(Juzgue amigo yanqui, qué sería de nosotros sin ustedes)

Misiva soinflada a Micheletti –alias Goriletti, golpista en pleno siglo XXI sin tapujos

Amanecí irritado con ganas de vomitar sapos y culebras que llevo por dentro para darle el beneficio de la duda al que anda en ascuas con o sin golpe de estado en Honduras que, si por capricho fuera todo lo explicado por mentes –y que razonables- por motivos más que suficientes hubo para llegar a donde nos encontramos y, tiene toda la razón de la tierra el gobierno de EEUU para darle su apoyo enmarañado a los golpistas que, a decir de entendidos e ilustres internacionalistas de encargos políticos a media asta que nos deleitan con sus análisis puritanos que casi a diario recorren al mundo con estela nebulosa para capacitar mentes opacas de las cavernas abruptas a la resistencia.

Envidiado Micheletti –alias Goriletti- reciba de mi parte, la más bárbara comprensión a sus residuales ideas sobre la libertad de su pastel hondureño que, a dentelladas de caprichos se mastica a diario desde que llegó al poder, acompañado de las armas del ejército de esa nación, creadas para defender al pueblo para que viva en paz dentro de su soberanía democrática, hoy péndulo difícil de mantener en la órbita de la constitución que tanto alaban traidores y libertarios.

No obstante, a tu bajo perfil de gorila, debes sentirte orgulloso de tus actos políticos que, tienen el apoyo irrestricto del yanqui invasor que no se decide a jugar limpio con las cartas sobre la mesa de la esperanza infinita que dé rienda suelta a la libertad de los pueblos del mundo que, sería como la piedrita dentro de sus zapatos que desvirtuara su Talón de Aquiles para un imperio que no perdona la más leve inclinación hacia la izquierda que acarician hombres y mujeres que quieran navegar con los pobres en busca de nuevos horizontes que les dé seguridad social con sentido y principios básicos revolucionarios que, eso a ellos, les huele a comunismo y, como tal, hay que confrontarlo hasta destruirlo, que poco importa la inmoralidad de sus actuaciones directa o indirectamente que el fin justifica los medios. Y todo lo que venga del imperio es bueno para la oposición egoísta que anida en la vesícula económica de naciones que han perdido la razón y, doctrinas morales de la subsistencia que nos haga libre dentro de la coexistencia cooperativista que cada país trata de desarrollar oportunamente.

Hoy es allá en Honduras, mañana puede ser en cualquier otro estado que, ellos seleccionen para socavar las bases que puedan sustentar peligro a sus intereses bien representados por trasnacionales que encajan a su sistema.

Si quiere usted –enemigo Gorilote- conservar su statu quo permanente, sin que nadie lo moleste, sin mucho preámbulo envíeme una foto suya en blanco y negro para ponérsela a san Benito que tiene el don divino de conservar en el poder a quien se lo pida. Cuente conmigo que soy de oraciones francas y veloces y no le debo nada a ningún santo, incluyendo promesas, velas y velones y, como médium legítimo en reserva, aparto las sutilezas del poder y hago milagros perdurables sin remordimiento y, sí exijo una pequeña colaboración como gratificación por los favores a su persona. Así que no lo piense dos veces que tener poder es estar al lado de Dios y de la iglesia católica con las masas detrás. Mientras, no deje de orar en nombre de san Obamacatalino que ése le dará un buen vino para que se acostumbre a vivir en soledad. Sea razonable y, viva más y mejor como Dios manda rogando y, con el mazo dando que usted nació para inquisidor mandón de acuerdo al último sacramento de los runrunes del cardenal Rodríguez.

Acostúmbrese a mandar con los amigos del poder que son pocos en cualquier parte y, no deje para mañana lo que tenga que hacer hoy.

¡Suerte Micheletti! –alias Goriletti- que usted es un ejemplo viviente que para ser presidente se necesita solamente el eje imaginario de los EEUU y las voces de los pitiyanquis que giran a su alrededor y que Zelaya fue un espanto que pasó lejos de Honduras sin sombrero y sin bigote y, por lo que se ve y se oye, ya el negrito sabe donde queda Honduras bien cerca del infierno.


¿Quién le cerrará la puerta a los gorilas de América?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1335 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /internacionales/a83196.htmlCd0NV CAC = Y co = US