El prodigio de TeleSur

Si el canal internacional dedicado a recoger los reclamos del tercer
mundo, particularmente de los países ubicados al sur de la línea
ecuatorial, logra superar algunos escollos, se convertirá en el medio
informativo más eficiente para solucionar ingentes problemas entre los
pobres del planeta.

Como lo saben algunos lectores, soy un critico tenaz de los errores
que comete el gobierno revolucionario en el campo de la comunicación,
particularmente los que se derivan de la ausencia de una política que
jerarquice y planifique las tareas en esta área. Sin embargo ante
TeleSur me quito el sombrero y no tengo empacho en proclamar que se
trata de un logro extraordinario.

TeleSur es fruto de la mente visionaria del Presidente Chávez, unida
al asesoramiento experto de periodistas como Andrés Izarra, quien ha
demostrado ser un estupendo estratega en el terreno comunicacional,
con capacidad ejecutiva, no exenta de la audacia requerida para
acometer empresas donde los manuales de estilo y procedimientos se
escriben a medida que avanzan, yerran y retoman impulso para avanzar
de nuevo.

El solo hecho de romper la muralla de silencio impuesta por las
poderosas empresas transnacionales y sus Estados vasallos en ciertas
materias como, por ejemplo, la explotación despiadada y monopólica en
los territorios sometidos a su hegemonía, es una proeza de enormes
dimensiones.

TeleSur representa en buena medida el cese de las desapariciones de
líderes opositores bajos ciertos regímenes; la denuncia en vivo, vía
satélite, de conspiraciones y golpes de Estado; la dificultad para
torturar o violar derechos humanos, así como la libertad para
manifestar y protestar en público contra los abusos.

El pequeño canal tiene enormes retos por delante para cumplir, aunque
sea en parte, tareas apremiantes. De hecho ha realizado acciones
extraordinarias, como luchar contra el derrocamiento del Presidente
Zelaya en Honduras, donde la farsa de los gorilas quedó en evidencia.

Los mejores reportajes de TeleSur están aún por transmitirse, serán
jornadas memorables para el mundo en vías de desarrollo.
Llegará el momento en que podremos celebrarlas.
augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2048 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor