Vedette Olimpíadas Beijin 2008

Históricamente las olimpíadas representan el máximo escenario para que los atletas demuestren sus habilidades y destrezas en post de cristalizar el sueño de una presea. Es así, como los consagrados deportistas se constituyen de acuerdo a los laureles alcanzados, en las vedettes mundiales. Actualmente operadores políticos quieren desplazar a los atletas junto a sus esfuerzos, sueños y realizaciones y constituirse en las nuevas vedette de Beijín 2008. El primero de ellos es Dalai Lama quien protagoniza un escándalo mediático a través de una excelente y bien orquestada campaña propagandística, presentándose ante el mundo como un hombre de altísima espiritualidad, bondadoso, pacífico, amante de la democracia, y por supuesto, de la libertad del tibes. Hay que dejar bien claro que Dalai Lama, no optará a ninguna medalla olímpica, pues su mas ansiado galardón ya le fue otorgado al ser condecorado con la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos, en cuya oportunidad se le cayó la mascara, alabando al Presidente Bush por sus esfuerzos a favor de la “libertad”, la “democracia” y los “derechos humanos”, y como si esto fuera poco, calificó la invasión a Afganistán como una acción liberadora. ¡Semejante bofetada a la dignidad de los pueblos oprimidos que luchan por su redención!

En la estrategia político-mediático a favor del boicot a las olimpíadas, para sensibilizar a la opinión pública internacional, vendieron la matriz: "Manifestantes pacíficos, dirigidos por monjes, marcharon por las calles de Lhasa para reclamar libertad y la policía china intervino de manera represiva". Analizando objetivamente la realidad de los hechos acaecidos el 14 de marzo en el Tibet, se demuestra todo lo contrario de lo que pretenden enseñar, pues en las calles de Lhasa no se produjeron manifestaciones, sino un verdadero vandalismo. Grupos de jóvenes, pertenecientes al congreso Tibetano de los Jóvenes (TYC) conformaron guerrillas infiltradas en el Tibet y comenzaron una lucha armada (en ocasiones acompañados por monjes), armados de cuchillos, machetes y bombas molotov, prendieron fuego a comercios, vehículos y domicilios, apaleando hasta la muerte a ciudadanos chinos y musulmanes con violencia brutal y de naturaleza étnica y racista. En tan deleznable y aborrecible acción queda implícito, porque el Dalai Lama llama al gobierno que ha protagonizado la mayor cantidad de genocidios en el planeta, "los campeones de la libertad y la democracia." Intuyo que las guerras originadas por Estados Unidos, siempre han contado con su bendición divina.

También quiere acaparar la atención de Beijín 2008, la Presidenta del Parlamento Estadounidense, Nancy Pelosi quien dijo que “George W Bush, debería contemplar la posibilidad de boicotear la inauguración de los Juegos Olímpicos, tras la represión China contra los manifestantes del Tibet”.

El Alemán Poettering, Presidente del Parlamento Europeo, afirmó: "Si el gobierno Chino sigue esta línea dura contra el Tibet tendremos que plantearnos el boicot a los juegos olímpicos". Esta propuesta también se le ha escuchado al Presidente Francés Sarkozy, quien sugirió un boicot a la ceremonia inaugural como señal de protesta. A él se une su homólogo Alemán, Frank Steinmeier.

La organización “Reporteros sin Fronteras” no podía quedarse a la saga y ha iniciado una bestial campaña de mentiras ahora contra China, financiada por Nacional Endowment Democraci (NED). No se extrañen si aparece otro inefable Juanes tibetano, colocándole la guinda a semejante torta, organizando un Concierto por la Paz. Por todo esto concluyo como Fidel Castro: "Tengo muchas razones para creer en la victoria China".

Pedrocarrenoe@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2107 veces.



Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Carreño

Pedro Carreño

Más artículos de este autor