El papel del Gobierno y la oligarquía colombiana en la avanzada internacional contra los cambios...

No es necesario abundar en datos y elementos para corroborar el papel de Colombia y su oligarquía en contra de los procesos revolucionarios que se vienen llevando a cabo en toda América Latina. Para concretar la amenaza, el gobierno oligarca de Uribe se fue a EEUU, se reunió con Obama y lógico concretó el tema de las bases militares que viene a ser algo así como una formalización de una actividad que ya vienen ejerciendo desde hace rato. La presencia gringa en Colombia se incrementa de manera abierta con el llamado "Plan Colombia”, so pretexto de la lucha contra el narcotráfico no obstante, la intención era otra, la lucha contra las guerrillas y la consolidación de un frente en contra de la Venezuela Bolivariana que despuntaba con fuerza.

El imperio como siempre jugó a dos manos, con una confiaba en los niveles de infiltración del naciente gobierno de Chávez para derrocarlo y por la otra parte se afianzaba en Colombia con el fulano plan, pero evidentemente desde el comienzo la ocupación gringa a Colombia tuvo como epicentro a Venezuela y la revolución bolivariana...a la postre los "expertos" gringos se equivocaron, jamás en sus planes estaba la valentía de un pueblo que logró al lado de la fuerza armada, cuadros medios y militares jóvenes revertir un golpe de estado apoyado por los EEUU. La llegada de Uribe al poder significó, dada la oscura trayectoria del personaje, una pieza clave para el imperio, es decir, una pieza maleable a sus intereses debido a los compromisos legales del flamante presidente con la justicia estadounidense (recuerdan los listados y el famoso número 82, en la lista de narcos, eran justamente los datos de "Varito" tal como era conocido por los grupos mafiosos en los papeles gringos cuya doble moral les permite que el crimen sirva para cualquier cosa; además, sus vinculaciones con los paramilitares, brazo armado de los narcotraficantes, incluso hay quienes afirman que fue uno de los creadores de estos grupos armados y estructurados como brazo militar de las mafias traficantes de drogas. Sin embargo, la intención nuestra el día de hoy es exponer algunas ideas sobre los últimos acontecimientos en donde el papel clave de Colombia en la agresión a nuestro país y al Ecuador, antes que contar la negra historia del presidente colombiano, bastante difundida por cierto, nuestra intención es señalar que los últimos acontecimientos completan el círculo de lo iniciado en Honduras, que los imperialistas pensaron se regaría como pólvora en todos los países donde se producen cambios y se desenvuelven gobiernos progresistas con inclinaciones socialistas, o en el peor de los casos se encontrarían en Honduras con un pueblo y un presidente sumisos que terminarían dando pena en un periplo internacional sin sentido, tal como ocurrió con Aristide en Haiti; los acontecimientos le han explotado en la cara a los imperialistas y hoy más que nunca el ejemplo hondureño recorre el mundo. En este escenario no podía dejarse por fuera el estado fascista de Israel, el imperio se hizo reforzar por el canciller de Israel, lo más extremo de la derecha de ese país quien vino a Colombia, se reunió con el Sr. Bermúdez, el canciller colombiano y lanzó cualquier cantidad de improperios contra Venezuela, antes, la representante israelí para Latinoamérica hizo lo suyo y habló de células terroristas de hezbola en la guajira. Evidentemente un plan bien montado que nos llama a todos los venezolanos a la reflexión y a incrementar nuestra conciencia con respecto a este tema. En Venezuela, su presidente ayer anunció las medidas de congelar las relaciones con Colombia y reducirlas al mínimo, dadas las circunstancias antes descritas, estas medidas deben ser acompañadas por todo el pueblo venezolano y con una actitud militante debido a la gravedad de la posición colombiana en contra nuestra. No se trata ya de una mera respuesta diplomática del gobierno, se debe tratar de la respuesta de todo un pueblo en contra de la agresión de un gobierno colombiano fuera de toda lógica y completamente entregado al imperio.

No quisiéramos hacer conjeturas sobre las situaciones que se desencadenen a partir de la decisión de la cúpula colombiana; la relación tan estrecha entre Colombia y Venezuela que ha trascendido lo meramente formal y va a lo humano (millones de colombianos viven en el país), han hecho acá sus vidas, están en una permanente interrelación, una agresión de este tipo no solo es contra los nacionales, también es contra aquellos colombianos pobres que han venido a la patria y se les abrió las puertas como hermanos que son. Esa realidad dista mucho de los pensamientos y las acciones de la oligarquía que aprovecha la benignidad de Venezuela, ganan mucho dinero haciendo negocios con nosotros, nos generan innumerables problemas en la frontera con casos como: el contrabando de extracción, el paramilitarismo, el tráfico de drogas, etc. Todo ese cuadro en donde siempre Venezuela termina siendo agredida, no por el colombiano de a pie, sino por los poderosos grupos económicos causantes de generar la violencia en el vecino país y constituir la industria de la guerra como una fuente de generación de riqueza para ellos porque son esos grupos económicos aliados a los fascistas venezolanos quienes deben ser objeto de la más contundente condena de parte de nuestro pueblo y del pueblo colombiano.

Los planes imperiales son planes que afectan tanto al pueblo colombiano como al venezolano, la oligarquía colombiana e imperial en medio de su locura no se dan cuenta que estas crisis son tierra fértil para que los pueblos busquen fórmulas de unirse y de combatir a un mismo enemigo; el gobierno revolucionario de Venezuela, defensor de los derechos de los pueblos, tanto el venezolano como el colombiano, está liderando la lucha contra el imperio; una lucha que trasciende nuestras fronteras, que es internacional, que es mundial, es por ello que observamos la visita del canciller de Israel, es por ello que Uribe recibe al representante de Goriletti y "le muestra simpatías", forma parte del libreto que le impone el imperio a gobiernos títeres como el colombiano; provocación tras provocación.

El papel de Colombia, o mejor dicho, del gobierno y la oligarquía colombiana en contra de Venezuela, el conjunto de provocaciones y amenazas en contra nuestra deben chocar con la voluntad de los pueblos a ser libres y esto incluye al pueblo colombiano; sepan también los imperialistas que aunque el plan de ellos es convertir a Colombia en el Israel suramericano, la realidad de Colombia es muy distinta al Israel sionista, ¡tengan cuidado señores imperialistas y no terminen llevándose tremenda sorpresa!. Si bien la oligarquía colombiana y el estado colombiano es uno de los más recalcitrantes enemigos de los pueblos, en el corazón de ese país está el mensaje de Bolívar, la sangre de Sucre y todos los patriotas que han luchado en esas tierras. De Colombia Bolívar reconstruyó el ejército libertador que vino a nuestras tierras a recuperar la libertad en la segunda república, ese ejército bolivariano por supuesto que no es el que termina prestándose para que los narcotraficantes anden a sus anchas en ese país, ese ejército de Bolívar aún está en las montañas de Colombia, anda por los pueblos, es el colombiano de a pie; el mismo que padece la secuela de la violencia, el que termina siendo desarraigado de su tierra porque los paramilitares narcotraficantes, que es como redundar, los saca de sus tierras a punta de masacres para apoderarse del lugar que vio nacer a esos hombres y a esas mujeres que vagan por el mundo huyendo de la injusticias cometidas por un estado oligarca criminal. Las profundas contradicciones internas que vive Colombia parirán más temprano que tarde las condiciones para el cambio en esas tierras, ojala así sea, sabemos que la fuerza telúrica de los pueblos terminarán imponiéndose ante tanta desidia y maldad...por lo pronto, las medidas del gobierno venezolano están acertadas, no se puede mantener posiciones débiles ante tanta agresión, el pueblo colombiano y el pueblo venezolano sabrán comprender la situación y más allá de eso hay que invitarlos a mantener una posición activa de protesta y de lucha contra el régimen fascista pro-imperialista colombiano.

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2325 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor