Violencia comunicacional-propaganda de agitación política

La comunicación, que antes de la era industrial, se hacía como función humana y natural, por medio de los órganos de sensibilidad, vista, oído, habla y tacto, como manera de interactuar en todos los actos humanos. Se hacían diálogos con el uso de códigos naturales originados del pensamiento y conformados por el idioma e hilados por el habla o lenguaje, que se transportaban con las ondas de los sonidos, maneras de comunicación por canales naturales, que los receptores decodificaban como mensajes.

  Llega el desarrollo industrial y tecnológico, el hombre, ese ser desconocido, que va urgando en los secretos de la naturaleza, con su curiosidad y dinamismo va imprimiendo cambios en las maneras tradicionales de vida, surge la economía capitalista y de mercado, que incide determinantemente en una sociedad que va dejando atrás los medios de producción agrícola. Crecen las ciudades, el comercio, el transporte, servicios, aumentan los intercambios comerciales, importaciones exportaciones, concentración industrial y tecnológica en los grandes países, que surgieron como vencedores de la Segunda Guerra Mundial.

  Estos industrializados, utilizan el desarrollo de la inteligencia tecnológica, para imponer a un mundo colonizado sus poderosos intereses, y marginarlos del proceso de desarrollo, estos se unen en una carrera armamentista y de dominio, con grandes inversiones no reproductivas, como fueron la invención de la bomba atómica y otras armas de destrucción masiva, así van gastando sus riquezas, superan sus disponibilidades, para luego seguir usurpando las riquezas de los países colonizados y bajo su imperio. Así van confrontando graves crisis económicas, que las superan a costa de los subyugados del mundo; hoy el capitalismo sufre otra grave crisis económica y pretende desatar una guerra mundial, para apropiarse de las riquezas de otros países que con duros esfuerzos han ido saliendo a flote.

Tales inversiones ha sido derroches gigantescos de recursos, que no han generado beneficios a la comunidad mundial, pues sus objetivos meramente de dominio ideológico en pugnacidad contra el surgimiento de la ideología marxista, la que combaten con todas las fuerzas económicas y armamentistas posibles, sin importarles la justicia, la libertad y la paz humana. Esos rigores de sufrimiento humano, están vigentes ante las desmedidas formas de imponer su dominio.

LA VIOLENCIA COMUNICACIONAL PROPAGANDA DE TERROR MEDIATICO Y SUS CONSECUENCIAS.

  Con el desarrollo tecnológico al servicio de las comunicaciones, después de la post-guerra y bajo el liderazgo autocrático de los EE.UU., y sus aliados europeos impusieron al mundo la hegemonía de la comunicación, para sembrar ideología dominante, a través de los canales artificiales, como mecanismos ideales para llegar a las masas con mensajes fabricados por la publicidad, la propaganda, las relaciones públicas, apoyados en la Psicología, cuyos objetivos de entender a la persona, dirigir sus actos para persuadir, transformar opiniones, actitudes, adoctrinar ideológicamente, para condicionar la mente a la ideología capitalista como genuina expresión de dependencia, despojando al individuo de su conciencia real, haciéndole perder sentimientos de identidad y valores humanos.

VENEZUELA, desde hace doce años, viene sufriendo los embates de los medios de comunicación al servicio de los intereses capitalistas;  precisamente por el resurgimiento de la doctrina bolivariana, aupada por el liderazgo de Chávez y al calor del pueblo que apoyó los cambios. Antes de esta novedosa manera de gobernar, el poder mediático se sentía amo y señor de todo, en la cuarta República, este poder influía en nombramiento de ministros, gobernaciones, diputados y tenía sus influencias en el poder político. Rara vez hacían propaganda de guerra sucia contra el político gobernante, excepto algunas veces que quisieron tocar sus intereses con legislaciones, que les quería regular; sin embargo se imponían y siempre evitaban cualquier norma que los sometiera a frenar sus desviaciones mercantilistas. Nunca en los 40 años de ¨democracia representativa¨, los medios pudieron ser objeto de leyes antimonopólicas, o de cualquier otra índole que les controlara el mercado de la publicidad, la propaganda y la violencia.

LAS ELECCIONES DE SEPTIEMBRE Y LA PROPAGANDA DE TERROR.

  Estos medios de comunicación al mando de poderosos intereses del capital, son en gran medida culpables de una sociedad en descomposición, pues llevan más de 50 años, diseminando excesivas dosis de violencia, sexo, pornografía, quebrando valores morales y espirituales, al utilizar la publicidad y la propaganda política en desmedro de la educación, la cultura, las buenas costumbres y las normas de urbanidad. Los trastornos de conducta, desquiciamiento social, alteraciones de la sana convivencia social y familiar, desestabilización de la psiquis en mucha gente al recibir los impactos de mensajes cuyos contenidos son de odio, muerte, disociación, consumo, terror y división.

Desde que la Revolución Bolivariana, rige los destinos patrios, por voluntad soberana en numerosos procesos electorales, como nunca antes visto, aquí, y en ninguna otra parte, los sectores contrarevolucionarios no han cesado en campañas de propaganda sugestivas, agitadoras, violentas, mentirosas, al acusar al gobierno revolucionario de ser portador de todo lo malo, levantan falsos testimonios, es una verdadera guerra sucia, psicológica, terrorífica, son obras de montaje como en las películas donde imperan todos los crímenes políticos, de mafias del juego, del narcotráfico, del dinero, de las propiedades, de las pugnas étnicas racistas, se emparentan con postulados religiosos al utilizar la fe y altos jerarcas de la religión para magnificar sus acusaciones, y revivir el viejo coco del Comunismo, utilizan las exageraciones, hablan en nombre del pueblo, están utilizando símbolos del PSUV para confundir, se apoyan en propaganda nazi, de Hitler y Goebbels, cuando desataron la segunda guerra mundial, copiaron muchas cosas de la Iglesia para redimir emocionalmente y conseguir apoyo. Afortunadamente los pueblos han despertado del letargo, a pesar de los monopolios del poder mediático que tanto daño ha hecho a la humanidad, al someterla o alienarla a sus bastardos intereses.

LA GUERRA DE ESTOS DIAS CONTRA EL GOBIERNO REVOLUCIONARIO Y EL PUEBLO QUE LO APOYA.

  La prensa de la capital y de los estados, las televisoras, la radio, herederas de las familias y grupos económicos poderosos, de los partidos políticos que gobernaron en la cuarta, los consorcios financieros de aseguradoras y bancos, que se hicieron a las concesiones del espectro radioeléctrico y compraron medios impresos para asegurar el poder mediático. Son una fuerza conspiradora, tumba-gobiernos, resistentes a las leyes sociales, se arrogan el derecho a la libertad de expresión y libertades democráticas, someten o buscan comunicadores sociales a su servicio, haciéndoles violar las leyes del ejercicio y la ética profesional, a cambio de míseros sueldos y sin prerrogativas de seguridad social.

Por eso en estos días de campaña electoral para las elecciones parlamentarias, estos medios en afanes desesperados, violan las leyes y toda norma de conducta moral y ética: al desatar una guerra de terrorismo mediático, contra todos los proyectos, programas, misiones, que desarrolla el gobierno revolucionario en el bienestar social del pueblo: educación y las misiones Robinson, Ribas y Sucre, la salud con las misiones Barrio Adentro, los CDI, el aporte de la medicina cubana, reconocida por la OMS y la ONU, y que la gente en los barrios tiene atención preventiva, de emergencia y gratuita, la Negra Hipólita, José Gregorio Hernández, las madres del barrio, los simoncito, la construcción de empresas socialistas para la seguridad alimentaria, los ferrocarriles, las carreteras, los créditos para la pequeña y mediana industria, los bancos del pueblo, las leyes de seguridad social, para jubilados y pensionados, el salario mínimo, MERCAL, PDVAL, LOS ABASTOS BICENTENARIOS, la lucha contra la especulación y acaparamiento, los monopolios y las estafas bancarias y otros tantos beneficios a favor de las mayorías.

No es extraño entonces leer, ver, escuchar los mensajes propagandísticos, destinados intencionalmente a distorsionar la verdad y adueñarse de la mente de quienes son seres cautivos, y además confundir, sembrar miedo y terror para que la gente no participe en las elecciones, ponen todo oscuro, negativo, sus mensajes son de pornografía, violencia, se agarran de un error de equis funcionario gubernamental, para magnificar el problema. Lo hicieron con los alimentos dañados por descuido de ciertos funcionarios, generalizando y echando culpas a toda la organización PDVAL y MERCAL, falsifican los empaques de estas instituciones al servicio del pueblo, para empacar alimentos dañados en empresas privadas y culpar al gobierno, caso de los pollos podridos a un empresario de Cumaná y lo difundieron en los medios, como si fueran de PDVAL, igual trataron de hacer en otros estados. La fábrica de empaques descubiertas en Carabobo, Miranda y un pueblo del Norte de Santander en Colombia, para podrir alimentos, embasarlos en estos y propagar que son alimentos dañados de la red del gobierno, igual pasó con la foto del Nazional, Tal para Cual, Viejo País, Noti de Noche, de Carabobo que vio paramilitares cubanos por colombianos, y un sin número más de mentiras y propaganda de terror, con violencia, desobediencia a las leyes, tratando de causar caos, para conspirar y intentar otro golpe de Estado, es la misma receta.

LA INSEGURIDAD: palabra de moda para los sectores de oposición, apoyados por el imperio y las derechas políticas europeas y latinoamericanas, seguirán pasando videos como los guardianes de Chávez, los de Uribe en la OEA contra Venezuela, el grupo Prisa de España, la gran prensa de Chile, Argentina, Colombia, Perú y en todos los países donde conspiran contra el PENSAMIENTO BOLIVARIANO Y SU GRAN DOCTRINA REPUBLICANA, en su lugar, elogiar y avalar el imperialismo mundial. Son estas las razones de la guerra terrorista y mediática contra la Ideología socialista y revolucionaria, es esa y ha sido esa su conducta por más de 200 años, y por su capitalismo salvaje, son capaces de perder toda lógica y razón, su psiquis los lleva a estados de locura.

LA INSEGURIDAD, llega a nuestro País a comienzos de la década del sesenta, cuando introducen los alucinógenos para entorpecer a la juventud y frenar los intentos revolucionarios de la época, además de los fenómenos de pobreza y miseria que agobiaban a nuestros países latinos en esas décadas de gobiernos títeres, pues según estadísticas del BM, entre 1982.1989, la pobreza extrema llegó a cifras entre 40% y 116%, causales lógicas de violencia e inseguridad, las clases dominantes favorecen la violencia o legalizan lo que favorecen sus intereses, mientras excluyen y declaran antisociales a los que les perjudican. De manera que la violencia y la inseguridad, tiene viejas raíces, es necesario recomendar a los politiqueros de oposición que sean honestos y sinceros, que digan la verdad sobre el origen de la inseguridad que no la trajo Chávez ni la revolución bolivariana, por el contrario esta ha sido fomentada por fuerzas externas e importadas, no es cultura nuestra el sicariato, el paramilitarismo, el narcotráfico y otras taras sociales, traídas para empañar los logros de la Revolución bolivariana y para preparar terreno a golpes de Estado.

saguete@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4838 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a106293.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO