Carmen Bohórquez, y a todo ese gran equipo que la acompañó para lograr esa maravillosa obra ahora universal de uno de los hombres más universales. 

Y, desde esta columna, nos permitimos exigir que los actos del Bicentenario de la Declaración de la Independencia de Venezuela, promovido con vehemencia por Chávez, verdadero y único enaltecedor de los valores patrios -que me perdonan los ofendidos, pero con Chávez renació el conocimiento de la Historia de Venezuela y mucho más-, y desde hace años promotor de la idea que ha recorrido otros países suramericanos, deben ser aplazados hasta que el Presidente Bolivariano, nuestroamericano, pueda estar presente. 

Por no leer Aporrea se empantaletó lo del Rodeo, donde mire que hemos escrito propuestas, pero cuya acción mediática salvaje, también, además, ha hecho que los pranes sean famosos hasta en Inglaterra, y el resto de Europa. Si a los delincuentes les encanta leer u oír en los medios de comunicación de sus fechorías, sus crímenes, cómo estarán sus egos ahora que salen en The New York Times y los mencionan en la BBC de Londres. 

Y nuestros canales de TV y radios y periódicos, amarillistas todos, los enaltecen, inclusive victimizando a sus familiares, muchos (as) de ellos (as) cómplices. 

A investigar a todos los que han tenido, y tienen, que ver con el desastre de las cárceles donde están todos los convictos de todo tipo de ilegalidades, asesinos, ladrones, secuestradores, etc., o dicho en el lenguaje sofisticado de ahora: evaluar lo sucedido en los centros de reclusión con los privados de libertad (por buenecitos). 

Que los resultados de las investigaciones salgan por nuestra TV. Aprovecho para congraciarme con la programación de VTV al incluir a TODOSADENTRO, la que mencionaron había salido del aire, pero vi este sábado un superprograma, como todos. 

Antes de hablar de la Misión Vivienda y el Censo, lo haré sobre la situación eléctrica insostenible en Anzoátegui, no informan de los cortes. Además, estuve en Margarita y fui a recorrer un centro comercialuelo, La Vela, para observar su arquitectura e ingeniería, un campo donde me desenvuelvo, y ¡sorpresa!, tiene full aire acondicionado completico. Y luces a montones en cada local comercial y de día, y en los pasillos por demás. 

Luego en Lechería fui a un Centro Comercial nuevo, Océano Pacífico, creo, y mucho más pequeño y ¡sorpresa! full aire acondicionado. Entonces me di cuenta dónde está la falla, perversa y gastiva, en que los centros comerciales modernos, malls, son diseñados para que tu tengas que entrar, no como antes que uno paseaba y veía vitrinas, chequeaba precios, etc. No ahora te obligan a entrar para que te entusiasmes en comprar. 

Y todo con aire acondicionado para favorecer grandes espacios donde se ubica la comida rápida en locales pequeños y, la viveza mayor que habrá que limitar es que les aprueban un centro comercial con un número de locales y estacionamientos para ellos y luego atapuzan los pasillos con tarantines que venden o alquilan

-y conforman una buhonería  elegante- compitiendo con quienes compran o alquilan locales más caros y que tapan los tarantines, sin derecho a pataleo.  

Las Direcciones de Urbanismo, las ingenierías municipales de las Alcaldías deben meterle el ojo a esto porque superan las áreas permitidas en locales y pasillos, reduciendo la posibilidad de estacionamiento y, que en casos frecuentes, terminan las calles y las avenidas aledañas con esos fines y para congestionar más el tránsito.  

Se está haciendo una inscripción nacional para conocer a quiénes les falta la vivienda, ¿cierto? Pero si se hubiera realizado el Censo Nacional, que se hará dentro de unos meses, desde cuando lo propusimos y con la modalidad participativa no hubiese sido necesario. 

Explicamos de nuevo -en varios artículos lo he tratado ampliamente-, cada comunidad debe censarse, cada cuadra, cada edificio, con asesoramiento y planillas del INE, ya que mejor que nadie cada miembro de la comunidad se conoce y no podrá meter engaños. Lo contrario con los empadronadores. 

Y en mi propuesta, creo que copiaron algo, incluso en 2005 se lo propuse al maestro Eljuri, presidente del INE, que las planillas deben referirse a verificar todas las cosas de las viviendas: electricidad, agua, etc. para corregir fallas eléctricas y botes de agua para reducir sus pérdidas. 

Ah, para censar a todo el mundo, en especial a los que no estudian ni trabajan, delincuentes o casi, mi propuesta incluye que deben presentarle a sus censores comunitarios bien sus carnet de estudiantes, constancias de trabajo con una planilla tipo sellada y firmada por el empleador -con penalización por incierta- y si son de la economía informal, del tipo que sea, con planilla firmada por los miembros de los Consejos Comunales o de la alcaldía respectiva.   

También hubiese permitido ver el estado de las viviendas, y de ahí a alimentar la Gran Misión, a reparar o a construir, etc. Cuáles pueden ser incluidas en la olvidada Misión Villanueva. ¿Dónde reubanizaremos?  

Casi todas las ciudades de provincia han crecido desordenadamente, con las comunidades llevando las poligonales urbanas hasta dónde les da la gana, por ello se pueden densificar alcanzando hábitats armónicos, como planteó Chávez. 

Sobre la marcha de las soluciones se requieren grandes planes. 

Todas estas materias, y muchas otras, y con amplitud, las hemos planteado desde Aporrea. 

Por cierto, necesitamos que en la provincia, por lo menos en Anzoátegui, encarguen a un ministro, tipo Farruco Sesto, con un buen quipo, para ordenar a Barcelona y a Puerto la Cruz, hoy  a la deriva urbanística… y de todo.

¡Salud para el presidente Chávez!

edopasev@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3495 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor