Mexico

Si fuera de los 10 millones de desempleados, sería asaltante o secuestrador, no pordiosero

1. Te lo juro, compañero, si fuera uno de los millones de desempleados que caminan a diario kilómetros y kilómetros en México en busca de trabajo, recibiendo siempre el “no hay vacantes”, ya sería un magnífico asaltante y, hasta secuestrador. Pedir limosna sería para mí muy lastimoso, habría que dejárselo a los de la tercera edad; para quienes tienen todavía energías les han dejado como único camino eso que llaman “delincuencia”, que en las condiciones concretas de desempleo, miseria y hambre en el país, no es tal.

2. ¿Qué es hablar con mucho cinismo, como dices? No lo es tal en una sociedad, como la mexicana, que objetivamente te obliga a vivir en la desesperación. Estas formas de “ganarse la vida” están penadas por las leyes que hicieron las clases dominantes, que garantizan la gran propiedad y la enorme acumulación de capitales. ¿Por qué no pusieron en las leyes que a cualquier desempleado debe garantizársele un ingreso, que nadie puede ser inmensamente rico y que no debería haber propietarios con grandes fortunas?

3. Date cuenta: El Felipe Calderón, los panistas, los medios de información, los poderosos empresarios, se pasan las horas condenando la delincuencia y (en lugar de crear el millón 300 mil empleos anuales) gastan miles de millones en comprar más armas, contratar policías y soldados, capacitarlos en el extranjero y pagar espías. Y se quejan que crece la inseguridad cuando son ellos los directos culpables de que ella crezca al mismo ritmo en que crece el desempleo y la miseria. ¡Son unos cínicos!

4. Ayer escuché que los empresarios, la TV y los panistas han comenzado a preparar otra manifestación “blanca”, tal como las dos que hicieron en años anteriores. Los medios de información se pasan días completos en entrevistas para prepararla. Sin embargo, la realidad es que es la marcha de los ricos empresarios y sus hijitos que protestan porque el gobierno no dedica todo el presupuesto a perseguir a los delincuentes. Pero nada dicen de la gran explotación y de la miseria. Todo lo callan.

5. Haber, pregunta mi amigo, ¿qué harías con tus tres o cuatro hijos (aún pequeños) que necesitan comer diariamente, ir a la escuela, vestirse, etcétera, y tú no tienes ni un peso en la bolsa porque llevas más de un mes buscando trabajo y sableando a tus amigos que están igual de jodidos que tú? ¡Pues trabajar! -le respondo casi en juego- sabiendo que México tiene actualmente más o menos 10 millones de desempleados. Pues no juegues, me responde; la cosa es seria si tratamos de entender nuestra realidad.

6. Mira compañero, con tu jubilación, por más jodida que esté, hay la llevas. Ocho o diez mil pesos al mes es un buen dinero que te impide sentir o ver la realidad. ¡Imagínate esos hijos de puta (HP) políticos y empresarios que se jubilan con 50, 100, 500 mil pesos al mes! Obvio con perdón a las putas que esas sí viven jodidas y con malos tratos. La realidad es que es muy cómodo condenar a los “delincuentes” cuando se tiene mucha lana y propiedades o por lo menos como tú, un ingreso seguro.

7. Estoy plenamente convencido de que si no hubiera miseria y desempleo no existiría ni el 10 por ciento del narcotráfico, de los secuestros, de los asaltos y robos. Tengo la convicción que la mayoría de las personas honestas no busca enriquecerse, prefiere vivir sin problemas a cambio de que sus familias vivan en paz. Claro, el otro problema, es que los ricos exhiben (como si estuvieran insultando a la gente) sus enormes riquezas y lujos. Circulan en sus carros último modelo, publican sus paseos y fiestas, etcétera.

8. Es casi imposible observar el enorme despilfarro gubernamental y empresarial y, al mismo tiempo, no reaccionar ante las ofensas. Los presidentes, los expresidentes, los jefes de la Suprema Corte, los jefes de las instituciones electorales, los jefes del ejército, los gobernadores, etcétera, se meten a la bolsa cada mes arriba de medio millón de pesos (39 mil dólares) más un buen número de concesiones: celulares, combustible, choferes, ayudantes, cocineras, hospitales privados de alto nivel, guaruras (vigilantes)

9. Te pregunto: ¿Qué campesino aceptaría sembrar en sus milpas marihuana o trabajar en grandes campos cultivando hectáreas de droga con salarios pagados por conocidos narcotraficantes? ¿Estás enterado que hay en el norte miles de hectáreas abandonadas por ejidatarios o pequeños campesinos que tuvieron que ir a los EEUU a trabajar en serio en los campos de ese país? ¿Te has olvidado acaso que los campesinos que luchan organizados en el llamado: “El campo no aguanta más” no han obtenido nada?

10. Lo que han hecho las televisoras y la radio en los últimos 10 años es imponer el pensamiento terrorífico enfocado esencialmente contra los gobiernos de la ciudad de México. Ayer se informó que el 55 por ciento de los habitantes está temeroso por la delincuencia. Pero nada se ha dicho, se silencia acerca de las condiciones económicas en que vive la mayoría de la población (60 millones en el país sufren pobreza, miseria y desempleo); por eso me atrevo a decirte que esta es una falsa campaña impulsada por los grandes empresarios.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1297 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a84901.htmlCd0NV CAC = Y co = US