La dieta de las FARC

Sin lugar a dudas varios millones de personas alrededor del mundo resultaron sorprendidas ante las circunstancias que rodearon la liberación en Colombia de los secuestrados en poder de las FARC.
Si bien la actuación de los militares colombianos todavía presenta aspectos confusos, son pocos los que se distraen detallando tales minucias pues lo importante, amen de simpático, es que los liberados resultaron ilesos, y no solo eso, sino en aceptables condiciones de salud.

Desde luego, entre los que hemos seguido la saga desde los primeros capítulos, nadie dudaba de la buena condición física de los mercenarios gringos, cuyas fotos les permitían exhibir poderosas musculaturas, en especial uno de ellos, rubio con corte de pelo estilo militar y un porte de Rambo que le daría envidia al propio Silvestre Stallone.

Dominando a la perfección el lenguaje corporal, el mercenario de marras aparecía en la foto más conocida con los brazos cruzados, haciendo resaltar los bíceps que brotaban de su franela sin mangas, así como diciéndoles a sus panas del Pentágono "Por mi no se preocupen, que estos mugrosos no pueden conmigo."

Sin embargo la población mundial quedó conmovida ante la dramática foto de Ingrid Betancourt donde lucía famélica y desolada, cual reclusa de un campo de concentración nazi. Dicha imagen logró que varios gobernantes aplicaran la máxima presión para la pronta liberación de la franco-colombiana, lo que ocurrió de manera por demás original.

Así pues, desconcertando a media humanidad, Ingrid Betancourt apareció en escena con una lozanía que ni que hubiera estado recluida en un spa. En sus primeras palabras confesó, sin embargo, que desde hace un año la dieta habitual comenzó a fallar, por lo que se vio privada de frutas y otros nutrientes importantes.

Ignoro si los guerrilleros de las FARC tendrán un nutricionista en sus filas, pero lo cierto es que la Dra. Betancourt lucía como en sus mejores épocas previas al secuestro.

Todos nos condolemos de sus años de cautiverio salvaje e inhumano, pero en cuanto a conservar el peso ideal, la dieta selvática no la dejó mal parada.

Cómo será, que ahora sí tiene pinta de candidata presidencial.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3810 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor