Entrevista

Una web para entender Ucrania

29 de mayo de 2023.-

Juan González es traductor y autor de la página web Entendiendo Ucrania, donde traduce artículos de las izquierdas ucranianas y colaborador de la Red Europea de Solidaridad con Ucrania. Le entrevista Alfons Bech, coordinador sindical de la Red.

¿Cómo surge esta iniciativa?

En primer lugar, porque mi pareja es ucraniana. Ella es de Kíiv y sus padres ahora mismo están allí, en un pueblo cerca de la capital. Muchos de nuestros amigos siguen en Ucrania, algunos están luchando y otros se han tenido que ir dejando sus casas, familia y trabajo. A su tío le asesinaron hace casi un año. Él vivía en Popasna, en el Dombás, y se negó a dejar su casa. Cuando los rusos toman una ciudad, la reducen a escombros y a él le mató una bomba que cayó en su casa. Su vecino lo enterró en su propio jardín. También a un compañero de clase de mi pareja, Yaroslav, le mataron hace unos meses. Él era un comediante bastante conocido en Ucrania que se alistó en el ejército cuando Rusia comenzó la invasión a gran escala. También, hace relativamente poco, encontraron los restos de un profesor suyo de biología de la universidad en una fosa en Izyum. Frente a todo esto es imposible no movilizarse e intentar hacer algo. Aquí en Marsella hemos hecho algunas colectas y hemos ayudado a refugiados, pero empecé a hacer la página porque vi que hay un problema bastante grande en cómo buena parte de la izquierda en España habla sobre la invasión rusa de Ucrania.

O sea, ¿lo que te movió hacer una página sobre Ucrania fue la visión que tenía la izquierda española?

Sí, digamos que la de los medios de izquierdas más leídos y la que también se refleja en la posición de algunos partidos políticos. Creo que es una visión paternalista y colonial. En primer lugar, porque no da voz a los ucranianos, no se les consulta y algunas veces da la impresión de que se les silencia. Por ejemplo, no me entra en la cabeza que pueda haber una conferencia sobre la paz y que no haya ningún ponente de Ucrania, Polonia, o Lituania. Además, se trata a los ucranianos como objetos que están sufriendo una lucha geopolítica pero que no tienen capacidad de actuar. A veces, se argumenta que no tienen esa capacidad porque Ucrania es un país corrupto. Esto es claramente un discurso civilizatorio. Es además hipócrita porque llevamos años desde la izquierda hablando de repensar los privilegios que tenemos y que de ellos depende la legitimización para tratar un tema. Pues como bien dice la filósofa ucraniana, Tamara Zlobina, la izquierda occidental no se da cuenta de que ellos son miembros de países privilegiados, que no están en guerra ni son amenazados por potencias regionales y que las guerras sobre las que teorizan no afectan directamente sus vidas.

¿Crees que una página así es útil para las izquierdas?

Buena parte de la izquierda cuando habla de Ucrania tiende al relativismo. A menudo equipara a Rusia con Ucrania. Por ejemplo, hace varios meses salió una entrevista a Raúl Sánchez Cedillo, que es un señor que ha escrito un libro sobre Ucrania, en la que decía que en la guerra de Ucrania el fascismo está repartido en ambos bandos. Eso no es verdad. Es de hecho una aberración. No hay equiparación posible. Yo no comparto el discurso de los que dicen que Ucrania lucha por la civilización europea, ya que es un discurso racista. Pero Ucrania sí es una democracia, con libertad de expresión, con oposición, con sindicatos y con una sociedad civil muy activa. Todo esto teniendo en cuenta de que es un país pobre de la periferia de Europa. En cambio, Rusia es una dictadura ultraconservadora y autoritaria que ejerce el terrorismo en Ucrania, que ha arrasado casi todas las ciudades del Dombás que ha capturado o que están en primera línea, que ataca sistemáticamente a objetivos civiles, que utiliza como arma de guerra sistemáticamente la tortura, la violencia sexual, ejecuciones sumarias en las zonas que controla, contra civiles y prisioneros de guerra y que está secuestrando menores. Todo esto apunta a que Rusia comete genocidio en Ucrania. No es equiparable. No se puede relativizar la invasión rusa. Y ponerse de perfil ante los sistemáticos crímenes de guerra rusos es situarse del lado del agresor.

¿Tú ya conocías Ucrania?

Sí, estuve el verano antes de la invasión a gran escala en Ucrania. Visitando a la familia y a los amigos de mi pareja en Kíiv, Odesa y bastantes otras ciudades del centro y el sur de Ucrania.

¿Y por qué es tan importante dar la voz a la gente de Ucrania y, en particular, a la gente de izquierdas?

Creo que es importante porque son ellos quienes están más legitimados para hablar de Ucrania. Es importante escucharlos para tener una idea, alejada de las caricaturas que se realizan, de lo que sucedió y sucede en Ucrania. Además, creo que podemos aprender mucho de ellos. Por una parte, podemos aprender mucho de la sociedad civil ucraniana, que está muy movilizada desde antes de la guerra, es muy horizontal y llega a muchos sitios donde el Estado no llega. La sociedad ucraniana es muy poco individualista y hay mucho apoyo mutuo entre todas sus capas. También creo que la izquierda de aquí debería escuchar a la izquierda de Ucrania, o de otros países periféricos, en general, para que sus posiciones no caigan en la irrelevancia. Por ejemplo, sobre el tema de las garantías de seguridad de estados pequeños, si la izquierda española no consulta a las personas de esos estados nunca será capaz de ofrecer posiciones realistas que sean útiles para estos últimos. Además, nos estamos perdiendo debates muy interesantes como el que hace la revista ucraniana Commons con otras naciones oprimidas o amenazadas por potencias mayores.

¿A qué debates te refieres?

Están organizando debates y charlas con otras naciones que desafortunadamente comparten frontera con potencias imperiales agresivas o que viven en guerra o bajo ocupación. Se habla mucho, entre otros temas, de cómo ofrecer garantías de seguridad reales a estas naciones sin caer en proclamas vacías que no sirven de mucho para las personas de estos países. Y también de las luchas de liberación de los pueblos oprimidos, ya que este es el caso de la resistencia ucraniana, que se defiende de un imperio que niega su existencia y cuyo último objetivo es absorber y colonizar Ucrania. La izquierda ucraniana está manteniendo debates con las izquierdas de otras naciones para aunar sus causas y luchas.

Una buena parte de las izquierdas ahora están defendiendo el multilateralismo como la mejor opción del mundo.

Si un mundo multipolar significa un mundo donde varias potencias regionales pueden invadir otras naciones y cometer todo tipo de crímenes contra los derechos humanos con total impunidad, no me parece nada bueno. El antiimperialismo no debería entender de campos.

¿La cuestión de la lengua juega un papel tan importante como se dice por aquí? Es decir, ¿Rusia ha ido a defender a los ruso hablantes que estaban completamente amenazados? ¿Cómo se ve esto desde Ucrania y desde esa izquierda?

Rusia ha utilizado la cuestión de la lengua como un arma para justificar la invasión, inventándose que en Ucrania se oprime a las personas que hablan ruso. Por contar mi experiencia, yo cuando fui a Ucrania intenté comunicarme con la gente en ruso y a nadie le pareció mal. Mi pareja hasta que comenzó la invasión ha hablado toda su vida en ruso sin ningún tipo de opresión. En los vídeos de la liberación de Jersón se puede ver como ucranianos rusoparlantes celebran la liberación con soldados que les responden en ruso. Muchos ucranianos que antes hablaban ruso en su día a día ahora usan el ucraniano porque el ruso es la lengua del invasor y se utiliza como arma política. Además, que Rusia hable de opresión en los territorios rusoparlantes no tiene ni pies ni cabeza ya que la gente de estos territorios son lo que más sufren la invasión rusa, son los territorios con más bajas civiles y cuyas ciudades han sido devastadas o son constantemente bombardeadas por la artillería rusa.

¿Cómo ves la izquierda que defiende el derecho a la autodeterminación de las naciones se pueda posicionar como neutral ante un imperio que ataca a otra nación que no es imperialista? ¿Cómo lo explicas?

Lo veo chocante y poco solidario. Creo que se da esta situación porque desde Occidente no se entiende bien que Ucrania ha sido colonizada durante siglos y que la agresión rusa es puramente imperialista. Rusia quiere borrar y absorber Ucrania. Este desconocimiento está amplificado por la propaganda rusa que, en muchos medios de izquierdas, encuentra más espacio que las voces de los ucranianos que defienden su propio derecho a la autodeterminación.

¿Qué reacciones estás recibiendo?

Bueno de Francia no me han llegado muchas ya que está en castellano, pero de España sí que he recibido buenas críticas. Me han dicho que es útil para tener mejor información sobre los temas que se suelen utilizar como propaganda.

¿Como cuáles?

La guerra en el Dombás, el Maidán, la importancia de la extrema derecha en Ucrania, o de la corrupción. Son temas sobre los que existe mucha desinformación y que se usan para desviar el foco del agresor al agredido. Es verdad que la guerra empieza en 2014, o que la extrema derecha existe en Ucrania, pero a España llega principalmente desinformación sobre estos temas. Por ejemplo, se suele escuchar que Ucrania asesinó a 14.000 civiles en el Dombás. Esto es mentira. Esta cifra es el número de muertos que hubo entre los dos bandos, la mayoría en 2014 y 2015. De estos 14.000, 3.400 fueron civiles e incluyen las personas que murieron en el MH17 derribado por un sistema antiaéreo ruso. No se escucha en cambio que la guerra la comenzaron mercenarios rusos que tomaron por la fuerza edificios administrativos de estas regiones, como han reconocido los propios mercenarios. Cuando se lee a los ucranianos de izquierda, ya sean anarquistas, marxistas, sindicalistas o feministas te explican de una manera muy clara lo que vivieron y se entiende como Rusia manipula la información para cambiar el foco del agresor al agredido.

Es decir, hay una batalla por el relato.

Sin duda alguna. Lo peor es que surte efecto. Cuando Rusia comete cualquier crimen inundan todo de diferentes versiones, poco importa que sean contradictorias, para saturar a la gente y que les sea difícil saber qué fue lo que pasó. Aunque luego sea probado queda esa sensación de incertidumbre. Una buena práctica dar voz a la gente que sufre en sus carnes una serie de eventos, ya sea una guerra o cualquier otra situación, para tener información de primera mano. Creo que cuando se escucha la voz de los protagonistas la propaganda y la mentira pierde mucha influencia.

Tu web va a formar parte de la red europea de solidaridad con Ucrania.

Me parece genial. Cuanto más sea un trabajo colectivo mejor, además más visibilidad tendrán las voces ucranianas. Estoy muy contento de poder trabajar con la Red Europea de Solidaridad con Ucrania.

Si quieres añadir algo más.

Sí, me gustaría añadir que no toda la izquierda lo ha estado haciendo mal. Por ejemplo, está el proyecto de Trasversales, que traduce muchos textos de la izquierda de Ucrania y de un montón de otras naciones oprimidas pasado. Tienes a varios periodistas que cubren la invasión rusa y por tanto han estado en Ucrania, como por ejemplo Manu Bravo o Hibai Arbide que entienden porque los ucranianos luchan y que denuncian las caricaturas que se hacen del tema en España. Y también que gran parte de la población en España entiende y defiende el derecho de los ucranianos a resistir ante una invasión criminal.

____________________________

Juan González: traductor y autor de la página web Entendiendo Ucrania donde traduce artículos de las izquierdas ucranianas y colaborador de la Red Europea de Solidaridad con Ucrania

Fuente: https://entendiendoucrania.com/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7167 veces.


La fuente original de este documento es:
Sin Permiso (https://sinpermiso.info/textos/una-web-para-entender-ucrania-entrevista)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Internacionales


Revise noticias similares en la sección:
Actualidad


Revise noticias similares en la sección:
Medios Alternativos y Comunitarios