¿Qué derecho tiene el dictador a sacar a Honduras de la OEA?

Luego de lo ocurrido el día de ayer noche, posterior a las declaraciones del Secretario General de la OEA, el títere fascista que usurpó al pueblo Hondureño, acompañado de un séquito fascistoide, que no tiene escrúpulo alguno para pisotear la constitución, sin embargo, es tal la cobardía que no son capaces de reconocer el golpe de estado y declarar al mundo lo que son: fascistas, simple y llanamente eso, una cuerda de fascistas, u obedece esto a una estrategia preconcebida por la máquina imperial.


Ahora bien, cabe preguntarse ¿Quien puede aceptar que una nación ultrajada, maltratada en todos los aspectos legales, asaltada por una camarilla encabezada por Micheletti tiene la potestad para colocarse al margen del derecho internacional con un único fin, el de evadir las sanciones, ante la evidente y comprobada violación flagrante del derecho internacional y por consiguiente de la constitución del propio país centroamericano? ¿Qué mecanismos activar en estos casos? ¿Permitirá el mundo que se viole de esta manera las disposiciones jurídicas ante la mirada impávida de un pueblo humilde que exige se le respete y lucha por rescatar la democracia? ¿Qué hacer? Sin duda esta será la interrogante que luego de las declaraciones de "la vice-canciller" de facto Hondureña se estará haciendo el mundo. Por otra parte ¿Quien está alimentando esa locura de golpe en Honduras? Todo parece indicar que las manos del imperio están detrás de todo esto, la máquina imperial, la misma que conspira contra cualquier presidente de EEUU incluso, qué puede quedar entonces para el presidente Zelaya, ahora, cabe preguntarse ¿Cual es el verdadero objetivo? Sería una contradicción aceptar el chantaje del dictador Micheletti, el no tiene derecho a excluir a su país de la OEA o de cualquier mecanismo internacional, sin embargo, la camarilla posesionada del poder en Honduras lanza un anzuelo para ver quien lo muerde, ellos saben muy bien que están aislados del concierto internacional, la OEA y sus resoluciones le estorban, las de la ONU o lo que sea. Cualquier reacción en este sentido debe enmarcarse dentro de la ilegitimidad de un régimen que pretende distraer la atención del mundo; si los organismos internacionales reconocen a Zelaya ¿Quien le para a esta "resolución" del gobierno de facto? Obviamente que estas cosas deben estar en la agenda de todos los países pero es menester actuar y parar de una vez por todas la locura de lo que ocurre en Honduras.


De permitirse la consolidación de este nuevo ensayo de la derecha internacional y el imperio, a pesar de escribir anteriormente sobre la similitud entre el golpe de abril de 2002 en Caracas y este, sin duda tiene muchas similitudes, no obstante, cabe elucubrar un poco para tratar de entender el trasfondo de esa locura de golpe y nos daremos cuenta que hay acciones diferentes, sobretodo se demuestra que el imperio sigue buscando mecanismos que le permita detener la furia de los pueblos que se levantan buscando justicia, es deber de los revolucionarios buscar las alternativas para que no se paralice el despertar de nuestros pueblos...Vale reflexionar al respecto, todos sabemos que las manos del imperialismo están hasta los tuétanos metidas en el sostenimiento del golpe de estado en Honduras, nos referimos no al estado formal norteamericano quien en boca del propio presidente Obama condena el golpe de estado, es el estado imperial en donde el presidente de EEUU simplemente es el rostro de toda una maquinaria que actúa con autonomía y al margen de las decisiones del propio presidente de EEUU, esta tesis nos llevaría ha aseverar que el golpe de estado no solo es contra Zelaya, también le están dando un golpe de estado a Obama, es decir, al estado formal gringo.


¿Que hubiera pasado si algunos militares en cualquier parte del mundo actúan como los de Honduras, secuestran un presidente, lo expulsan del país e instalan un gobierno de facto que desafía al mundo? No estoy hablando siquiera de un gobierno que se declare progresista o que sea producto de una insurrección cívico militar como la intentada en Venezuela en 1992, sólo nos referimos a una acción no cocinada por el imperio, estamos seguros que ya una fuerza multinacional estuviera desembarcando en las costas hondureñas.


Estas reflexiones son interesantes hacerlas en este escenario de Honduras, estamos en presencia de un método novísimo de un híbrido para dar golpes de estado en una combinación perversa de Golpe militar con golpe institucional. La corte, el Congreso, la fiscalía, los organismos e instituciones del estado y luego los militares que son quienes actúan para atropellar al presidente, sacarlo del país e inventar cualquier cosa, hacerle expedientes e intentar forzar una situación en donde se reanime la derecha internacional y traten de aplicar "el modelo" en otros países de la ALBA y donde sin duda Venezuela ocupa una primerísima opción. La realidad de Venezuela es absolutamente distinta,debemos aclarar, no se equivoquen con nosotros gorilas latinoamericanos, aquí morderían el polvo de la derrota, lo sabemos, sin embargo, lo de Honduras debe enseñarnos que, ó se hace una verdadera revolución radical y se consolida instituciones acordes con los nuevos tiempos, se activa el poder constituyente para que los pueblos diseñen sus nuevas constituciones, o se hace esto, o simplemente se está en riesgo de que ocurran situaciones similares en otros países, es decir, está demostrado que la derecha y el imperio no permiten cambios radicales de brazos cruzados, actúan incluso a espaldas y contraviniendo decisiones del propio estado gringo, esto también nos demuestra que no podemos seguir pensando en salidas reformistas, o hacemos la revolución y construimos el socialismo o corremos el riesgo de ser presa fácil de los ensayos imperialistas como el actual en Honduras.


Veremos como reaccionan los organismos internacionales, hasta donde se le sigue permitiendo a estos bandidos las tropelías como lo hacen en Honduras, seguramente la posición de los países de la ALBA marcarán pauta, y están llamados ha hacerlo, en la orientación e impulso de políticas más eficaces para que la reacción internacional tenga u efecto realmente palpable...el pueblo Hondureño se merece acciones específicas y rápidas, su valentía demuestra que está dispuesto a cualquier cosa por lograr la libertad y rescatar la democracia ¿Vamos a permitir que le sigan maltratando y violándo sus derechos con eufemismos técnico-diplomático...?


HONDURAS VENCERA...¡VIVA ZELAYA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1658 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor