China y Japón tras el segundo puesto de la economía mundial, y EEUU…

Después del colapso de Lehman Brothers y el rescate de American International Group, a finales del 2008, los bancos de inversión Goldman Sachs y Morgan Stanley se transformaron en bancos puros con eso accedieron a préstamos del banco central (FED) y poder contar con una garantía fiscal sobre su nueva deuda en los mercados financieros.

Esta medida contradice las afirmaciones de Obama el 20 de enero “el contribuyente estadounidense nunca volverá a estar a merced de un banco demasiado grande para caer” Esta declaración tan solo hizo que cayera en 213,27 puntos, 2% menos del promedio industrial Dow Jones, el índice ese día cerró con 10.398,88 puntos, y la acción más vapuleada fue con 6.6% la de JP Morgan Chase.

500000 Millones de dólares es lo que el FED (Banco central de EEUU) presto a otros bancos fuera de EEUU, mediante acuerdos con los bancos centrales de esos países, preferiblemente del G20 incluido México y Brasil, a cambio de monedas locales, tratando que esas monedas no se deprecien con respecto al yen, por la apreciación del yen con respecto al dólar en las naciones que tienen compromisos con Japón. ¿Sera eso verdad o lo que se persigue es que China compita con los japoneses?

En el 2007 cuando China supero a Alemania por el tercer puesto en la economía mundial, la proyección de los chinos por el segundo lugar se veía venir y eso a EEUU le gusta, está dentro de la estrategia de Washington, porque, los países asiáticos se han visto perjudicados en la medida que sus deudas e importaciones son japonesas. El aumento del yen en un 17% con respecto al dólar alarma al banco asiático (BAsD) por los problemas que eso acarrea con las monedas locales. EEUU tiene intereses muy firmes en Asia y China reúne los requisitos de pobreza necesarios para que Pekín continúe invirtiendo afuera so pena que su industria se estanque por los costos sociales.

Una de las preocupaciones de la CIA y del departamento de Estado es el crecimiento chino cuya proyección para el 2025 o menos, era la de alcanzar o superar a los EEUU en la primera ubicación de la economía mundial, esto fue presentado tan pronto como Obama asumió el poder en la casa blanca en un informe presentado como prioridades para su administración. La alianza con China y Rusia, en la cumbre del G8 en Londres el año pasado confirma que Washington no descuida esa situación.

En octubre del 2009 el FMI en su última perspectiva de la economía mundial “pronostica” que, la producción anual de Japón en dólares a la tasa de cambio del mercado seria o es de 5049 billones, comparaciones realizadas usando la producción económica anual de cada país convertido en dólares y según las tasas del mercado.

El FMI, también estimo que, el PIB de China es de 4758 billones de dólares muy por debajo del de Japón. Pero, la oficina de estadísticas de China dijo que el PIB del 2009 sumo 33.535 billones de yuanes, cifra final que computa las revisiones del 2008 a la tasa de cambio promedio del año de 6831 yuanes por dólar, eso equivale a 4909 bi8llones de dólares. Están los chinos en la carrera por el segundo puesto.

Sin embargo, no hay evidencia que EEUU influya para que China se haga con el segundo lugar en la economía mundial, pero expertos dicen: independientemente del puesto que los chinos ocupen, el PIB no tiene unas estructuras económicas solidas, la súper población con mas 1200 millones de habitantes, escasos recursos energéticos y naturales, mucha pobreza, afecta el crecimiento económico chino para aspirar a un segundo puesto. Si y no, en todo caso, políticamente es lo que los norteamericanos buscan. La inestabilidad social, se traduce tarde o temprano en inestabilidad política.

Lo que si sabemos a ciencia cierta es que, los chinos buscan otra moneda para comercializar mundialmente, solo lo dicen de boca para afuera, porque el yuan, no tiene peso a nivel mundial todavía. Lo otro verdadero es que Google, en el último trimestre del 2009 obtuvo ganancias por 1970 millones de dólares frente a los 382 del año anterior en la misma época. Google está provocando reclamos por parte de Washington a Pekín, tomo forma oficial cundo la canciller Hillary Clinton critico la censura del gobierno chino a la red.

La denuncia de Google acusando a Pekín de ciberespionaje. La agencia estatal Xinhua dice: el viceministro de exteriores He Yafel pidió que el caso de Google no sea conectado con las relaciones Washington Pekín. China subraya que, no puede haber ninguna excepción en cuanto a la censura para Google.

Parece más una distracción para ocultar que los EEUU requieren rejuvenecer en Asia la economía a cargo de Japón, ayudando a los chinos a que suban al segundo lugar que requerirá de Washington para salir de su precariedad social, no así Japón que tiene un gran nivel de vida.

Funcionarios del gobierno dijeron que, los nuevos reglamentos que limitan el crecimiento de los bancos en los EEUU, obligara a los gigantes como JP Morgan Chase y Bank Of American, decidan la dirección a seguir en sus negocios una vez que la ley Glass Steagall, que separo durante décadas a los bancos comerciales de los de inversión y fue derogada a fines de los 90, estos bancos puedan incrementar en otras áreas los negocios con China.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4101 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: