En México: desplome financiero, de empleos, de ingresos, de la producción

1. ¿Que estamos jodidos los asalariados y la población mayoritaria? El mismo secretario de Hacienda –que siempre ha dicho que la economía va muy bien- lo declaró ayer en el Senado de la República: “México enfrenta el “shock financiero” más grande de cuando menos los últimos 30 años, y por ello el gobierno propondrá un paquete económico para 2010 basado en más impuestos y un endeudamiento moderado, a fin de hacer frente a un faltante de 300 mil millones de pesos para financiar el presupuesto. Se deberán tomar decisiones difíciles”. Pero lo más grave es que a la población parece no preocuparle, ni quiere escuchar nada al respecto; prefiere acudir al fútbol, a la Villa de Guadalupe, a ver las telenovelas de Televisa o ahogarse en el alcohol. Es el pan y el circo en el México de nuestro tiempo.

2. Los medios de información (TV, radio, prensa), al ser instrumentos al servicio de empresas monopólicas y del gobierno, prefieren publicar como noticias de primera plana aquellas que le permitan vender más, tener más rating y silenciar al mismo tiempo aquellas que no convienen a las clases dominantes. En lugar de informar y analizar la real situación económica del país, así como dar a conocer las condiciones en que vive la población, se pasan la mayor parte de su tiempo hablando de la inseguridad, del papel “importante” del ejército en las calles y de la detención de algún narcotraficante. Ese comportamiento de los medios de información en vez de ayudar a elevar la conciencia o el conocimiento de la población, contribuye a tergiversar la verdad con el fin de manipularla.

3. Veamos los datos duros que las mismas instituciones de gobierno, así como otras independientes han proporcionado en lo que se refiere al desplome de la producción industrial, de la caída de la producción agrícola y des endeudamiento del país por políticas del gobierno mexicano. Así como a Fox, a Felipe Calderón debe obligársele a la mitad de su sexenio, a renunciar por su gran incapacidad para solucionar los problemas económicos del país, pero aún más porque la economía se ha desplomado. ¿Tendremos que esperar que estos gobernantes pro empresariales terminen los seis años de gobierno, como si fuera una penitencia? Lo que sucede es que la fuerza de la población sigue desorganizada y los partidos políticos y organizaciones parecen sentirse bien con estas políticas que les permiten cobrar y hacer negocios.

4. La actividad industrial de México cerró el primer semestre de 2009 con un desplome de 10.7, una caída sin precedente en 75 años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. La producción manufacturera, el principal y más dinámico componente de la actividad industrial, registró en junio un derrumbe anual de 15.2 por ciento. Los 21 subsectores de actividad que integran la industria manufacturera reportaron caídas anuales en el primer semestre de 2009, lo que adelanta el peor desempeño económico de México desde 1933 y 1934. La fabricación de equipo de transporte tuvo un derrumbe anual de 41.7 por ciento, el fabricante de equipo de computación, comunicación, medición y otros, se hundió 26.4 por ciento, mientras el de las industrias metálicas básicas cayó 25.5 por ciento.

5. Así como el desplome de la actividad industrial, se registra la brutal caída del sector agrícola. Las políticas públicas y los programas oficiales en el campo dan cuenta de los siguiente datos, realmente preocupantes: la producción del sector agropecuario nacional en 1965 participó con 13.7 por ciento del producto interno bruto total (a precios constantes de 1980); se redujo a 6.2 por ciento en 1990 y a 5.2 por ciento en 2002 (a precios de 1993); de allí cayó aún más: en 2007 representó solamente 3.5 por ciento (a precios de 2003). El consumo de productos agroalimentarios se incrementó y a estas alturas México importa de Estados Unidos 100 por ciento de maíz amarillo y blanco, y casi 100 por ciento de arroz y trigo, por lo que se incrementó la dependencia alimentaria hacia los EEUU, haciéndonos más vulnerables.

6. Según Reporte Índigo el Banco Mundial (BM) ha entregado a México 205 millones de dólares (1 de mayo) El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 3 mil millones de dólares (26 de abril) El Fondo Monetario Internacional (FMI) 47 mil millones de dólares (17 de abril) La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) 30 mil millones de dólares (octubre 2008, la subasta comenzó el 21 de abril de 2009) En un periodo de tan sólo 30 días, el gobierno de México ha acumulado préstamos internacionales aprobados que podrían superar los 80 mil millones de dólares. Se rebasa el total de las reservas internacionales del país, que hoy suman 76 mil 313 millones de dólares. Además Calderón, a través de la Secretaría de Hacienda solicitó el 1 de abril pasado una Línea de Crédito Flexible (LCF) al FMI por un monto total de 47 mil millones de dólares.

7. El secretario de Hacienda ha prometido crear más impuestos y mayor endeudamiento; sobre todo deudas de la que México está al tope. Se esconde que en tanto los 100 hombres de negocios más poderosos pagan pocos impuestos o simplemente son exentados de los mismos, según se dice, “para que sigan reinvirtiendo sus capitales”; en lugar de que los que más ganen y más riquezas tienen paguen los impuestos que les corresponde, el secretario de Hacienda busca inventar impuestos como el IVA para que todo el pueblo pague, a pesar de sus condiciones miserables, también pague. Esa ha sido siempre la política fiscal de los distintos gobiernos mexicanos: exentar de impuestos a los ricos y exprimir más la sangre y las energías de los trabajadores con el fin de quitarles las fuerzas para pensar y protestar.

8. La realidad es que muy bien puede entenderse por qué nuestra población permanece al parecer “desentendida” de la situación. Además de la enorme campaña de enajenación que desarrollan los medios de información, la iglesia y otros medios, ha perdido casi todas las esperanzas por la transformación del país. Está convencida de que lo que haga no le servirá de nada porque el poder del ejército y del Estado está muy por encima de sus propias fuerzas; pero también porque no cuenta con fuerzas dirigentes que la ayuden a organizarse; por el contrario ve que todos aquellos que en algún momento le prometen favorecerla, la traicionan. Sin embargo no hay que perder las esperanzas porque hay males que duren para siempre ni pueblos que los soporten.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1275 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a84361.htmlCd0NV CAC = Y co = US