Así fue la guerra mediática mundial contra el "mono" Castro

Los medios del mundo definieron al presidente Cipriano Castro como “mono”, “monstruo”, “negro” (bruto), “salvaje arborícora”, y así quedó para el mundo.

Así fue recogido en nuestros textos de estudio y así lo presentaron para la posteridad nuestros eminentes intelectuales, historiadores y pensadores.

El representante del gobierno norteamericano en Venezuela, Herbert Wolcott Bowen, al verlo dice: “tiene una o dos gotas de sangre india en las venas”.

El palangrista francés, A. J. Jauret, desata la más brutal campaña periodística contra Castro en notas de prensa que envía a The New York Times, New York Herald y Associated Press.

Cuando el general Manuel Antonio Matos lanza su invasión contra Venezuela, los grandes medios del mundo le apoyan; la catalogan como una acción patriótica, noble y gloriosa para restaurar la democracia en nuestro país. En esta campaña llevaban la batuta entre los más importantes: Times (N. Y.) y The Daily Mail de Londres, Le Temps de París, North American Review, The Forum y The Sun, también de EE UU, el Kladderadatash de Berlín, Dayly Eagle (N. Y.), Leader (Cleveland), North American (Filadelfia), Public Opinion, Tribune (Minneapolis), The Literary Digest, The Republic (St. Louis), Herald (Boston), American Monthly Review, Journal (Detroit), Press (Filadelfia), Herald (N. Y.), World (N. Y.), News (Chicago), Harper’s Weekly (N. Y.), Life, Record Herald (Chicago), The Desmoines Register and Learder, Herald (Baltimore), The St. Paul Pioneer Press, The London Charivari (Londres), The Post (Pittsburg), Inter-Ocean (Chicago), Journal (Minneapolis), Fieschietto (Turín, Italia), De Amsterdammer Weekblad Voor Nederland (Holanda), Inquirer (Filadelfia), Ledger (Tacoma), Outlook, Picayune (N. Orleans), Evening Star (Washington), State-Journal (Columbus), Plain Dealer (Cleveland), Journal (Detroit), L’Illustrazione Italiana, State Journal (Ohio), Westminster Budget (Londres), News Tribune (Detroit), The Daily Press, La Silhouette (París), Spokeman-Review (Washington), Constitution (Atlanta), Post (Washington), Dayly Eagle (Brooklyn), Evening Telegram (N. Y.), Evening News (Detroit), Collier’s National Weekly, Dispatch (Columbus), Rire (París), Evening News (Newark), Punch (Londres), The World-To-Day, Sun (Baltimore.

En el libro de O. E. Thurber, que lleva por título “Origen del capital norteamericano en Venezuela”[1], encontramos que poco después de haberse iniciado un juicio de anulación, de la compañía norteamericana (trust) The New York and Bermúdez Company, sin aguardar el resultado de la causa que se ventilaba ante los tribunales venezolanos (como estipulaba el contrato de concesión), no perdió tiempo en asediar al Departamento de Estado en Washington, con desesperadas peticiones de auxilio para que se atacara y destruyera al gobierno de Cipriano Castro. Otra vez vamos a ver cómo el imperio euro-norteamericano y los medios de comunicación poderosos son una misma cosa.

Era pública y notoria la amistad entre el presidente de los Estados Unidos y el vicepresidente del Trust (en el Board of Police Commisioners de Nueva York durante la administración del Mayor Strong). El Trust halló también un poderoso aliado en el entonces Primer Secretario de Estado Adjunto, quien odiaba a Cipriano Castro porque éste no se dejaba chantajear por The New York and Bermúdez Company.

El Newspaper Row en Washington, fue el que comenzó la guerra de publicaciones falsas y tendenciosas contra Castro. El Trust había iniciado pues, por la prensa, una campaña de difamación y vilipendio contra Castro por conducto de su agente de publicidad en Board Street (New York), y de otros corresponsales en Caracas (entre los cuales debe incluirse a Jaurett), Curazao, Trinidad, Washington y Europa. El más nimio incidente ocurrido en Venezuela, era presentado torcida y exageradamente, siempre procurando que Castro quedase como un déspota, como un monstruo. Fue esta gente la que forja toda esas burdas leyendas que luego se asumieron como ciertas en nuestra historia en las que Castro aparece como un aberrado, mono, un miserable beodo, un loco de carretera, payaso y arbitrario.

Añade O. E. Thurber: “Pocas veces se ha llevado a cabo, con tanto descaro y premeditación, una campaña similar para engañar a la prensa y ponerle una venda en los ojos al pueblo de los Estados Unidos”. Resulta imposible reproducir en este opúsculo todas las falsedades y erróneas aserciones que se publicaron al efecto, pero vale la pena prestar atención a los siguientes especimenes[2]:

26 de julio, 1904:

A- La prensa difundió que Castro había ocupado las propiedades de The New York and Bermúdez Company.

B- Lo verdadero: la Alta Corte Federal había designado a un depositario para que se encargara de las propiedades del Trust.

30 de julio, 1904:

A- Se informó que los ciudadanos extranjeros en Venezuela estaban llenos de preocupación y alarma.

B- Lo cierto es, dice O. E. Thurber, que no existía ninguna alarma en Venezuela, a no ser entre los amigos del Trust del Asfalto.

A- La prensa mundial informa que soldados venezolanos habían ocupado por la fuerza  el depósito de The New York and Bermúdez Company.

B- Lo cierto es que un funcionario de la Corte puso pacíficamente al depositario en posesión de la propiedad.

31 de julio de 1904:

A- Corre por el mundo la noticia de que Alemania ha presentado un ultimátum a Venezuela y que el ministro alemán será retirado a menos que se le cancelen inmediatamente las reclamaciones.

B- Lo cierto: El Ministerio de Relaciones Exteriores de Berlín manifestó que el cuento era enteramente falso y que carecía de todo fundamento.

1º de agosto de 1904:

A- Se hace público un despacho desde Trinidad, en el que se afirmaba que el ministro británico ha protestado.

B- Se comprueba que tal protesta es falsa.

3 de agosto de 1904:

A- Unos despachos aseguran que el gobierno de Venezuela está obligando por la fuerza a los súbditos británicos para que trabajen en el yacimiento de asfalto.

B- Absolutamente falso: a nadie se obligó por la fuerza; los obreros siguieron trabajando por su propia voluntad.

14 de agosto de 1904:

A- En Trinidad se publica un despacho, que se dispara por el mundo, según el cual, el ministro inglés se prepara para partir para el lago de asfalto de la Bermúdez, a fin de abrir averiguaciones acerca de la prisión y tortura de ciudadanos estadounidenses e ingleses.

B- Lo cierto: El ministro inglés no hizo ningún viaje al lago de asfalto de la Bermúdez, ni jamás reportó que se hubiese aplicado tormento a los ingleses ni a ningún otro empleado.

15 de agosto de 1904:

A- Aparecen más despachos con informaciones de que un barco de guerra inglés ha sido enviado a Venezuela para proteger a los súbditos británicos.

B- Lo verdadero: El vapor de Su Majestad Británica, el “Tribune”, estuvo en Trinidad en su crucero anual de rutina, y no visitó las costas venezolanas.

17 de agosto de 1904:

A- Se divulga profusamente la advertencia de que el Trust hará responsables de los daños a todos los armadores, agentes de embarque y otras personas que se ocuparan de transportar, vender o comprar asfalto de la Bermúdez.

B- Lo real: El Trust nunca llegó a tomar ninguna iniciativa adicional al respecto.

18 de agosto de 1904:

A- Se publicó una conseja en la que se refiere que habían colgado por los dedos pulgares a los trabajadores ingleses.

B- Noticia absolutamente falsa.

16 de septiembre de 1904:

A- Circula intensa y extensamente la información de que el Trust embargaría el cargamento del barco “Kennett”.

B- No se realizó gestión alguna para embargar el cargamento del “Kennett”, ni tampoco de los subsiguientes despachos de asfalto de la Bermúdez para EE UU.

4 de diciembre de 1904:

A- Aparecen despachos de prensa con la noticia de que Gran Bretaña, Francia, Italia y otras potencias europeas están a punto de intervenir en Venezuela.

B- Ninguna potencia trató de intervenir ni existía tampoco causa para ello, ya que todas las reclamaciones europeas estaban y continúan siendo arregladas de acuerdo al laudo de La Haya y los protocolos de Washington.

24 de diciembre de 1904:

A- Se pretendió hacer ver que Cipriano Castro estaba solicitando el respaldo de las vecinas repúblicas suramericanas en contra de EE UU.

B- Noticia falsa desde todo punto de vista.

20 enero de 1905:

A- Se publicaron varios despachos en los que se decía que Castro había tratado con menosprecio a Bowen y luego había huido de Caracas para evitar las consecuencias.

B- La partida del presidente Castro era bien conocida con tres semanas de anticipación; y estaba relacionada con su campaña política pro-reelección.

17 de febrero de 1905:

A- Se difunde por el mundo que Castro desafía abiertamente a EE UU.

B- La Corte venezolana había dictado una nueva sentencia, ratificando la legalidad del embargo y el nombramiento de un depositario.

15 de marzo de 1905:

A- Se publica un informe en que se pretende decir que el Ministro Bowen ha cablegrafiado a Washington, comunicando que el Gobierno de Venezuela ha instaurado un juicio contra la Compañía de Cable Francés, a fin de anularle la concesión y embargarle la propiedad.

B- Ningún mensaje de esta índole aparece en el informe estadounidense sobre relaciones exteriores, presentado al Congreso el 5 de diciembre de 1905. El juicio contra el Cable Francés se inició en noviembre de 1903, para hacerle cumplir el contrato.

16 de marzo de 1905:

A- Corre la noticia que Venezuela ha anulado la concesión de asfalto de Guanipa, de la cual era propietaria una compañía inglesa.

B- Nunca se pensó en la anulación de tal concesión de asfalto.

17 de marzo de 1905:

A- Se le hizo extensa propaganda a una supuesta publicación enviada desde Venezuela, en la que se informaba que Castro invadiría a los Estados Unidos, vía América Central y Nueva Orleáns.

B- Demasiado infundio que no merece comentario alguno, dice O. E. Thurber.

18 de marzo de 1905:

A- Despachos de Trinidad anunciaron que en Venezuela se había proclamado la Ley marcial.

B- Carente de toda veracidad.

19 de marzo de 1905:

A- Despachos en la prensa, informan que Castro ha embargado unas minas de carbón explotadas por italianos.

B- La mina estaba embargada desde hacía varios años por uno de los predecesores de Castro, y el asunto había quedado dirimido según arbitraje de La Haya.

20 de marzo de 1905:

A- Se publicaron unos mensajes  en los que se informaba que Bowen había cablegrafiado al Departamento de Estado, anunciándole que el ministro de Francia  acababa de presentar un ultimátum, y que dos barcos de guerra franceses habían recibido la orden de zarpar a toda prisa para Venezuela.

B- Desde París se desmintió al día siguiente toda esta patraña.

30 de agosto de 1905

A- Castro estaba aprestándose para entrar en guerra con los Estados Unidos.

B- Quizá sería porque a la pequeña cañonera venezolana “Restaurador” (el antiguo yate de “Gould”, que se llamaba antes “Atlanta”) se le estaban haciendo reparaciones en los astilleros de Cramp, en Filadelfia.



[1] Centro de Investigaciones Históricas- Universidad Santa María, Caracas, Venezuela, Fondo Editorial Lola de Fuenmayor, 1984.

[2] Véase el libro de O. E. Thurber.


jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4121 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a121550.htmlCd0NV CAC = Y co = US