Brasil: Tribunal de Sao Paolo prohibe a ONG de derechos de mujeres a usar la palabra "católico" en su nombre

30 de octubre de 2020.- El tribunal de São Paulo prohibió a la organización no gubernamental Católicos por el Derecho a Decidir utilizar la palabra "católico" en el nombre. La Segunda Sala de Derecho Privado de la Corte de Justicia de São Paulo juzgó que el rol de la ONG que, desde 1993, ha actuado por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, incluido el aborto legal, es "incompatible con los valores adoptados por la Iglesia Católica".

En su voto, el relator del caso, juez José Carlos Ferreira Alves, declaró que "en la defensa del derecho a decidir sobre el aborto, que la Iglesia condena clara y severamente, existe una clara distorsión e incompatibilidad del nombre utilizado (….). Lo que atenta directamente contra la moral y las buenas costumbres. Además de lesionar el bien público y los intereses en la muerte".

La sentencia respondió a una solicitud realizada por la Asociación de Fe y Cultura Centro Don Bosco, que también es católica. Según el portal legal de Migalhas, el grupo señaló que el uso del nombre "católico" sería "ilegal y abusivo", constituyendo "un verdadero fraude".

Persecución

En una nota, la organización dijo que se enteró de la decisión "a través de la prensa". Y que "tomará las medidas oportunas tras recibir la orden judicial". "Católicos por el Derecho a Decidir - Brasil reitera su compromiso con la Democracia y los Derechos Humanos, especialmente con los derechos sexuales y reproductivos de las niñas y mujeres, tan amenazadas en la actual situación política brasileña", dice en un comunicado.

El juez dijo en su voto que la prohibición no priva a la organización de su derecho a expresar libremente sus pensamientos. "Pero no con el nombre de la iglesia", dijo. En Twitter, la antropóloga Débora Diniz, quien lleva 25 años investigando el aborto en Brasil, evaluó que la opinión de la Justicia es una forma más de "persecución de un Estado Fanático".

Hace dos meses, extremistas religiosos intentaron evitar que una niña de 10 años, víctima de violación en Espírito Santo, tuviera un aborto como lo exige la ley. La semana pasada, el gobierno de Jair Bolsonaro se unió a países dictatoriales en nombre de "no tener nunca el derecho al aborto". Entre ellos, Arabia Saudita y Pakistán, que se destacan negativamente en el mundo por realizar políticas contrarias a los derechos básicos de las mujeres.

Sin una interrupción segura y legal, las mujeres recurren a prácticas inseguras y clandestinas que a menudo conducen a la muerte. Una investigación de la Escuela Nacional de Salud Pública de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) mostró que, entre 2006 y 2015, se registraron al menos 770 muertes maternas como consecuencia del aborto. Las mujeres y niñas negras e indígenas son las principales víctimas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2101 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter